GUILLENA, TRAMO RESTRINGIDO DE LA RUTA DEL AGUA- VIA TREN MINERO DE CALA

El año 2012 se estaba acabando y quería despedirlo como se merece, con una ruta de esas que cuando la terminas la pudieras recordar y que en un futuro se pudiera contar como una batallita heroica, de esas que cuentan nuestros abuelos.
Con todo el jaleo del mes de diciembre, solo me quedaba una fecha posible el 30 de diciembre y encontrar algún compañero con el que compartir esta épica aventura en contacto con la naturaleza y lejos del mundo urbano.

Y encontré compañero, Francisco, con quién ya realicé una ruta desde Mairena del Aljarafe hasta la finca de La Juliana. Francisco es un biker muy preparado, suele salir en bici cada vez que puede y realiza unos 30 kilómetros, pero a tope, eso le da capacidad y rodaje para estar apto en cualquier tipo de ruta.

Yo en cambio, llevaba casi un mes y medio sin salir con la bici, ni siquiera entrenando por la ciudad como suelo hacerlo. A ver cómo me iría en esta ruta. Al menos tenía voluntad. Y elegimos Guillena, como lugar para despedir el año 2012.

Muchas cosas se consideran imposibles antes de haberse realizado”. Plinio El Viejo. Escritor latino, científico, naturalista y militar romano.

En los días precedentes fijamos que la salida de nuestra ruta sería en Guillena. Quedamos en Sevilla, donde Francisco me recogería y luego desplazarnos en coche hasta este pueblo. Llegamos sobre las 09:00 de la mañana. El coche quedó aparcado en la calle Sena, a la salida del pueblo en dirección al Embalse del Gergal.

Nos preparamos para salir, antes de nada, en vez de dar las primeras pedaladas estiramos un poco la musculatura que teníamos que trabajar en el ejercicio de la bicicleta.

A las 09:20 iniciamos la marcha. La verdad, no sabía lo que me iba a encontrar, pero imaginaba que la ruta iba a ser muy distinta a las que había hecho hasta ahora. Seguramente alguna subida larga me iba a encontrar. Tomamos el carril bici junto a la carretera que conduce a la presa y lo dejamos para tomar el carril de la izquierda, una subida dura pero corta. Me empezaba a probar mi propia capacidad para subir estas pendientes.

Por su parte, Francisco escalaba con más soltura, iba por delante con unos metros de ventaja, yo en cambio puse mi tren de subida y subía piñones a medida que me exigía la cuesta. Finalmente coroné sin problemas pero un ritmo más lento que mi compañero de ruta. Arriba me dejé ir un poco para tomar aire de este primer esfuerzo. Pues eso la primera en la frente, yo que necesito un poco de llano para entrar en calor, ya que me cuesta empezar, en los primeros kilómetros una cuesta que al empezar te rompe los esquemas.

01 Salida de Guillena. Comienzo de la Ruta

Después el descenso nos condujo de nuevo al lugar donde habíamos pasado, a la entrada del pueblo. Teníamos que tomar otro sitio. Tras preguntar Francisco a un lugareño, salimos de la población tomando el cordel de la Cruz de la Mujer para iniciar verdaderamente la ruta. Este cordel que parte de Guillena nos permite visitar El Ronquillo, aunque también podemos llegar a Castiblanco. Es ésta una ruta a través de la cual se puede disfrutar de la dehesa, un tipo de paisaje muy característico y pintoresco, de árboles de la familia quercus (encinas, chaparros combinados con arbustos de montes) con cierta separación entre ellos para que pueda pastar tranquilamente el ganado.

Un cordel es un tipo existente de Vía Pecuaria, ejemplo de caminos públicos que sirvieron y han de seguir sirviendo para el libre tránsito de ganado y de personas, y que actualmente se le está dando un nuevo uso turístico-recreativo, como el uso cicloturista y el senderista.Forman parte del patrimonio de la Comunidad Autónoma, y su uso está regulado por la Ley de Vías Pecuarias.

Discurre este cordel, sobre todo su tramo central, paralelo – aunque alejado – del río Ribera de Huelva, aguas abajo de la presa del embalse de La Minilla.

