MARCHA EN BICI CASCO ANTIGUO DE SEVILLA

Nueva marcha en bici por Sevilla, en esta ocasión la cuarta del calendario. Casco Antiguo de Sevilla. Ya quedan menos para completar las seis de este año.

Esta vez, a parte de la marcha, íbamos a completar nuestro día con una visita a la Plaza de España que con motivo del partido amistoso que la Selección Española de Fútbol iba a jugar contra China en el Estadio de la Cartuja para preparar la Eurocopa 2012, montaron una feria de stands comerciales con patrocinios del equipo español.

Y como ese día jugaba España en Sevilla y se acercaba la Eurocopa de fútbol, me enfundé como maillot y como homenaje al equipo nacional, una camiseta de “La Roja” con la estrella de Campeona del Mundo. Esa fue la única novedad del día. Quedé con Nico antes de la salida de la marcha. Los dos nos fuimos al lugar de inicio, en la Avenida de Chile.

Recogimos nuestras camisetas de recuerdo en esta ocasión de color azul y esperamos la salida junto a dos pabellones de la Exposición Iberoamericana del 29.

La idea de aquella exposición Iberoamericana del 29 era animar al Estado para una modernización que era necesaria de cara al futuro, entre sus objetivos, estaban los de reforma urbanística, fomentar el turismo, dar impulso de fama mundial a la ciudad, creación de puestos de trabajo y mejora económica así como entablar y mejorar la relaciones con los países americanos.

Lo más destacable de aquella manifestación hay que buscarlo en el urbanismo, Sevilla en aquellos momentos se encontraba muy atrasada en comparación con el resto de ciudades y países que participarían en la exposición, los problemas más acuciantes eran los relativos al ensanche de la ciudad, el alcantarillado, la pavimentación, agua, luz, viviendas y hoteles.

De aquella exposición vamos hacer mención de dos edificios justo los que estaban al uno y otro lado de nosotros. El pabellón de Chile y el Pabellón de Uruguay

De todos los pabellones el de Chile, fue uno de los pocos ejemplos de vanguardismo. Mientras el resto de pabellones edificados se basaban en su estructura en el regionalismo o el indigenismo, el pabellón de Chile se concibió con la idea de representar las elevaciones de los Andes y la llanura costera chilena.

Esto se consiguió mediante un juego de volúmenes que acababan en una torre. Su autor fue el arquitecto nacionalizado chileno y nacido en Bilbao Juan Martínez Gutiérrez. En su interior se mezclan arcos y bóvedas.
Este pabellón no estuvo concluido hasta mediados de Agosto de 1.929, contaba con una amplia exposición donde podían distinguirse las siguientes secciones:

Sección de industria: Tenía exposiciones del departamento de Salitre y del Yodo. Sobre el primero había una abundante información sobre el proceso de extracción y elaboración. Respecto al segundo contaba con una colección de 530 productos farmacéuticos de Yodo y sus aplicaciones y efectos sobre la ganadería. Había también maquinaria pesada, tejidos, cuero, calzado, etc.

En el centro había una exposición de la escuela de artes y oficios de Santiago con acero, cobre, etc.

La sección de vinos, conservas y productos alimentarios. Tenia una amplia representación con veinte bodegas y cuarenta firmas consejeras.

El salón de la prensa exhibía una retrospectiva sobre el diario chileno “El Mercurio” decano de la prensa sudamericana y una selección de periódicos y revistas actuales.

Sección turismo. Exhibía fotografías de las playas y paisajes de Chile y ofrecía una amplia información sobre las posibilidades turísticas del país.

Salón del cobre. Era considerada como la exposición más interesante del Pabellón. Mostraba la evolución del metal desde su extracción hasta que quedaba convertido en objeto.

Sección de fomento. Entre otras manifestaciones presentaba mapas de todas las líneas de vapores con que contaba Chile para su comercio exterior.

Salón de Geografía e Historia. Se mostraba la evolución urbanística de Santiago, mapa en relieve de Chile, biblioteca con obras antiguas, etc.

Sección de Bellas artes. Contaba con una exposición  del Museo de Bellas Artes de Santiago y de artistas contemporáneos, en total 170 pinturas y 24 esculturas.

Sección de Instrucción y Bienestar. Enseñaba el estado de la enseñanza chilena y nuevas técnicas pedagógicas Sección de vías de comunicación.

Estadísticas sobre las vías de Chile. Sección de bosque, pesca y caza. Exhibía una colección de peces, aves y mariscos embalsamados.

Sección de Agricultura y Ganadería. Con gráficos, muestras y maquetas temáticas.

Sección de Arte Araucano y popular. Presentaba colecciones de tejidos, alfarería y plata Araucana, cultura indígena del área chilena.

En el segundo piso había un salón de reproducciones con un aforo de 300 personas.

Actualmente comparten el edificio el Consulado de Chile y la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos.

Al otro lado mientras nosotros aguardabamos el momento de la salida se situaba el Pabellón de Uruguay cuyo elemento más carácterístico es su entrada de estilo neobarroco.

La participación de Uruguay en este evento se debe a su iniciativa por parte del Ministerio de Estado, consistente en la construcción de este pabellón para la exposición de los productos tantos industriales como rurales y manufacturados, así como los aspectos administrativos, culturales y artísticos, con una superficie de 1.000 m2 y dos cobertizos para la presentación de productores vacunos y lanares.

El 11 de mayo de 1927, es aprobada por el Congreso de los Diputados la concurrencia del país americano a la Exposición, con una dotación inicial de 80.000 pesos-oro, que luego se aumentaría hasta 100.000, al objeto de hacer permanente la construcción del edificio y poder ser utilizada en el futuro como consulado y biblioteca, denominándose ésta “América de Uruguay”.

