SEVILLA- SANTIPONCE- LA PAÑOLETA POR RUTA DEL AGUA

“Una mirada hacia atrás vale más que una hacia adelante.” Arquímedes de Siracusa.

Volvimos a encontrarnos realizar una nueva ruta por nuestra cuenta. En principio tenía dos en mente. Ir hasta Gerena o ir de nuevo hasta Bodegas Gaviño, situado en la barriada de La Pañoleta, en Camas. Lo iba dejar a elección de mi compañero.

Me preparé ya con ropa de invierno pues hacía 12º centígrados, y cargando con una mochila con un par de cámaras y un bidón de agua, quedamos a las 10:00 de la mañana en el Puente de la Barqueta. Recorrí por la ciudad unos 6 kilómetros y medio antes de llegar allí. Conmigo llevaba una de mis últimas adquisiciones para acompañar el recorrido, un mp3 altavoz Go, marca Zipy, para escuchar música. La música de carácter épica con mayoría bandas sonoras y temas instrumentales.

Llegamos casi a la vez. Cuando hice a Nico la pregunta, me respondió que quería ir a Bodegas Gaviño. Y le sugerí hacerlo por Santiponce. Así que optamos por hacer esa ruta.

Iniciamos marcha junto al Puente de la Barqueta dirigiéndonos por Torneo. A la altura del Puente del Alamillo giramos para pasarlo. Pasado éste a unos metros descendimos para entrar por el carril bici en dirección a Puerta de Itálica. Subimos una pasarela junto al Estadio Olímpico de la Cartuja y atravesamos el Puente de Itálica que salva la corta de la Cartuja. Luego junto al paso peatonal, salvamos la SE-30 en dirección Camas. Tal y como nos ilustra este primer mapa.

Llegamos justo debajo del Puente de la SE-30, en el cruce de caminos tomamos dirección Santiponce por el Cordel del Alamillo, dejando a nuestra derecha el apeadero de Camas situado en el paraje de Las Cuartillas.

El camino lo continuaba otro alquitranado y por él nos dirigimos hasta Santiponce.

Durante el trayecto hasta Santiponce nos encontramos con profundo charco que lo pasamos por la cuneta derecha, era la mejor opción que vadearlo porque podíamos tener el riesgo de apoyar un pie en caso que se atascara la bici. Otro ciclista que también pasaba por allí hizo lo mismo con anterioridad pero por el otro lado.

Justo antes de llegar a Santiponce regalamos esta postal del Monasterio de San Isidoro del Campo del que ya hablamos con anterioridad en otra publicación anterior en este blog.

Este monasterio, desde su fundación, ha estado bajo la administración de diferentes órdenes religiosas, sucesivamente: los cistercienses, los ermitaños jerónimos, y la Orden de San Jerónimo.

Es un singular monasterio-fortaleza con doble iglesia adosada, donde se yuxtaponen el gótico con influencias de Languedoc, y el mudéjar, en el que es visible la tradición almohade.

En el año 1432 los jerónimos ermitaños de Fray Lope de Olmedo sustituyen a los cistercienses, llevando a cabo una profunda remodelación en el monasterio que afecta de manera principal a su decoración. Así, frente a la austeridad de los cistercienses, el monasterio se enriquece ahora con una serie de pinturas murales que forman uno de los conjuntos más notables de España en su género.

A mediado del siglo XVI surge un foco reformista en Sevilla donde aparecen implicados el prior y varios monjes de San Isidoro que son encarcelados, mientras que otros huyen fuera de España, entre los que se encuentra Casiodoro de Reina, autor de la conocida como Biblia del Oso, la primera traducción de la Biblia al castellano, llamada así por presentar en su portada la imagen de un oso alcanzando un panal de miel, como marca del impresor. Tras estos oscuros episodios, el rey Felipe II ordena la fusión de la congregación con la Orden jerónima.

Con el tiempo el Monasterio va ampliándose y enriqueciéndose, llegando a contar con cinco claustros; y junto a las dependencias monacales se levantan la procuraduría, la hospedería y las instalaciones agropecuarias propias de estas instituciones que pretenden económicamente autosuficientes.

A un kilómetros del monasterio se haya el paso bajo la Vía de la Plata para entrar en Santiponce.

Y rodeamos el pueblo pasando junto al Teatro romano cruzando la calle de la Feria y saliendo a la carretera de Extremadura para entrar en el casco urbano. Era un terreno ascendente. En vez de seguir la travesía del pueblo hicimos incursión a la Calle Juan Sebastián Elcano. La calle ascendente terminaba haciendo esquina. Por allí había un camino que conducía al Conjunto Arqueológico de Itálica. Allí esperé a Nico que paracía que se había parado para hablar por teléfono.

Mientras llegaba Nico observaba uno poco la ruinas de Itálica, el lugar de nacimiento de los emperadores de Roma, Trajano y Adriano. Hasta que por fin llegó Nico y nos dispusimos continuar la marcha a través de la villa ponciana.

Continuamos por la calle Fuente de la Mula, y dimos a para al Parque, lo rodeamos hasta salimos por la calle en cuesta llamada Pedro Mariscal. Al final de esta calle comienza la Vía Verde de Itálica. A continuación, detalle del próximo tramo que nos conduciría hasta la Cañada Real Isla Mayor.

El tramo de esta vía ya nos era muy conocido, por la recorrimos la pasada primavera, era la tercera vez que pasamos por ella. Por aquí poco más que contar, disfrutando del paisaje, del recorrido, la música y sorteando algunos charco que estaban a nuestro paso, ya que había llovido mucho los días anteriores. Paramos en el Puente de los Vinateros, para dejar constancia del mal estado de conservación en que se encuentra esta obra y denunciar del posible riesgo inminente de derrumbe si no se toman las medidas adecuadas de conservación.

El camino surcaba la finca de El Mellado y pasa por tres arroyos, La Laguna, San Nicolás y Las Cabezadas, este último arroyo debe su nombre al paraje de Las Cabezadas de Villadiego, donde se enclava el cortijo de Villadiego que tratamos con anterioridad en la publicación de la Vía Verde de Itálica.

Puente de los Vinateros

Puente del Arroyo del Judío

Aquí nos situamos en el paraje de Las Cabezadas de Villadiego, por el camino que sigue el puente llamado del Arroyo del Judío, nos conduce hasta Aznalcóllar. Por aquí pasaba el antiguo tren de ferrocarril. Pero nosotros tendríamos que girar en dirección a la Ruta del Agua y seguir nuestro trayecto hasta Camas. El camino del puente sería objeto para otra ocasión futura.

06 Puente del Arroyo del Judío a Carretera de Santiponce a Valencina

06 Puente del Arroyo del Judío a Carretera de Santiponce a Valencina

Y a partir de aquí  “Terra Incognita”, al menos para Nico ya que yo lo hice en sentido inverso durante la Cicloturista de Ginés allá por el mes de mayo. Seguimos el curso del Arroyo del Judío, en dirección a Valencina de la Concepción y rodamos por la Cañada Real de Isla Mayor, que procede en sus orígenes de Medellín y que usaban los pastores de la transhumancia para dirigir sus ganado hasta Doñana.

Cañada Real de Isla Mayor

Pasado el llano de Vacialforja, el camino empezaba a tender a arriba y Nico tenía problemas para seguir mi ritmo, por lo que cedió para ir a su ritmo más adecuado. A partir del paraje de la Besana de Enmedio, el terreno empezaba a elevarse siempre para arriba.  Había un cruce de caminos y paré para preguntar a un biker que venía en sentido contrario, que amablemente se dispuso a acompañarnos un buen tramo. El hombre de nombre Ildefonso, decía como él como los niños del sorteo, decía que no le importaba acompañarnos ya que su coche estaba en Santiponce y se dirigía para allá. El pueblo también le quedaba de camino por la otra dirección. Ildefonso que es de Sevilla Esta lleva poco más de tres años practicando este deporte y llevaba una buenas piernas.

Justo en la encrucijada nos guió hacia la izquierda, donde el terreno era más inclinado. Allí otra curva gira hacia un puente que salva el ferrocarril, ya continuamos otro camino, el de la ruta del agua que parte de Castilleja de Guzmán. Ahora pasamos junto al Cerro del Barro. En una cuesta algo pronunciado decidimos esperar a Nico que se bajó de la bici para subirla a pie. Nico medio en broma me comentó que le había preparado una encerrona con tanta cuesta.

Empieza la parte dura de la ruta

Empieza la parte dura de la ruta

Proseguimos el camino hasta dejar atrás las estribaciones del Cerro de Barro que precísamente oculta la población de Valencina. Llegamos al cruce de la Carretera Santiponce a Valencina. En este punto nos explicó Ildefonso como era el camino para llegar hasta Camas, nos alertó que todavía quedaba una pendiente muy dura. Nos recomendó que pusieramos piñón grande en caso de notar dureza que la subiéramos a pie. Él nos dejó y tomó el camino hasta Santiponce por Carretera. Solo tenía unos dos kilómetros cuesta abajo.

07 Carretera Santiponce a Valencina- Alto del Cerro Blanco

07 Carretera Santiponce a Valencina- Alto del Cerro Blanco

A partir de aquí, las vistas era interesantes para cualquier naturalista, que se ofreciera a dar un pasao por estos caminos. El paisaje mezclaba la tierra arada, los cultivos de olivares y un sinuoso camino en forma de serpiente.

Continuación por la Ruta del Agua, término de Valencina de la Concepción

Continuación por la Ruta del Agua, término de Valencina de la Concepción

Por este lugar tránsitamos junto al Cerro de la Cruz, donde al fondo en primer plano veíamos la localidad de Santiponce. Nos adentramos por los parajes de La Quemada para dirigirnos a los cerros que nos quedaban por afrontar y que nos avisó Ildefonso.

Cerro del Lino

Cerro del Lino

Solo quedaban pasar por dos cerros, el Cerro del Lino y a su lado el Cerro Blanco, que era el que había que subir con más dificultad. Mientras tanto, una interesante estampa de Santiponce desde estos lugares por los que pisábamos con nuestras bicis.

Santiponce desde la Ruta del Agua

Santiponce desde la Ruta del Agua

Y alzando la mirada más al sur, el plano de Sevilla, con su Giralda.

CIMG4166

Sevilla desde la Ruta del Agua

Nos echamos un descanso para aprovechar y hacernos nuestra foto de la ruta y de la novedad del día.

Foto-familia de la ruta

Altavoz mp3 y ruedas de 26 pulgadas

Altavoz mp3 y ruedas de 26 pulgadas

A partir de ahora, lo más complicado del trayecto. Nico ya paró y yo decidí ir a un ritmo contenido. Subir el Cerro Blanco.

08 Alto del Cerro Blanco- Entrada a Camas

08 Alto del Cerro Blanco- Entrada a Camas

Durante la subida que la realicé con plato medio y piñones elevados, fue fascinante notar que estaba pudiendo con la sabida ya que había tramos durillos. Mientras me empleaba a fondo, en el lugar había muchos cazadores con galgos y lebreros.

Monasterio de San Isidoro del Campo

Monasterio de San Isidoro del Campo desde el Cerro Blanco

En la cima, paré para descansar, tomar imágenes y esperar a Nico, que se bajó para afrontar la subida a pie. Por atrás quedaba la erguida de la torre del Monasterio de San Isidoro del Campo y por delante ya descenso hasta Camas y vista panorámica de Castilleja de Guzmán.

Castilleja de Guzmán desde Cerro Blanco

Castilleja de Guzmán desde Cerro Blanco

Cuendo Nico llegó al punto donde quedé a esperarlo, nos dirigimos en descenso hasta Camas. Pasado el descenso, lo prolongamos con el Campo de Tiro, donde ya estuvimos en la ruta de Castilleja de Guzmán. A poco metros de allí tomamos carretera, en esta ocasión la que conduce de Castilleja de Guzmán a Camas, cuesta abajo.

En el cruce, esperamos que pasaran todo coche que iba de una dirección a la otra. Cuando nos percatamos que ya no venía nadie, nos lanzamos cuesta abajo alcanzando más de 45 kilómetros hora. Nico se lanzaba con más velocidad, yo en cambio era más prudente teniendo en cuenta la peligrosidad que podía ofrecer el tráfico motorizado.

09 Llegada a Bodegas Gaviño (La Pañoleta-Camas)

09 Llegada a Bodegas Gaviño (La Pañoleta-Camas)

Acabado el descenso entramos en Camas, y nos dirigimos al barrio de La Pañoleta, concretamente para tomar una copita de vino de la Bodega Gaviño. Allí curiosamente me encontré una sorpresa ya que Nico se dió cuenta de una cartel taurino de un festejo que se celebró en mi pueblo Arroyomolinos de León (Huelva). El cartel data del año 2000. Ese año el 15 de abril celebraron en la Plaza de Toros “Cerro Mirabueno” una novillada con picadores, en homenaje a la mujer. Aquí llama la atención en este cartel la participación como novillero del ahora uno de los mejores espadas del momento, el torero francés Sebastian Castella.

Cartel taurino Corrida en Homenaje a la Mujer- Arroyomolinos de León- Expuesto en Bodegas Gaviño. La Pañoleta- Camas

Cartel taurino Corrida en Homenaje a la Mujer- Arroyomolinos de León- Expuesto en Bodegas Gaviño. La Pañoleta- Camas

Nombre de la Ruta: Puente de la Barqueta – Bodega Gaviño- Calle de la Pañoleta, 12
Tipo de actividad: Ciclismo
Descripción: Ruta exploratoria para descubrir la Ruta del Agua.

Distancia total: 27,74 km (17,2 mi)
Tiempo total: 2:20:14
Tiempo de movimiento: 1:59:58
Velocidad media: 11,87 km/h (7,4 mi/h)
Velocidad de movimiento media: 13,88 km/h (8,6 mi/h)
Velocidad máxima: 45,74 km/h (28,4 mi/h)
Ritmo medio: 5,05 min/km (8,1 min/mi)
Ritmo de movimiento medio: 4,32 min/km (7,0 min/mi)
Ritmo máximo: 1,31 min/km (2,1 min/mi)
Elevación máxima: 150 m (493 ft)
Elevación mínima: 41 m (136 ft)
Aumento de elevación: 688 m (2257 ft)
Pendiente máxima: 17 %
Pendiente mínima: -12 %
Registro: 11/11/2012 10:04

Terminada la ruta y nuestro premio, continuamos camino para volver a nuestras casas, saliendo de Camas por donde siempre salimos en dirección a Sevilla y entrando por La Cartuja. En el Puente que va desde la Fábrica de Cerámica hasta Torneo, me separé de Nico, que siguió por La Cartuja para llegar a San Jerónimo, yo en cambio crucé el puente y me dirijí a Torneo, y me quise dar prisar para llegar rápido a la Barqueta, allí iba a ser testigo de uno de los acontecimientos deportivos de más tradición de la ciudad de Sevilla. La Regata Sevilla- Betis, que este año iba a celebrar su 46º edición.

Regata Sevilla- Betis 2012

Regata Sevilla- Betis 2012

La Regata Sevilla-Betis es una competición de remo que se celebra anualmente en Sevilla, el segundo domingo de cada noviembre, aunque en otra ediciones se ha celebrado en Enero justo como antesala del derbi sevillano de fútbol. Siempre participan a imitación de la famosa del támesis Oxford-Cambridge, dos embarcaciones que representan a los dos equipos principales de fútbol de la ciudad, el Sevilla Fútbol Club y el Real Betis Balompié.

La regata se disputa en las aguas del Río Guadalquivir sobre una distancia de unos 6000 metros, con salida en el puerto sur, cerca de la Dársena del Batán y llegada en el Centro Especializado de Alto Rendimiento La Cartuja. Los dos embarcaciones de remo de tipo Ocho con timonel, en la que reman 8 remeros y un timonel. En esta regata la figura del timoen tiene un protagonismo mayor debido a las varias curvas que presenta el recorrido.

La historia de la Regata Sevilla-Betis se remonta a los comienzos del remo en Sevilla por parte del casi recién fundado Club Náutico Sevilla en 1956. La idea de crear esta regata la concibe D. Miguel Lopez Torróntegui en 1960 por tratar de llevar la rivalidad eterna entre los dos equipos de futbol sevillanos al ámbito del remo. Para entonces en Sevilla ni siquiera existían las embarcaciones en que se disputa la prueba, el ocho con timonel, que eran y son barcos caros. Entonces Torróntegui, junto con Miguel Muñoz, representante de la firma Molfort’s, se dirijieron a los clubes de futbol y éstos acogieron la idea con entusiasmo y adquirieron cada uno una embarcación.

La primera regata de celebró el 16 de Octubre de 1960. La tripulación bética partía como favorita con remeros de más renombre, pero la rotura de un remo en la embarcación bética les obliga a remar con 7 remeros. El resultado de la primera I Regata Sevilla-Betis fue la victoria para el Sevilla F.C.

Las dos siguientes ediciones, 1961 y 1962 suponen otras dos victorias sevillistas. Por problemas de falta de posibilidades de organización se deja de celebrar la regata hasta la edición de 1970, ya que con la entrada en acción del otro club sevillano de remo el Real Círculo Labradores, la prueba ya no sufriría ninguna interrupción más.

En cuanto al palmarés de este prueba, desde sus inicios hasta 2011, domina la embarcación sevillista que ha mandado en estos duelos  venciendo el doble de ocasiones que su contrincante. En total, 30 victorias del Sevilla por 15 béticas. En esta ocasión y con bastante público en los márgenes y en los puente, al menos en el que yo estaba, la embarcación verdiblanca llevaba una buena ventaja que logró mantener hasta el final haciéndose con su victoria número 16, tercera consecutiva.

Tras el paso por el lugar de estas dos embarcaciones regresé a mi casa.

DATOS DEL DIA.

DISTANCIA TOTAL.- 47,2 KILOMETROS.

TIEMPO EMPLEADO.- 3 HORAS 10 MINUTOS 28 SEGUNDOS.

VELOCIDAD MEDIA.- 14,9 KILOMETROS/HORA.

VELOCIDAD MÁXIMA ALCANZADA.- 46,9 KILOMETROS/HORA.

ODÓMETRO.- 1.608 KILOMETROS TOTALES.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s