En el último tercio del recorrido pasa muy cerca de la extensa urbanización Los Lagos del Serrano, que se extiende por el entorno del embalse de Cala, consecuencia del represamiento de las aguas de la Ribera de Cala. A través de este recorrido podemos tener una buena oportunidad de visualizar los usos ganaderos que se le dan a estos montes porque a lo largo de todo el recorrido hemos observar caballos y animales de carga, cerdos ibéricos,  vacas mansas y ganado bravo.

En relación al tipo de ganado, la dehesa se transforma en pequeña o gran medida. El ganado ovino por ejemplo suele requerir que la dehesa no tenga mucho matorral arbustivo o que éste sea reducido para favorecer el crecimiento de las hierbas con que se alimenta. Es importante tener en cuenta que el pastoreo de la dehesa es tradicional y el ecosistema ha evolucionado con su explotación, pero ésta se debe darse unida a una gestión responsable porque el exceso de cabezas de ganado provoca la erosión del suelo que termina desnutriéndolo y perdiéndose. Por eso en estos terrenos se controla su número.

Sin embargo un ganado muy escaso requiere de más labor de mantenimiento de la dehesa porque en caso contrario se favorecería la propagación de vegetación  natural convirtiéndose en monte mediterráneo lo que el lugar terminaría en zona de más difícil tránsito  y con mayor riesgo de propagación del fuego en caso de incendio.

A lo largo del recorrido realizado a través del sendero nos encontramos líneas de escorrentía donde confluyen los flujos de agua superficial, arroyos o pequeños barrancos temporales que encauzan en momentos de lluvia los flujos de agua hacia arroyos más permanentes.

Este cordel era bastante ancho y se puede circular en vehículo motorizado. El terreno tendía hacia arriba dejando atrás la casa del Mayorazgo y pasando por los parajes de Los Cuchillos, Valdehigueras, La Dehesa, Huerta Bañuelo y La Fábrica.

Aún no me había recuperado de la primera subida estaba sufriendo un bajón por el esfuerzo, lo que se conoce en el argot de este deporte como pájara, el terreno era de subida tendida y larga, con tramos duros. Por este lugar, también pasaban por todos lados ciclistas. Mi ritmo era lento, al menos podía ir montado en bicicleta, porque aunque fuera duro no desfallecía.

02 Entrada al Tramo restringido de la Ruta del Agua

A la derecha del cordel, marcado en el mapa con una estrella de cuatro puntas, empieza el tramo restringido de la Ruta del Agua. Se llama restringido porque en él no pueden circular coches. Allí, prácticamente a la entrada paramos para descansar del esfuerzo de la subida por el Cordel de la Cruz de la Mujer, alimentarme y aprovechar que había un quiosco de servicio para comprar un Aquarius.

Las bicis apostadas en el inicio de la Ruta del Agua

El avituallamiento mañanero me reanimó bastante. Después de terminar retomamos el rumbo por el Tramo Restringido de la Ruta del Agua.

Sobre este tramo decir que consta de unos 15 kilómetros aproximadamente, de terreno con subidas y bajadas.

Mapa de la Ruta del Agua

La Ruta del Agua es un itinerario turístico promovido por el Ayuntamiento de Guillena en colaboración con distintas administraciones, aprovechando su entorno natural. El tramo completo consta de 68 kilómetros que discurren entre el monte Carambolo en el Aljarafe hasta los Lagos del Serrano.

Del trayecto de 15 kilómetros que es por el que pasamos se llama restringido porque al ser zona de mayor interés ecológico solo puede recorrerse a pie, en bicicleta o a caballo, quedando solo para vehículos autorizados.

A lo largo del trayecto se han delimitado numerosas zonas de descanso, como refugios, miradores, merenderos, apeaderos, mesas, bancos, papeleras y señales informativas. Nuestro recorrido discurre por las riveras del Huelva y del Cala, además del Contraembalse de Guillena, que abastece de energía y agua potable a Sevilla y su área metropolitana.

Para hacer esta ruta es recomendable llevar bastante agua puesto que a pesar de su nombre carece de suficientes fuentes ya sean naturales o artificiales.

03 Tramo Restringido Ruta del Agua. Cantalobos a la Loma de la Solana Recio

Como me sentía mejor pedaleaba y rodaba con más soltura. El camino tenía muchas curvas de un lado y al otro. Por los parajes del Arroyo Cantalobos estaba el primer refugio. Por aquellos lugares transitábamos a una altura de cota superior a los 100 metros. Después de dejar esta parte a un par de kilómetros encontramos a nuestra derecha un segundo refugio, el de los Cazurros.

Seguimos adelante. Seguidamente dejamos los paisajes más serranos para empezar a divisar las primeras vistas del Embalse del Gergal. Para ello puedes elegir tres miradores durante el recorrido del tramo restringido. Los miradores son “La Lapa”, “El Montón de Trigo” o “La Solana del Recio”.

Embalse del Gergal

El Embalse de Gergal pertenece a la cuenca de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y se encuentra ubicado en la provincia de Sevilla en la confluencia del río Rivera de Huelva con el río Rivera de Cala. Su construcción fue realizada por EMASESA, empresa metropolitana de abastecimiento y saneamiento de aguas de Sevilla. Se comenzó su explotación en 1979.

Trek 6000 & Fuji Nevada. Embalse del Gergal

Tras este descanso en el mirador, un suave descenso nos llevó al Puente que sube donde termina la loma, una vez pasado empieza una exigente subida. La verdad es que aunque no seguí el ritmo de mi compañero, sí la subí entera al mío propio.

Puente junto a la Loma de la Solana del Recio

El carril en su mayoría tiene muy buen estado para la práctica de este deporte. Es bastante ancho para que se pueda circular en grupo. Por este sitio suelen ir bastantes ciclistas y senderistas. En ese día no encontramos jinetes a caballo. En los tramos de descensos recomiendo que sean muy prudentes porque algunas curvas son cerradas y podemos salirnos, o bien por la poca visibilidad que presentan otros tramos, podemos chocar con el que venga de frente.

04 Puente inicio-final Loma de la Solana de Recio- Puente inicio-final de Cerro de Romero

La parte de la subida era otra loma la del Cerro Romero, por aquel paraje ascendimos aproximadamente 100 metros más de cota y a nuestra derecha continuaban las vistas del Gergal. Pasada esta loma y el paraje de La Picota, ya nos estábamos acercando al final del tramo restringido, primero con el cruce a la izquierda del carril que viene de la Loma de la Lenteja, el que sale a la cantina y el que viene de la presa.

05 Puente bajo Loma de Cerro Romero- La Cantina (Final tramo restringido)

Al final, este primer tramo recorrimos unos 15 kilómetros.

A pocos metros del final del Tramo Restringido

Pasados estos tramos y con la vía en mal estado en algunos tramos, salimos a la carretera circundando monte y paralela al margen del río Rivera del Huelva, uno de los dos ríos que abastecen de agua al Embalse del Gergal. Frente dejamos atrás el Contraembalse de Guillena. La carretera bordeaba el Cerro de la Picota y nos adentramos por los terrenos de “El Chaparral”.

06 La Cantina (Final del tramo restringido)- Central Eléctrica de Guillena

La situación geográfica de Guillena hace que el Río Rivera de Huelva sea la columna vertebral de todo su término municipal. Toda la zona ha sido foco de atracción para distintas culturas que a lo largo de la historia han elegido este lugar para establecer su lugar de residencia por dos motivos fundamentales: uno es el estar situada sobre un cruce de caminos ( Ruta de la Plata) y el otro, la inmensa riqueza hídrica, sirviendo el agua no sólo para el consumo y riego sino también para el trasporte, comercio y comunicaciones, ya que con pequeñas embarcaciones se podía llegar hasta la villa.

El río Rivera de Huelva

El rivera de Huelva nace en Badajoz, en la Sierra de Tentudía y llega a Sevilla por una valle que parte Sierra Morena de Norte a Sur. Sus aguas se utilizan principalmente para el abastecimiento de agua potable del Área metropolitana de Sevilla.

Central Eléctrica de Guillena

La central tiene entre otras dependencias, sala de control, la sala de comunicaciones, la planta de alternadores y la planta de turbina y sin olvidar la zona exterior donde se pueden ver los impactantes transformadores de 132KV.

Aprovechar la energía de la naturaleza, este es uno de los principios básicos de aprovechamiento de las energías de fuentes renovables, como la hidráulica, la eólica o la solar. En el caso de la energía hidráulica, en las centrales hidroeléctricas se utiliza la energía potencial de la caída del agua para generar energía eléctrica. El agua de un cauce natural de río, siguiendo su curso en caída, pasa por una turbina, la cual transmite la energía a un generador donde se transforma en energía eléctrica.

El origen de las centrales hidroeléctricas va unido históricamente a los inicios de la industria eléctrica en España, en el s.XIX.

Guillena es, junto con Tajo de la Encantada, una de las dos centrales de bombeo o también llamadas “reversibles” de Andalucía. Está en la zona norte de la provincia de Sevilla y con sus 210MW, es la segunda en potencia instalada en Andalucía. Los cimientos se encuentran a 18 metros de profundidad bajo el lecho del río Rivera de Huelva y en cuyo interior se encuentran los tres grupos reversibles de eje vertical, formados cada uno de ellos por una turbina-bomba tipo Francis y un alternador-motor.
El hombre aprovecha muy bien la naturaleza de este entorno ya que a pocos kilómetros inmediatamente después tras dejar atrás este central, nos encontramos otra. La Central Eléctrica de Cala.

07 Trazado Central Eléctrica de Guillena- Central Eléctrica del Cala

Aquí nos encontramos a lo que llaman la Cola del Gergal. El paraje es muy vistoso, parecía que llevábamos a cabo una etapa de media montaña de una gran vuelta. Seguíamos el camino junto a un canal de conducción y llevaba a las estribaciones de la finca El Manzano. Allí a lo lejos se divisaba una especie núcleo diseminado de población conocido como la Aldea de la Central, una población dependiente de Guillena que surgió en los años 20 del pasado siglo XX para que aquí vivieran la mayoría de los trabajadores de la Central Hidroeléctrica del Cala, ubicada en sus aledaños.

Esta aldea está en medio de la frondosa sierra de Guillena, se accede a través de la bonita y estrecha carretera de montaña que llevábamos a nuestro paso desde la zona de la Cantina en la Ruta del Agua. Esta carretera terminaba en la Nacional 630, la conocida como Vía de la Plata.

La aldea se ubicaba sobre nosotros, ladera al alto, y la central ladera abajo hacia el curso fluvial. Actualmente está deshabitada, salvo algunas casas que son usadas como recreo vacacional. Por encima nuestra, se prolongaba una sucesión de casas blancas con empinadas calles en la ladera de la montaña, y realmente es preciosa. La aldea es propiedad de Sevillana-Endesa y dejó de ser habitada principalmente por el aislamiento, ya que sus moradores decidieron irse a zonas mejor comunicadas como Guillena o la propia Sevilla capital, y desplazarse diariamente a la Central Hidroeléctrica a trabajar, en coche.

Central Eléctrica del Cala

La Central Eléctrica de Cala, fue construida en 1927 para la Compañía Sevillana de Electricidad. Sus ingenieros fueron Luis Rank y Manuel Fernández Murube. A simple vista desde atrás vemos que el edificio tiene forma de L y una vistosa techumbre de tejas muy apropiada con el entorno natural.

08 Central Eléctrica de Cala- Finca El Manzano- Entrada a Nacional 630

Aunque el camino era ascendente, se podía ir ritmo, pero es a partir de la Central era cuando el terreno era más empinado y duro. Mi ritmo a penas se mantenía sobre los 7 kilómetros hora y lo mantenía con esfuerzo. Francisco ya tomaba ventaja y en un par de curvas ya perdí su referencia. Se me hizo bastante dura la subida de la Finca El Manzano,  luego me esperó en un punto intermedio. Cuando descansamos juntos antes de retomar el resto de la subida. Las pendientes era más de lo mismo, repetimos la misma secuencia hasta quedé descolgado de Francisco, que a su ritmo iba para arriba. Incluso, cuando noté falta de aire, bajé para andar unos metros con la bici, para tomar un respiro de ese esfuerzo sobrehumano. A penas unos pasos y volví a montar, ahora iba mejor, llevaba mejor cadencia y una cuantas de curvas más se terminó la ascensión. Hasta ahora era lo más duro que me había enfrentado en la jornada.

Allí esperaba Francisco y había dos cicloturistas más que hicieron la subida para luego volver por la Cuesta de la Media Fanega. Nosotros íbamos a seguir, Francisco tenía más claro en la mente que yo el recorrido que íbamos realizar. Preguntó y nos indicararon para para llegar al Trazado Ferroviario del Tren de las Minas de Cala habría que bajar entrar a la Nacional 630 para subir una fuerte subida y llegar a una barrera que dividía el trazado de la vía. Mientras descansábamos me alimenté con unas tortitas de arroz que Francisco me brindó.

Señales a indicativas a la entrada de la N-630

Autovía de la Plata y Cuesta de la Media Fanega

Sobre estos parajes existen tres tramos, uno el que discurre por la Cuesta de la Media Fanega, otro el tramo que sustituyó a este y que corresponde a la N-630 y por último la Autovía de la Plata (A-66).

Francisco en la N-630, Antes de la Subida al Alto del Ronquillo

Nos disponemos a empezar el tramo de carretera nacional en busca de la vía ferroviaria del tren de Cala para retornar de nuevo al Embalse del Gergal. La N-630 queda por debajo de la Autovía. A partir de ese paso, la carretera pasa un puente sobre el Rivera de Huelva, el puente se llama de los Borbones, a partir de ahí,  tiende hacia arriba con fuertes rampas del 9%. Estamos en terrenos entre el pantano de la Minilla y el rivera de Huelva y camino de la población de El Ronquillo.

Altura en carretera de la Entrada al Tren Minero de Cala

Antes de esa curva, a nuestra derecha estaba la barrera de la Vía. Según entramos. A la izquierda, la vía viene desde El Ronquillo. A la derecha, la vía se dirige hacia tierras del Aljarafe. Aquí empieza el tramo para nuestra vuelta o regreso.

                                        09 Tramo de Carretera N-630. Comienza el trazado por la Vía Ferroviaria del Tren de las Minas de Cala

Durante el tránsito por la Carretera Nacional, tuvimos un poco de reparo ya que aún circula tráfico rodado, por allí pasaron varios motoristas y algunos coches. La parte de subida era terrible de rampas que rondaban el 10%, los dos hicimos la subida completa juntos.

Rampas de la Subida

Para empezar este nuevo trazado en bicicleta tuvimos que pasar por una cancela. Por este camino recorreríamos por dehesas donde transita cabezas de ganado, por lo que las cancelas evitan que los animales pasen a otros lugares donde no venga muy bien o puedan sufrir riesgos.

El trazado en su inicio continúa justo al lado del curso del Rivera de Huelva por su margen izquierdo según su recorrido fluvial.

10 Recorrido del Antiguo trazado del Ferrocarril de Cala

Marcado en color rojo sobre este mapa, ilustramos en este blog el recorrido ferroviario del Antiguo tren que procedía de las Minas de Cala. En este lugar, El Ronquillo, ha tenido un pasado ligado a este tren cuyo desplazamiento unía las localidades de Minas de Cala en Huelva con San Juan de Aznalfarache. Una empresa bilbaína, la Sociedad Anónima de las Minas de Cala fue la encargada de construir dicho ferrocarril.

Su trazado seguía el curso del Rivera de Huelva hasta su desembocadura cerca de Sevilla. Este ferrocarril que transcurre por dos provincias, Huelva y Sevilla tenía 96 kilómetros, de los que por Huelva sólo transcurre unos 38 kilómetros. Por esta vía circularon 15 locomotoras de vapor, Conde de Rodas, Cala, Zufre, Ronquillo, Guillena, Itálica, Dominesa, Minas del Castillo, Camas, Gergal, Bilbao, Aznalfarache, Gualdalquivir, Barrenera y El Teuler.

La vía disponía de dos ramales más, la que partía de las Minas de El Teuler en Santa Olalla del Cala  en la provincia de Huelva y la que partía de las Minas del Castillo de las Guardas, en la de Sevilla. Hasta 1938 se mantuvo el tráfico de viajeros y el minero hasta 1958, año en que se clausuró.

El ferrocarril fue inaugurado en 1905.

Vía del Ferrocarril del tren de las Minas de Cala

La vía ferroviaria convertida en vía pecuaria, tiene en esta primera parte del Ronquillo muy buena conservación y daba gusto circular por este sitio.

El descenso nos condujo hasta un puente, allí encantados con la belleza del paisaje hicimos parada para ver las vistas y sacar alguna foto.

Arroyo que desemboca en el Rivera de Huelva

El rumor del agua alcanzaba hasta el puente donde estábamos situados, una gran altura. Aparte del arroyo, la espesa vegetación monte y ruinas del algún puente del pasado. Dejado éste, una de las pocas cancelas abiertas de “par en par” y nos adentramos por este bucólico lugar.

En la siguiente curva volvió a acompañarnos en nuestro recorrido el Rivera de Huelva y ya no nos dejaría hasta la llegada al Gergal. Ahora a la vuelta estaba a nuestra derecha, ya que nuestra incursión se hacía su margen izquierdo. Circulamos por la vía a gran altura, y ya el río se situaba en un profundo barranco.

Curso del Rivera de Huelva junto al Ferrocarril de las Minas de Cala

Apenas llevábamos 5 minutos de trayecto y se podían visualizar todas estas escenas que recrean mucho la vista, sobre todo para los amantes y quienes le guste estar en contacto con la naturaleza.

Rivera de Huelva

Francisco

Francisco por el Trazado Ferroviario de las Minas de Cala

Una de las cosas más interesante de la práctica de este deporte de la Mountain Bike, es el poder acercarte a los sitios más inaccesibles y poder disfrutar más de la naturaleza, lejos de la ciudad, del mundo urbano. Estas bicis aunque más aguerridas para las calles de una ciudad o para las carreteras pero perfectamente aptas, por esas zonas de caminos de montañas y campos se mueven con mucha facilidad. La verdad es que se disfruta mucho en estos lugares.

El Rivera de Huelva y su paisaje

Pero el camino seguía hacia delante. El Rivera de Huelva seguía buscando salir de esta zona de vaguada, y giraba a la derecha.

11 Trazado del tren Minero de Cala al paso por la estación de La Rigüela y paso frente a la Central Eléctrica de Cala

Seguíamos la orientación con el curso del río, tal y como está marcada la ruta en rojo.  El camino era perfectamente apto para el uso de nuestras bicicletas. A lo lejos habíamos descubierto los resto de una antigua estación de tren. El camino continuaba hacia allí.

Antigua Estación de Tren de La Rigüela

Para continuar, tuvimos que saltar una cancela, a diferencia de las anteriores, ésta no la podíamos abrir para poder pasar. De nuevo en marcha nos acercamos hasta aquel lugar.

El edificio era una antigua estación de tren. La Rigüela.

Resto de la Caseta de la Estación de tren de La Rigüela y sala de espera adosada

El lugar nos encantó paramos para recrearnos en el lugar y hacernos unas fotos de recuerdo.

Junto al Depósito frente a la Estación de La Rigüela

Frente a la Estación un depósito de hormigón que aún perdura pese a los años. Incluso en su parte superior tiene una placa que descubre la empresa del Ingeniería de obra que lo realizó.

Foto para el recuerdo de nuestra ruta

Dejado este lugar continuamos con nuestra incursión por este lugar siguiendo el curso fluvial hasta la llegada de nuevo a la altura de la Central Hidroeléctrica de Cala. Esta vez la veríamos desde otro punto de vista, la tendríamos desde su fachada.

Central Eléctrica de Cala

En esta central aparecía el nombre Sevillana de Electricidad en el techo y en azulejos verde a modo publicitario, ya que pasaba por ahí en frente el antiguo Ferrocarril de las Minas de Cala. Ahora quedan las señales de aquello.

12 Tercera parte del trazado de la vía ferroviaria del Tren de Cala

Pasado este punto, el camino comenzaba a ser más dificultoso ya que seguramente sería menos transitado, la maleza, los hoyos y surcos, los jarales, los arbustos de monte y las grandes piedras desprendidas al camino desde lo alto tenían que ser sorteadas por nosotros a nuestro paso que íbamos con mucho cuidado para evitar cualquier riesgo de caída. En algunas zonas como ésta de la foto,  era impracticable poder circular en bicicleta.

Camino pedregoso

Cuando pasamos esta especie de desfiladero surcado por la vía y recuperamos la compañía del río, paramos para comer un bocadillo mientras nos entreteníamos con las vistas. Al menos era la hora de comer.

13. Último tramo del tren minero de Cala

Justo en el meandro del Rivera de Huelva, nos encontramos con el segundo de los dos túneles de la vía. Como los trazados ferroviarios no pueden tener más del 2% de desnivel, para así favorecer el movimiento de las maquinarias ferroviarias, cada vez que el trazado encontraba una dificultad orográfica había que solucionarlo o bien construyendo un túnel para pasar bajo tierra o un viaducto para pasar por encima.

En este caso, si queríamos pasar teníamos que avanzar por el interior del túnel, aunque presentaba mal aspecto.

Entrada a un túnel

Antes de entrar pusimos las luces y lo recorrimos a pie toda la distancia, sin mucha visibilidad se hacía un poco peligroso circular con ella, ya que no ves el tipo de terreno por el que pasas.

Túnel del trazado del ferrocarril de Cala

Al salir del túnel, el camino era mucho mejor a la salida que a la entrada. y nos acercamos a un camino donde había que abrir varias cancelas a nuestro paso, salvo la última donde confluyen los caminos de la Cuesta del Toro que va para Castilblanco y el camino del Portugués, que se dirige hasta Guillena, pasando por el Contraembalse.

El acceso al tramo del Camino del Portugués lo iniciaba una valla amarilla como las que ponen en las obras, puesta en el camino a modo de improvisada cancela. Por allí ya volvimos a estar en contacto con la humanidad ya que veíamos personas disfrutando de barbacoas y picnic. Pasamos el contraembalse y acto seguido iniciamos cuesta con rampas muy pronunciadas entre el 10 y el 15 % de desnivel. Dosificando el esfuerzo de menos a más y suavizando la fuerza del pedaleo subiendo piñones, pude ascender esta pendiente del tirón. Aunque cuando coroné tuve que parar para recuperar un poco. Francisco la subió antes que yo y me esperó justo en la entrada del tramo restringido. El mismo que llevamos en la ida.

14 Tramo del Camino de Portugués- Entrada al Tramo restringido

Tras recuperar reiniciamos marcha de vuelta a Guillena. retomamos el mismo camino que durante la mañana. El mismo con subidas y bajadas. Iba con mucha soltura en el pedaleo, aunque notaba ya el dolor en las nalgas tras el paso de tantos kilómetros, las ganas de llegar eran muchas  teniendo en cuenta que en invierno se nos echa la puesta de sol encima y más temprano. Así que ganas no me faltaban. Así que pese a que notaba un poco los kilómetros me puse a darle ritmo a la bicicleta.

15 Vuelta a Guillena, por el tramo restringido de la Ruta del Agua

16 Vuelta a Guillena por el tramo restringido de la Ruta del Agua

Si que es verdad que algunas partes eran duras por las cuesta, pero se podía hacer a buen ritmo. Solo descansamos una vez. En uno de los miradores del Gergal.

17 Vuelta a Guillena por el Tramo Restringido de la Ruta del Agua

Llegamos al chiringuito que marca el final de este tramo, allí paramos para tomar un café y alguna bebida para reponer lo que habíamos gastado. Nos lo tomamos con calma y charlamos con el hombre de nuestra ruta. Luego nos hizo indicaciones de un camino para hacer la llegada a Guillena. Retomamos nuestras cosas y partimos para allá.

Salimos por el camino que partía allí cerca de la caseta. Pasando una arboleda, y había que extremar precaución sobretodo con algunas bajadas algo verticales después subimos un terraplén y seguimos el camino. Estábamos muy cerca de la orilla del embalse, el agua la teníamos a unos metros. Después hicimos incursión por un pinar hasta que salimos. La orilla estaba próxima a nosotros.

18 Llegada a Guillena por camino alternativo

El camino se hacía muy divertido, disfrutábamos como niños.

19 Llegada a Guillena. Fin de la ruta.

Cerca de la orilla, había unas casas. Por allí se subió una trialera muy técnica, aunque yo la subí a pie ya que no quería tener riesgos. Cuando el camino estaba mejor y más seguro salimos de aquel lugar y dimos a un descenso que nos condujo al carril bici y éste al pueblo.

Llegamos al lugar donde Francisco aparcó su coche para dar por terminada la ruta, cargar las bicis sobre el vehículo y volver a casa.

Es la mejor ruta que he realizado tanto a nivel de motivación, ya que tras mes y medio sin montar en bicicleta, no lo hice nada mal, a pesar de la dureza de ésta por algunas subidas con rampas de tener en cuenta. Por otro lado, también me gustó porque disfruté mucho con el paisaje, descubriendo caminos espectaculares que muy pocos realizan a tenor de como estaban cuando pasamos. No obstante, de eso se trata cuando practico este deporte, disfrutar de la bicicleta y de los lugares donde paso.

Tras terminar la ruta, este es el resultado de la grabación de datos del GPS, durante el recorrido sobre el plano, la primera foto es con perfil de elevación.

Trazado en plano y perfil de elevación de la Ruta de Guillena

Y en segundo lugar con perfil de velocidad durante el recorrido de la ruta.

Perfil de la velocidad durante el recorrido de la Ruta de Guillena

DATOS GRABACION GPS.
Nombre: Guillena
Tipo de actividad: Ciclismo en mountain bike
Descripción: Ruta raid de aventura realizada en dúo con Francisco partiendo de Guillena pasando por la Ruta del Agua, y entrando por la Nacional 630 al trazado minero del Tren de las Minas de Cala.
Distancia total: 72,87 km (45,3 mi)
Tiempo total: 8:03:45
Tiempo de movimiento: 5:45:00
Velocidad media: 9,04 km/h (5,6 mi/h)
Velocidad de movimiento media: 12,67 km/h (7,9 mi/h)
Velocidad máxima: 47,34 km/h (29,4 mi/h)
Ritmo medio: 6,64 min/km (10,7 min/mi)
Ritmo de movimiento medio: 4,73 min/km (7,6 min/mi)
Ritmo máximo: 1,27 min/km (2,0 min/mi)
Elevación máxima: 296 m (972 ft)
Elevación mínima: 66 m (218 ft)
Aumento de elevación: 2022 m (6635 ft)
Pendiente máxima: 15 %
Pendiente mínima: -16 %
Registro: 30/12/2012 9:20

Perfil de elevación de la Ruta de Guillena, por la Ruta del Agua y el Trazado del Tren Minero de Cala

DATOS DEL CICLOCOMPUTADOR.
DISTANCIA RECORRIDA. 71,3 KILÓMETROS.
TIEMPO EN BICICLETA. 5 HORAS 32 MINUTOS 45 SEGUNDOS
VELOCIDAD MEDIA. 13,2 KILÓMETROS/HORA.
VELOCIDAD MÁXIMA ALCANZADA. 47,8 KILÓMETROS/HORA.
ODÓMETRO. 1.763 KILÓMETROS TOTALES.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a GUILLENA, TRAMO RESTRINGIDO DE LA RUTA DEL AGUA- VIA TREN MINERO DE CALA

  1. Las subidas: no!
    Las bajadas: si!
    Je suis impressionnée par les dénivelés.
    Bien l’appareil photo sur le casque!

  2. Felicidades por la crónica de la ruta compañero. En breve el tramo entre la Cantina y la Central eléctrica de Cala será cerrado por varias cancelas. Una de ellas al final de la Cuesta del Manzano. Desgraciadamente quedará vetada para los ciclistas.
    Saludos y gracias por compartir tu experiencia.

    • Adolfo, qué sorpresa me he llevado cuando he visto tu comentario aquí en esta ruta. Yo sigo muchos de tus vídeos en youtube, Me gustan muchísimo y los tengo como referencia para practicar este deporte.
      http://www.youtube.com/user/FILLOBIKER?feature=watch
      Mis felicitaciones por tu espacio en youtube y por la calidad que tienes en todo, como deportista, por el compañerismo y respeto con los demás usuarios y por la sensibilización por el medio por el que nos movemos.
      Es una pena la noticia que has comentado porque aunque fue dura, disfruté mucho con la bici y con el entorno por el iba.
      Gracias por tus palabras compañero y saludos.

  3. Pingback: SE APAGARÁ LA LUZ? (15.12.2013) | Club Ciclista Peña El Mollete: MASCAHIERROS (+KFe's)

  4. Jose dijo:

    Magnífico reportaje.
    Conozco grande partes de la ruta y la describís estupendamente.
    Desgraciadamente os confirmo el cierre del tramo de carretera, después de la cuesta tras la central (la hice por última vez hace unos meses).
    Con dificultades pudimos sortearla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s