Una vez dotado de presupuesto el proyecto, se constituye un comité organizador, el cual convoca un concurso entre los arquitectos residentes en el país,  para presentar sus trabajos. En las bases de la convocatoria el comité establece dos condiciones básicas, una que sea económico, y otra que armonice con el estilo predominante en el sur de España, tales como mudéjar, morisco, barroco del siglo XVIII, etc. Se presentaron 19 trabajos, siendo premiado el de Mauricio Cravotto, por su economía, facilidad de construcción y características estéticas.

A Uruguay  se le asignó una parcela para la edificación de su proyecto junto a la de los EE.UU. y Chile, quedando zanjado así el asunto a gusto de todos. La parcela de 2.324 m2 de superficie, fue entregada el 8 de junio de 1928, a reserva de formalizar las escrituras por el Ayuntamiento.

Para ejecutar el proyecto, se designa al arquitecto Emilio Conforme, y al contratista sevillano Manuel Alvarez.

Este conjunto constituye un edificio muy urbana y con fachada organizada que evoca a las haciendas coloniales de Uruguay, con la única intención de ganar el primer premio.

El pabellón es sobrio exteriormente, con portada neobarroca, que responde en cierto modo la estética manierista propuesta por la comisión organizadora; adaptando algunos elementos como arcos de medio punto y cubiertas de teja cerámica curva al gusto imperante por el estilo andaluz.

La estructura del edificio es de hormigón armado con zonas mixtas de muros de fábrica. Los forjados se resuelven mediante lozas.

La exposición presentada por Uruguay en su pabellón, se componía de representación estatal, y se dividían en tres secciones dedicadas a industrias, lanas, bellas artes, frigoríficos, Escuelas Industriales e Instituto Agrónomo y obras de arte contemporáneo, seleccionadas en un Concurso Nacional.

Los productos y datos expuestos, eran muy diverso, como exhibición de gráficos, datos económicos. muestrarios, maquetas, etc. Había salas dedicadas a la ganadería y a la comercialización de la carne congelada y en conserva. Sección de frigoríficos mostrando mediante cristales las reses congeladas y proyección de una película sobre el proceso de preparación.

Las instituciones públicas que colaboraron fueron los Ministerios de Obras Públicas, e Industria, las direcciones de Agronomía, Inmigración, Inspección de Colonias, de Estadísticas, Enseñanza Industrial; las Escuelas de Veterinaria y Odontología, etc.

El sector privado expuso carnes y conservas, cueros, calzados, vinos y licores, madera y parquets, tejidos, productos químicos y farmacéuticos, etc.

La semana en honor de Uruguay se celebró del 15 al 21 de Octubre de 1929.

Este edificio, representativo de la República del Plata, que quiso recrear una arquitectura nacionalista, partiendo de las influencias recibidas de España e Italia, es actualmente sede del Consejo de Estudiantes del Distrito Universitario de Sevilla, ahora CADUS (Consejo de Alumnos De Universidad de Sevilla), del Servicio de Asistencia de la Comunidad Universitaria (S.A.C.U.) y centro de trabajo de administrativos de la Universidad Hispalense.

Al llegar las 11:00 de la mañana se inició la salida de la marcha. Muchos participantes se enfundaron la camiseta del combinado español o algo que se le pareciera. Se notaba ambiente de Eurocopa.

Las primeras calles donde transitamos fueron el Paseo de las Delicias y el Paseo Colón, dos arterias contiguas entre el centro de Sevilla y el Barrio de Triana, al otro lado del río.

Del Paseo Colón destacamos nuestro paso de uno de los recintos de lidia de toros más antiguos de España. La Plaza de Toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, la apodada popularmente como la «Catedral del Toreo».

Construida originalmente en madera en 1.733, en el monte del Baratillo (por lo que es conocida también como Coso del Baratillo), es una de las plazas más antiguas de España y la primera en forma circular ovalada. De arquitectura tardo-barroca en la que destaca la entrada principal con sus dos torreones, es considerada una de las plazas de toros más bellas de España. Es uno de los centros de atracción turística más populares de la ciudad y está entre los monumentos más visitados de la misma. Cuenta el coso taurino con capacidad de su aforo en casi trece mil localidades.

Su titular es la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, una institución de caballería creada en 1.670, cuya intención original era el adiestramiento de la nobleza en las armas y su práctica ecuestre en la ejército al servicio de la corona española.

Desde sus inicios esta institución organiza eventos públicos en la ciudad de Sevilla siendo de las primeras en impulsar el deporte hípico en la misma; del interés de la institución por estas actividades y eventos nació la iniciativa de la construir  la Plaza de toros.

Al llegar a la altura del Puente de Triana, giramos al lado opuesto a Reyes Católicos y luego a la izquierda por Marqués de Paradas, allí tuvo lugar la primera parada de agrupamiento. Aprovechamos para tirar nuestra foto familia de la jornada.

Luego la marcha prosiguió hasta realizar una segunda parada por la Avenida de Torneo justo antes de entrar en la Resolana. En este lugar de parada el odómetro de mi bicicleta llegó al kilómetro 400 de recorrido desde su adquisición.

Vuelta al pedaleo para recorrer alrededor del centro hispalense, Resolana y su torre Perdigones, Muñoz León con su Arco de la Macarena, Ronda de Capuchinos y su convento, las comerciales María Auxiliadora y Recaredo y Menéndez Pelayo donde hicimos otra parada antes terminar junto a los Jardines de Murillo.

Quedaba poco trayecto tras esta última parada y terminamos recorriendo la Avenida de El Cid, pasando por la Glorieta San Diego y la Avenida de Maria Luisa para termina en la avenida de Chile justo donde empezamos.

Antes de marchar tomamos un refresco de limón y nos fuimos a la Plaza de España para que Nico recogiera un premio en los stand de la Selección Española de Fútbol concretamente una bufanda del equipo español con el patrocinio de Seguros Pelayo.

En la Plaza de España había numerosos stands a lo largo y ancho del recinto, era como una feria a la que se acercaban numerosos aficionados que podían recoger infinidad de premios, todo de cara a atraer mucha gente para el partido amistoso que se iba a disputar contra China.

De todos los puestos de exposición para nosotros dos fueron los más atractivos para hacer una visita, el primero donde nos paramos más tiempo era para ver más de cerca un coche deportivo, el Corvette.

El Corvette es el deportivo americano por antonomasia con medio siglo de vida ya que fue presentado por primera vez en 1953, y no causó el impacto que su fabricante había calculado y estuvo a punto de ser descatalogado. Pero su vida cambió al lanzar Ford su Thunderbird, ya que Chevrolet su marca de fabricación y perteneciente a General Motors no tuvo más remedio que lanzarlo como respuesta buscando una segunda oportunidad.

El Corvette es hoy un vehículo de culto cuyo innegable carisma ha generado una enorme iconografía: libros, películas, canciones, leyendas, concursos, reuniones, clubs, capítulos de adoradores… dejando claro que los fanáticos del “Corvettismo” forman una auténtica religión.

Es el deportivo americano más codiciado. El Corvette, cuyo nombre se deriva de un ágil y pequeño barco de guerra del siglo XlX, representó la respuesta de un automóvil deportivo norteamericano para el exiguo pero existente mercado automotriz de la postguerra. Después de la Segunda Guerra Mundial la creciente predilección de algunos entusiastas norteamericanos por los automóviles deportivos europeos, que los consideraban un símbolo de status, ayudó a generar la suficiente confianza para determinar el resurgimiento de automóviles deportivos domésticos y Chevrolet quería ser la primera marca en ofrecer un automóvil deportivo, que hasta ahora ha resultado el primer y único autómovil norteamericano auténticamente deportivo.

Desde su origen fue concebido como un biplaza, con motor delantero, tracción trasera y atractiva carrocería hecha de fibra de vidrio. Este concepto básico, debidamente refinado y evolucionado, se ha mantenido durante casi 50 años.

Harley Earl fue el responsable principal del concepto y del diseño básico del primer Corvette, el cual fue presentado el 17 de enero de 1953 en la exhibición anual de General Motors llamada “Motorama” , y la respuesta positiva del público en estas exhibiciones estimuló a la división Chevrolet a acelerar la producción del Corvette.

La bandera suiza del logotipo del Corvette recuerda la herencia europea   del co-fundador (a quien la compañía debe su nombre), Louis Chevrolet, hijo de un fabricante de relojes, que nació en La Chaux de Fonds, en la cordillera  Jura de Suiza, en 1878.

El otro punto que más nos paramos aunque no entramos en sus stands porque no podíamos dejar nuestra bicis solas, solo nos quedamos por fuera, era el museo itinerante de la Selección Española de Fútbol donde exponían la Copa de Mundo y la Eurocopa, así como las equipaciones nacionales españolas desde 1920.

La selección de fútbol de España es el equipo formado por jugadores de nacionalidad española que representa a la Real Federación Española de Fútbol desde 1920 en las competiciones oficiales organizadas por la Unión Europea de Asociaciones de Fútbol (UEFA) y la Federación Internacional de Asociaciones de Fútbol (FIFA).

El equipo es conocido familiarmente como «La Furia Española», rememorando el Saqueo de Amberes, un episodio de la historia militar española producida tras una quiebra económica de la Hacienda Real de Felipe II, quizo hizo imposible el abono de las pagas que se debían a los soldados del ejército de Flandes, algunas de cuyas unidades llevaban más de dos años y medio sin cobrar, por lo que tenían que vivir de la población, a la que usualmente robaban. Esto provocó la sublevación de los flamencos contra los españoles por los saqueos y la muerte de muchos ciudadanos suyos, y la consecuencia final fue la firma de una paz que obligó  la salida de los soldados españoles de los Países Bajos, acuerdo que Don Juan de Austria tuvo que aceptar para no perder totalmente el control de las provincias.

A parte de este seudónimo histórico, también es conocido con el seudónimo «La Furia Roja», acuñado por un periodista italiano que se refirió a él como «Furia Rossa».

En los últimos años se ha popularizado simplemente como «La Roja», nombre acuñado por el ex-seleccionador nacional Luis Aragonés.

A lo largo de su historia, la selección española se ha caracterizado por el color rojo de su camiseta, en honor a su bandera rojigualda. Adoptó como su color, el rojo, desde sus inicios en 1920, y pese a que se modificó al blanco y al azul por los motivos políticos que se vivían en España durante la Guerra Civil Española, ha sido siempre su seña de identidad que incluso le ha dado una denominación por la que es conocida, La Roja.

El color fue elegido por el entonces presidente del Comité Olímpico Español (C.O.E), Gonzalo de Figueroa y Torres, Marqués de Villamejor, con motivo de los próximos Juegos Olímpicos a disputar en Amberes, que conformaría junto a un león rampante en amarillo, los colores de la bandera española. El motivo de elegir la figura en lugar de una franja (tal cual es la bandera), fue muy meditado. Los juegos se disputarían en Amberes, antigua provincia del Ducado de Brabante, antaño posesión de España, del que se tomó su bandera (un león amarillo sobre fondo negro). Dicha heráldica, presente también en el escudo personal del monarca Alfonso XIII de España por el citado histórico Ducado de los Países Bajos de los Habsburgo, pertenecientes a la corona española, sería la imagen de los deportistas españoles en la cita Olímpica. Completando el uniforme llevarían unos calzones blancos y medias negras.

El uniforme sufrió cambios significativos con motivo de la Guerra Civil Española. La situación del país, dividido entre republicanos y nacionales, hace que se abandone el color rojo por motivos políticos. España vistió de color blanco en la zona nacional, única zona que permitía entonces en el país enfrentamientos futbolísticos. Con él jugó frente a la selección portuguesa en varios encuentros, y con el escudo del yugo y las flechas del bando nacional.

A la finalización de La Guerra Civil en la que resultaron victoriosos los nacionales, la zamarra pasó a ser de color azul, ya que el rojo era el color que identificaba al derrotado bando republicano. Así se mantuvo, hasta que en 1947 el General Moscardó, entonces Delegado Nacional de Deportes, repuso a la selección la primigenia camiseta roja que dejaría al azul como el uniforme reserva. Ambos uniformes, tanto el titular como el reserva, ya se mantendrían hasta la actualidad, salvo pequeñas variaciones en el uniforme reserva, que se ha ido alternando algunos años con el blanco.

El escudo, ha ido evolucionando por el mismo motivo, primero el mencionado león rampante en amarillo, el escudo de la propia federación, el preconstitucional de la época del General Franco hasta que a partir de 1981 se tomó el escudo de armas de la corona borbónica como heráldica.

A partir de 1921 el calzón pasó a ser azul y las medias negras se cambiaron a las azules a partir del 2.000, y a partir del año 2011 donde las medias cambian al color de la camiseta.

La selección es la actual campeona del Mundo, trofeo conquistado en el último Mundial disputado en 2010 en Sudáfrica.La Copa del Mundo es un trofeo de oro que se entrega a los ganadores de la Copa Mundial de Fútbol. Desde el inicio de la Copa Mundial en 1930, dos trofeos diferentes han sido usados: el Trofeo Jules Rimet de 1930 a 1970, y el Trofeo de la Copa Mundial de la FIFA de 1974 en adelante.El Trofeo Jules Rimet, originalmente llamado Victoria, después renombrado en honor al antiguo presidente de la FIFA Jules Rimet, estaba hecho de plata esterlina chapada en oro y lapislázuli y representaba a Niké, la diosa griega de la victoria. Brasil ganó el trofeo definitivamente en propiedad en 1970, haciendo necesaria la creación de un reemplazo. En 1983 lo robaran de las instalaciones de la Federacion Brasileña de Futbol cuando era exhibido. El trofeo se encontraba en un gabinete con un frente de cristal antibalas, pero su parte posterior hecha de madera fue abierta con una palanca. El trofeo nunca fue recuperado, lo que sugiere que pudo haber sido fundido. Eventualmente cuatro hombres fueron juzgados y declarados culpables por el crimen. La Confederación encargó la fabricación de una réplica, hecha por Eastman Kodak, usando 1,8 kg de oro. Esta réplica fue presentada ante el presidente brasileño en 1984. El trofeo d e reemplazo, la Copa Mundial de la FIFA, fue usado por primera vez en 1974. Está hecho de oro de 18 quilates con una base de malaquita, y representa a dos figuras humanas sosteniendo a la Tierra.El trofeo tiene la inscripción visible “FIFA World Cup” (Copa Mundial de la FIFA) en su base. Los nombres de los países que han ganado cada torneo están grabados en la parte inferior del trofeo, y por lo tanto no son visibles cuando éste está colocado verticalmente. El texto señala el año en cifras y el nombre de la nación ganadora en el idioma original del país ganador. Hasta el año 2010 diez ganadores han sido grabados en la base.Las regulaciones de la FIFA actualmente establecen que el trofeo, a diferencia de su predecesor, no puede ser ganado definitivamente. Además, en contra de la creencia generalizada, el equipo campeón solo recibe la copa original durante la celebración en el estadio, pero no lo mantiene durante 4 años, recibiendo después una réplica (un trofeo con baño de oro en lugar de uno de oro sólido). Por tanto, la de la foto es una réplica.
Países campeones del Mundo, veces que conquistó el título y año conseguido.

Bandera de Brasil  BRASIL 5 (1958) (1962) (1970) (1994) (2002)
Bandera de Italia  ITALIA 4 (1934) (1938) (1982) (2006)
Bandera de Alemania ALEMANIA 3 (1954) (1974) (1990)
Bandera de Uruguay URUGUAY 2 (1930) (1950)
Bandera de Argentina ARGENTINA 2 (1978) (1986)
Bandera de Inglaterra INGLATERRA 1 (1966)
Bandera de Francia FRANCIA 1 (1998)
Bandera de España ESPAÑA 1 (2010)

El otro campeonato a nivel selecciones de la que España es campeona es la Eurocopa de Naciones, tiene en su haber tres campeonatos, los conseguidos en los años 1964, 2008 y 2012.

El Trofeo Henri Delaunay es el concedido al vencedor de la Eurocopa desde su creación en 1960. Recibe el nombre de Henri Delaunay, primer Secretario General de la UEFA y creador de la Eurocopa.

Esta realizado en plata y fue diseñado en 1960 en París por Arthur Bertrand, pesa diez kilogramos y tiene una altura de 42,5 centímetros.

Este galardón de la Eurocopa se mantiene como trofeo siendo la UEFA su propietaria permanente. El equipo que se proclama campeón en tres ocasiones consecutivas o cinco en total tiene derecho a recibir una réplica del trofeo por parte de la asociación del fútbol europeo. De lo contrario se pueden hacer copias a iniciativa de las asociaciones de fútbol vencedoras, de hasta 4/5 del tamaño original, y son fácilmente visibles como “réplicas” del mismo.

Desde la Eurocopa de Austria y Suiza de 2008, se otorga un nuevo trofeo que reemplazó la antigua Copa Henri Delaunay. Este nuevo es similar a su predecesor, sin embargo, es más grande y no tiene ninguna base de mármol, ya que esto se encontró poco práctico. En cambio, la base de plata se extendió hasta los 18 centímetros. El nuevo trofeo fue presentado el 27 de enero de 2006, manteniendo el nombre de Henri Delaunay. Fue diseñado por la compañía de joyas Asprey.

El antiguo trofeo está expuesto en una vitrina de la UEFA en su sede suiza de Nyon. El original de 1960 estaba cubierto de plata y el nuevo trofeo desde 2008 es de plata con aleación de cobre.

Países campeones del Continente Europeo y veces que conquistó el título y año conseguido.

Bandera de Alemania ALEMANIA 3 (1972) (1980) (1996)
Bandera de España ESPAÑA 3 (1964) (2008) (2012)
Bandera de Francia FRANCIA 2 (1984) (2000)
Bandera de la Unión Soviética U.R.S.S. 1 (1960)
Bandera de la República Checa CHECOSLOVAQUIA 1 (1976)
Bandera de Italia ITALIA 1 (1968)
Bandera de los Países Bajos HOLANDA 1 (1988)
Bandera de Dinamarca DINAMARCA
Bandera de Grecia GRECIA
1(1992)

1 (2004)

Tras nuestro paseo por el casco antiguo de Sevilla y por la historia de la Selección y sus trofeos conquistados nos fuimos directo a Triana para finalizar el día con nuestro momento gastronómico. Nos pedimos una tapita en el Ca’r Conde de Triana, un bar de tapas inaugurado un 14 de febrero de 1998, ideal para hacer una reunión de amigos o compañeros o la familia. Dispone de servicio Wifi y de salón para celebraciones.

Nos pedimos un par de tapas, Nico repitió el salmorejo y yo unos chipirones a la plancha. Es un plato muy común en Andalucía y en sus bares, y ahora cuando se arrima la calor a esta zona muy apetecible por su fácil elaboración.

El chipirón es una especie de calamar cuyo nombre científico es Loligo Vulgaris, es pequeño y suele aderezarse en salsas o acompañarse de ensalada.

Acompañamos esta tapa con una buena cerveza y nos dedicamos a charlar sobre nuestra próxima ruta en el mes de Julio.

Una vez terminado volvimos a nuestros hogares desde este punto y nos despedimos para otra ocasión.

DATOS DEL DIA.

TIEMPO RECORRIDO.- 2 HORAS 49 MINUTOS 53 SEGUNDOS

DISTANCIA RECORRIDA.- 33,9 KILOMETROS.

VELOCIDAD MÁXIMA.- 26 KILOMETROS HORA.

VELOCIDAD MEDIA.- 12 KILOMETROS HORA.

ODOMETRO.- 419 KILOMETROS TOTALES.

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

TRAVESIA CICLOTURISTA SEVILLA-ARAHAL

Ni el hombre más bravo puede luchar más allá de lo que le permiten sus fuerzas. Homero.

Domingo 27 de mayo de 2012.

Esta fue la fecha en la que Nico y yo protagonizamos un nuevo reto en esta práctica deportiva a la que semana a semana, nos estamos aficionando cada vez más.

Queríamos saber de qué material estabamos hechos para este deporte de la bicicleta y  hacer algo distinto de lo que llevábamos realizado hasta ahora. Se trata de una travesía cicloturista.

Si analizamos el significado de estas dos palabras, que creo que son las que mejor podían definir nuestra aventura del 27 de mayo. Una travesía  consiste en realizar la ruta por parajes normalmente aislados y con fin recreativo, algo parecido al excursionismo pero en bicicleta, donde es necesaria la orientación, cumplir determinadas normas de seguridad y de no dañar el medio ambiente.

Esto trasladado al mundo de la bicicleta nos resulta una modalidad que llamamos cicloturismo, un ciclismo de largas distancias, de actividad recreativa-deportiva y no competitiva porque combina la actividad física con el turismo bien sea cultural o el excursionismo en contacto con la naturaleza.

Esta travesía cicloturista por tanto, consistió en viajar en bicicleta visitando los lugares encontrados a nuestro paso. Ese día Nico y yo, según un comentario de mi compañero en plena marcha, éramos como Dos Quijotes.

Para nosotros la mayor satisfacción nos la proporcionaba nuestras dos Trek, La Bandolera y La Poderosa. No era importante cuántos kilómetros hacíamos, ni con qué tiempo lo realizábamos, sino cómo y por dónde íbamos, esos mismos lugares que divisamos en el horizonte cuando vamos conduciendo por autovía, ahora los atravesaríamos con nuestras bicis, marcando las cubiertas por los polvorientos caminos, dejando así el testimonio de nuestro paso por estos lares.

Pero esta travesía comenzó con bastante anterioridad a nuestra primera pedalada: Nico esta vez le tocó preparar el itinerario. Estudiando los mapas de diversos sitios de internet, acumulando información y estudiando los lugares de paso…

Libertad e independencia, son las ideas que más se asocian al cicloturismo. Revivir sensaciones perdidas de nuestro mundo interior y conectar nuestro entorno y la realidad de la vida, más allá de lo que es vivir en ciudad, atendiendo ese instinto nómada, que algunas veces necesitamos evocar y que heredamos de nuestros antepasados… De conocer el territorio que nos rodea, el de los demás, tal como lo hacían aquellos primeros aventureros de la Tierra.

El hecho de preparar este tipo de reto es, con idea de hacer otros proyectos posteriores. Para ello lo mejor es hacer uno similar. En esta ocasión no hicimos nada durante la semana y quedamos directamente el mismo domingo sobre las 08:40 horas de la mañana. Nuestro objetivo, ir hasta Arahal, en la campiña sevillana, pasando previamente por Alcalá de Guadaíra y luego volver a nuestro punto de partida, un recorrido circular al menos hasta el Puente del Dragón de Alcalá aunque prologaramos nuestra meta hasta el mismo punto que el de salida, la esquina Ronda del Tamarguillo con Avenidad de la Paz, junto al Centro Comercial Alcampo.

Ese día madrugué y me preparé para la nueva ocasión, para esperar allí a Nico.

Me enfundé un nuevo maillot, el de la Federación Andaluza de Ciclismo de color blanco y verde celta, rotulado en arcoiris con la palabra Andalucía y conseguido tras federarme a principios de este año.

El tema de federarse es importante porque los federados están protegidos con un seguro mientras practica su deporte favorito entre otras ventajas de tipo, descuentos en tiendas asociadas o en participación de pruebas, por ejemplo. Pero lo más importante para el federado, es que el ciclismo al ser un deporte de riesgo se está asegurando en caso de accidente o daños a terceros. Además con una parte del dinero aportado se mantiene y se beneficia la práctica de este deporte en todos los ámbitos geográficos.

Mi tarjeta federativa es para uso cicloturista exclusivamente y no competitiva, por lo cual los aficionados a este deporte también pueden estar asegurados sin la necesidad de tener que competir.

Otra de mis novedades es una funda de bidón color azul para conservar el frescor del agua durante más tiempo. A parte de esta novedad la exigencia del recorrido hacía que fuéramos mejor preparados que en otra ruta. Por lo que además de cámaras de repuesto, parches para pinchazos, infladores nos equipamos con mochilas de hidratación llevando cada uno tres litros de agua, crema de protección solar, barra de protección labial y bocadillo. A parte de otros accesorios como el casco, las gafas y la cámara de fotos, para retratar los lugares que nos encontramos en nuestra andadura.

Salí de mi casa a eso de las 08:20 y me dió tiempo para completar una vuelta por circuito urbano por los barrios de La Oliva y Tiro de Línea, unos 20 minutos en los que recorrí unos cuatro kilómetros antes de la aparición de Nico, justo en la Esquina de Ronda Tamarguillo con Avenida de La Paz, en nuestro lugar de salida.

Durante este calentamiento en la esquina Diego Martínez Barrios con Felipe II, estática asegurada bajo candado junto a una señal de tráfico se sostiene  una bicicleta pintada de blanco,  es lo que se conoce como una “bicicleta fantasma”.

La “bicicleta fantasma” marca el lugar donde murió un ciclista atropellado a causa de la imprudencia y falta de respeto de conductores de vehículos motorizados. Todas estas bicicletas espectrales forman parte de una iniciativa conocida como “ghostbike” creada en 2003 en St. Louis, Missouri (EEUU) para rocordar el lugar donde muere el ciclista atropellado. Es la primera bicicleta que veo en Sevilla, pero en muchas ciudades podemos encontrar esta especie de reinvindicación que sirve como conciencia social. Las bicicletas blancas no intentan amedrentar a aquellos que usen bicis o que quieran hacerlo, simplemente es una forma simbólica de hacer visible el costo en vidas de las ciudades dominadas por el tráfico de transportes de motor.

Llegué a la hora estimada y poco después llegó Nico. Comenzamos la ruta enfilando la salida de Sevilla por el carril bici de Avenida de la Paz. Prácticamente hicimos el mismo recorrido que el ya publicado en el capítulo Puente de la Barqueta- Puente del Dragón, con una variante mínima. Tras pasar por la Universad Pablo de Olavide, nos encontramos la puerta de entrada a la pista del Canal de los Presos cerrada.

Tras un breve desconcierto un ciclista desde el otro lado de la malla nos señaló la dirección a tomar, seguimos sus indicaciones y tuvimos que desplazarnos por el Puente de acesso a Condequinto y de ahí girar a la derecha hasta pasar por debajo del Viaducto del Metro, es otra entrada al Canal de los Presos.

Recordemos de la pasada ruta que la pista junto al Canal de los Presos es el enlace de Sevilla a la Puerta Verde de Alcalá de Guadaíra.

Entramos en la Puerte Verde de Alcalá de Guadaíra, a lo lejos quedaba ya Sevilla, con una emergente Torre Pelli cuya estructura está empezando a destacar sobre el resto del patrimonio monumental hispalense.

Otras de las obras de gran calado que se está haciendo en Sevilla, son las de la SE 40, que en la anterior visita solo tenía levantado los pilares del puente pero que ahora a nuestro paso se está viendo el avance que está teniendo, un espectacular viaducto que pasará por encima de la vía.

También dedicamos con anterioridad otras menciones sobre el río Guadaira, a su paso por Alcalá, les invitamos a que los sigan en el capítulo dedicado al Puente de la Barqueta- Puente del Dragón.

Todo la zona que ataviesa la vía junto al Guadaíra es de destacada belleza, para recrearse en la naturaleza del lugar. El curso del río antes de llegar a Alcalá es jalonado por molinos harineros, cerca de uno de ellos, el del Realaje, ya detallado con anterioridad, y muy próximo a Alcalá, decidimos parar para hacer el primer descanso de la jornada.

El lugar era un incomparable marco de belleza paisajísta, con el curso fluvial en primer plano, el molino de blanco en segundo y el pueblo con su castillo al fondo.

Y en la próxima fotofamilia, Nico nos señala la dirección cardinal a seguir, como el Colón de Barcelona con América.

No era el momento de hacer muchas fotos, ya que nos quedaba un largo camino por delante, el punto de llegada de la anterior ruta que hicimos hacia Alcalá, iba a ser el punto de salida o mejor dicho de conexión hasta Arahal.

Recordamos de la anterior ruta que este moderno puente figurativo de 123 metros de longitud está revestido de azulejos evocando el estilo de Gaudí.

Próximo a este puente, ya en Alcalá, en lo que forma parte del arrabal de la villa,  pasamos junto al Molino del Arrabal antes de subir la cuesta que nos llevaría al casco urbano.

Los restos de este molino se localizan en la ladera suroeste del Cerro del Castillo, en el arrabal de San Miguel. La muralla protegía el arrabal rodeando toda su extensión, y enlazando con la parte superior del Castillo y la villa. Actualmente se conservan varios tramos del recinto bajo de San Miguel, y su parte del edificio del molino: sótano y sala de molienda, aliviadero de agua y dependencias anexas.

El origen del molino es medieval, posiblemente fechado entre los siglos XIV-XV, cuando se produce también el amurallamiento del arrabal. El molino surtía de harina a los habitantes de San Miguel y Santa María, de los que sabemos que diariamente bajaban por suministros.

En la segunda mitad del siglo XX se dinamitó su azud para facilitar la corriente del Guadaíra, destejando y arruinando asimismo el edificio del molino y la casa del molinero, ambos ya abandonados a mediados de siglo.

Subiendo la cuesta desde este molino hacia delante se acaba el carril y se llega cerca del Barrio del Arrabal con su espectacular vista del Castillo de Alcalá.

El castillo representa para la ciudad, el inicio histórico de la población, que desde su interior va extendiéndose a lo largo de los siglos hasta conformar los actuales límites del caso urbano.

Está situado en un promontorio de altura suficiente para dominar la vista de su entorno, en el mismo lugar en que con anterioridad hubo ya asentamientos humanos de la Edad de Bronce.

Toda la edificación que podemos ver en la actualidad comienza su construcción a finales del siglo XII, cuando el Califato almohade construye una pequeña fortaleza en el extremo oeste del Cerro, usado seguramente en su totalidad como campamento del ejército de los muyahiddin procedentes del Norte de África.

Tras la conquista castellana de 1247 se producen nuevas obras,  las obras del Castillo de Alcalá serían promovidas por el propio Fernando III, quien se instaló en Alcalá “para adobar (arreglar)sus cárcavas (fosos) y fortalezas”.

A finales del siglo XIII, Alcalá entra a formar parte de la línea interior del conjunto de fortificaciones de la “Banda Morisca”, llamado así a un espacio fronterizo entre el Reino de Sevilla y el Reino de Granada. Durante varias décadas, el paso de tropas de uno y otro bando a través del paso del Guadaíra sería constante, especialmente de las huestes benimerines que procedentes de Ronda atacaban Sevilla en varias ocasiones. Como consecuencia de ello, en 1280 Alfonso X funda la Villa de Alcalá, en la explanada al Este del Castillo. Con esta fundación se constituye por primera vez un asentamiento urbano en el Cerro del Castillo, pues arqueológicamente sabemos que en época andalusí nunca llegó a existir una ciudad junto a la fortaleza.

Por la situación militar del momento, la Villa de Alcalá se amuralló rápidamente, cerrando la explanada con un circuito continuo de murallas que conectaban con el Castillo.

Entramos en el caso urbano de la ciudad panadera por la Plaza del Congreso, y bajamos cuesta abajo por la calle San Fernando hasta llegar a la vera del Puente Romano de Carlos III construido sobre el río Guadaíra.

El puente de Carlos III es un puente romano de piedra que como se aprecia ha sufrido varias transformaciones a lo largo de la historia. Se encuentra en el casco urbano de Alcalá donde confluyen las carreteras de Dos Hermanas y Utrera. Tiene siete arcos sobre estribos. Tres de los arcos están soterrados. Se trata de un puente de piedra, de origen romano aunque con numerosas reconstrucciones posteriores debido al tráfico rodado. Unos historiadores aseguran su origen romano aunque otros no lo aseguran ya que no hay ni escritos ni restos de calzadas romanas próximas.

Los primeros testimonios escritos sobre este puente aparecen a mediados del siglo XIV y se corresponden con fuentes que recogen acuerdos del cabildo sobre reparticiones en la localidad.

El Puente Romano recibe el nombre de El Puente de Carlos III ya que fue transformado en el siglo XVIII en tiempos de este rey.

Al llegar a este puente dejamos atrás uno de los edificios culturales más modernos de la ciudad, la Biblioteca Pública Editor José Manuel Lara.

Situada en la ladera sur del Castillo Medieval y junto al mejor enclave paisajístico de la ciudad, la nueva infraestructura se presenta como un importante Centro Cultural para colocar a Alcalá de Guadaíra como referente andaluz en el mundo de la cultura y de la educación, ya que, entre otros aspectos, anualmente presenta el calendario de actividades de la Fundación Lara, cuyo objeto son la visita constante de escritores, exposiciones, foros, encuentros y presentaciones de libros.

Tras pasar por el renovado puente y la biblioteca pasamos por la calle San Francisco y torcimos a la derecha para transitar por la larguísma Avenida Tren de los Panaderos.

Buscamos el Camino de las Aceñas, una vez pasado el recinto ferial a la derecha, dejando así el casco urbano. A partir de aquí empezaría nuestra verdadera Ruta hasta Arahal.

Tras dejar esta calle, y al comienzo de la Calle Regañá, aparece el sendero con el iniciamos nuestra nueva aventura en bici.

El camino es pequeño y no llega al kilómetro de recorrido ya que termina en el Molino de las Aceñas y en la Quinta Nuestra Señora de Regla, justo antes de llegar a estas edificaciones curva en sentido contrario para tomar un itinerario, el Camino de los Cercadillos, otro corto sendero que conecta con el Camino de los Molinos, con el que abandonamos defintivamente la población de Alcalá de Guadaíra.

Como marca esta señalización de rutas de senderismo, a 4,32 kilómetros se halla el Descansadero de Trujillo donde haríamos nuestra segunda parada del día. Continuamos donde nos indica este panel de información. Antes de llegar a este lugar, vamos a mencionar nuestro encuentro con dos molinos y un castillo, desde el que se divisaba a lo lejos.

Marcamos el camino a seguir, ideal para nuestras monturas y para vivir nuestras aventuras. Al fondo Nico señala con su índice un punto de interés del que ya comentaremos.

El primer lugar de paso a partir de este camino, sería el Molino de El Hornillo.

Este molino aparece registrado en 1492 como una de las propiedades del marquesado de Gandul, pero su estructura corresponde más a la Edad Moderna. Destaca sus contrafuertes moldurados y el contraste de su fachada blanquecina y su pintura decorativa a la almagra (arcilla rojiza). Se trataba de un molino de cubo donde el agua del Marchenilla era conducida a través de un canal, almacenándola en cubo y haciendo funcionar la maquinaria mediante la corriente. Este molino al tener dos cubos tenía cuatro pares de piedras.

Desde mediados de siglo XX este molino está en desuso.

El siguiente punto de paso sería otro molino, el Molino de Pasadilla, que debe su nombre a que está ubicado junto a un pequeño puente sobre el arroyo de Marchenilla.

Sobre este molino tenemos fecha que en 1705 formaba parte del Marquesado de Gandul, como el anterior. Con la misma estructura de construcción y funcionamiento que el del Hornillo. En 1940 fue reconvertido a una venta de recreo y actualmente es una nave de explotación ganadera. La aterjea donde se conducía el agua es ahora un abrevadero.

Seguimos el camino donde atravesamos una charca junto a una frodosa arboleda.

Ya quedaba poco para llegar a uno de los lugares de más interés de nuestra ruta, el Castillo de la Marchenilla.

El Castillo de la Marchenilla tiene su origen en una alquería, una explotación agraria de época andalusí. Su fecha data del siglo XII, y tuvo que ser fortificada en el siglo XIII por su proximidad por el camino de Morón muy utilizado por los soldados musulmanes benimerines que procedentes de Ronda tenían como objetivo realizar ataques sorpresas a las poblaciones cercanas a Sevilla, sobretodo las situadas en el arco Jerez- Écija.

Posteriormente se contruyó la Torre del Homenaje que ahora se corresponde con la zona residencial.

En el siglo XV ya propiedad de los señores de Marchenilla, la familia Velasco le dio forma rectangular al recinto, con torres cilíndricas en las esquinas y una garita semicircular en el centro de la muralla almenada. En su interior guarda una ermita dedicada a San Isidro Labrador del siglo XVII.

Desde el siglo XIX el castillo funciona como cortijo.

Dejado atrás este castillo-cortijo, nos adentramos cada vez más en los parajes de La Vega, una zona fértil para los cultivos gracias al paso del Guadaíra. Por aquí, transitábamos por un camino en paralelo por la carretera de Morón hasta la llegada al Puente de la Vega.

El puente de dos arcos sobre el río Guadaíra es lo más destacado de esta zona junto al merendero llamado Descansadero de Trujillo. Un descansadero es un ensanchamiento de la vía pecuaria lugar donde antiguamente los rebaños podían descansar o pasar la noche. Pues tomando consejo de este nombre, en este lugar paramos para descansar un poco y como apretaba bastante el sol, aprovechamos para untarnos más protección solar.

Tras este parón de unos 10 minutos como mucho reanudamos la marcha hasta que el camino de la Marchenilla a su paso por La Vega desembocó en la Carretera A360 Alcalá- Morón. Era momento de consultar las notas tomadas para esta ruta.

Y continuamos al frente, por la Cañada Real de Morón, por supuesto atravesando la carretera con la nos topamos para terminar el camino que llevábamos e iniciar este nuevo.

Junto a esa finca empezaba la Cañada Real de Morón que es una vía pecuaria muy aconsejable para la práctica de este deporte. Este sería el siguiente camino a tomar para hacer la ruta del día.

Una Cañada Real es aquella cañada castellana de uso tradicional, regulada por edicto real de Alfonso X el Sabio. Si bien este camino ya era recorrido y usado desde antiguo por el pastoreo trashumante, lo que perseguía el decreto de Alfonso X era su regulación, ordenación y protección de este tipo de caminos dada su importancia, uso y ubicación ya que merecían ser preservados de posibles violaciones de agricultores que expandian sus cultivos.

Así, junto con la creación del Concejo de la Mesta, quedaron definidas las cañadas reales. Una cañada real debía tener una anchura de 90 varas castellanas (72,22 metros) y tenían la característica de ser trazados de muy largo recorrido.

Con la regulación real, quedaba asimismo prohibido el recorte que realizaban comúnmente los propietarios de fincas colindantes mediante el movimiento de demarcaciones.

Estos caminos aún conserva su trazado original, pero en ningún caso queda ya vestigio de su anchura decretada en sus inicios. Igualmente, muchas cañadas reales atravesaban o pasaban cerca de poblaciones pequeñas, que al crecer urbanizaron encima de las mismas, sin respetar su trazado. En el mejor de los casos cuando se ha respetado el recorrido original, las cañadas que atraviesan poblaciones lo hacen por calles asfaltadas.

De una parte el descenso de la ganadería transhumante, y de otra la utilización de piensos que evitan la necesidad de buscar nuevos pastos y que el ganado se hiciera más sedentario, hizo que cayeran en desuso estas cañadas, que fueron siendo ocupadas por recortes de las fincas colindantes. En la actualidad, las cañadas son más utilizadas por excursionistas y ciclistas que por pastores.

Al pasar por esta cañada transitamos también por huertas como ésta de la Huerta de Tobar donde hay cerca un merendero.

El camino seguía hasta que cruzamos de nuevo una carretera, la A 8100, que va desde Utrera hasta Carmona.

Seguimos el camino siguiente donde al fondo divisamos la Sierra de Esparteros situada tras el pueblo de Morón de la Frontera.

El siguiente camino que tomamos tras pasar la carretera se llama la Vereda de Martinozo.

A diferencia de la cañada real, la vereda es un camino más estrecho formado para el tránsito de personas y animales. La utilidad es la misma, lo que las diferencian es la anchura, se denominan veredas aquellas que no superan los 20 metros de ancho.

Por este lugar, dentro del término municipal de Carmona nos encontramos con la Torre de la Membrilla.

Esta torre vigía tenía una importante situación estratégica porque desde ella se divisan el Viso, Mairena del Alcor y Carmona al norte, