ESTACION DE METRO-MAIRENA DEL ALJARAFE- LA JULIANA

Nueva salida en bicicleta, en esta ocasión un sitio inédito, la primera vez que pasaría por allí. En esta ocasión la ruta la compartiría con Francisco, marido Manoli, mi compañera del trabajo. Desde aquella cicloturista que hiciera por el mes de mayo en Gines, donde quedé con ellos para tomar una copa justo después de terminarla, estuvimos hablando mucho del tema de nuestras salidas en bici y quedamos para un futuro poder hacer juntos una ruta y ese día acaba de llegar.

Quedamos a la salida del metro, en Ciudad Expo-Mairena del Aljarafe. Allí me dirigiría. Saliendo a las las 08:10 para hacer esta ruta, con ropa de entretiempo. Aún con cielo nocturno estaba empezando el alba a salir. De mi casa me encaminé hasta la Estación de metro de San Bernardo. Para entrar, bajé por el ascensor, en el sótano -1, piqué mi billete y bajé hasta el andén. Una vez allí, quedaban escasos dos minutos para tomar el metro con destino a Mairena del Aljarafe.

Pasados esos dos minutos entré en el metro, que tardó aproximadamente un cuarto de hora en llegar. Bajé y a la salida ya me esperaba Francisco, con su Fuji rojinegra. Marqué el gps que estrené en un anterior entrenamiento por Sevilla para grabar esta ruta, antes de salir. No  lo puse correctamente por lo que la ruta no quedaría grabada.

Iba a seguir sus pasos allá donde fuera él ya que haríamos camino por una de las rutas que más recorre cunado sale en bici, al igual que mucha gente que practican deporte.  La ruta la utilizan también muchos peregrinos que recorren el camino del Rocío cuando es su día, y muy a menudo caballistas, excursionistas y ciclistas. Todos ellos vimos a lo largo del recorrido de la mañana.

Lo primero que me llevó fue a recorrer parte del casco urbano de Mairena hasta que nos adentramos por el Camino de la Venta de Río Pudio que termina justo cerca del puente. La mañana estaba con algo de neblina y nos empleamos a fondo. Francisco que usaba un plato grande y piñón chico, movía un gran desarrollo durante toda la ruta. Alcanzaba con frecuencia una velocidad entre los 25 y 30 km/hora según mi cuentakilómetro, y yo me empleaba a fondo para seguirlo, nucna he rodado a esa velocidad tantos kilómretros seguidos, por lo que al principio me costó un poco encontrar ese ritmo que llevaba mi compañero de ruta. Con plato medio y alternando piñón 2, 3 y 4 según el terreno, iba siguiendo a una distancia entre cinco y quince metros por detrás. Cuando se alejaba de esa distancia, aprentaba por mantenerme a su rueda o pasar junto a él. Al llevar menor  desarrollo, tenía que dar más pedaladas, pero al menos podía llevar el ritmo más adecuado para mí.

Pasando junto a los parajes de la Estacada de la Casa, Peralta y El Pintado llegamos al Puente Romano o Puente Viejo, que es donde termina el camino viejo.  El puente se halla en el cruce del Cordel de Villamanrinque con la Cañada Real de las Islas, este último es una importante vía usada antiguamente por el ganado transhumante para comunicar los pastos de verano de la Meseta Castellana con los de invierno de la Isla Mayor en las Marismas del Guadalquivir.

A partir de ahora, el camino tomado es el Cordel de Villamanrique  para pasar por la Hacienda de Torrequemada, la Hacienda Monasterejo, el Aeródromo y llegar hasta nuestro último punto, la Hacienda La  Juliana. Habíamos hecho unos 18 kilómetros desde que comenzamos en el metro y habíamos llegado antes de que transcurriera una hora.

Llegados al lugar descansamos un poco para tomar aire, beber agua, y reanudar la vuelta hacia Bormujos.

El camino de vuelta era exactamente el mismo que traíamos en la ida hasta que llegamos al Puente Romano, a partir de aquí en vez de tomar el camino viejo, tomamos el cordel hasta la salida en frente del Polígono P.I.S.A.

A partir de aquí Francisco me aviso que el terreno tendía cuesta arriba, la verdad es que era un largo falso llano. Llegamos al carril bici. Después pasado la carretera, el cordel seguía partiendo el Club de Golf, que lo rodeamos para llegar hasta la Barriada de El Zaudín. Pasado el Club de Golf, y antes de llegar al punto final pasamos por un camino muy técnico surcado entre olivares. Tras terminar la rutsa  nos tomamos un buen desayuno para reponer fuerzas. Habíamos hecho 34 kilómetros a tope.

Terminado el desayuno Francisco me acercó hasta el metro para regresar a Sevilla y me despedí de él hasta otra pronta ocasión. Embarqué y bajé en la Estación de San Juan Bajo. Desde allí me dirigí a Sevilla pasando por el Puente Basculante y por el Charco de la Pava hasta llegar a Triana. El siguiente paso sería el barrio de Los Remedios, allí en la Plaza de Cuba, se situaban unos stands que promocionaban el turismo de Euskadi y donde unos chicos hacía una demostración tocando una Txalaparta.

La txalaparta,  es un instrumento de percusión tradicional del País Vasco. Consta de dos soportes (cestos, sillas, banquetas, etc.), sobre estos algún material aislante (hoja de maíz, sacos viejos enrollados, hierba seca, etc.) y sobre esto un tablón que es golpeado con cuatro palos (dos cada txalapartari).

Las maderas más utilizadas para el tablón han sido las de aliso, fresno o castaño . Aunque tradicionalmente cada txalaparta solía tener dos o tres tablas de madera, recientemente es habitual encontrar txalapartas formadas por una docena de tablas

Su utilización estaba íntimamente ligada a las labores de elaboración de la sidra. Tras triturar la manzana, se celebraba una cena y la fiesta se podía prolongar hasta altas horas de la madrugada.

Una vez terminada la cena, al oír el instrumento, la gente de los alrededores se iba animando y se acercaba al lugar. Siempre ha estado relacionado su uso con el medio rural y con este modo de vida.

En Hernani donde hay una escuela, es donde han salido más txalapartaris talentosos.

Pero antes de la 13:00 tenía que llegar a mi casa para llevar a mi niño a un cumpleaños por lo que dejé la exhibición musical para estar a esa hora allí.

Al término de esta jornada el odómetro de mi bicicleta registra unos 1286 kilómetros totales. En consecuencia me lo he pasado muy bien disfrutando de este deporte y compartiendo la ruta con un nuevo compañero del que seguramente seguiré quedando en más ocasiones venideras.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ESTACION DE METRO-MAIRENA DEL ALJARAFE- LA JULIANA

  1. jose dijo:

    megusta y tambie megutaria esa ruta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s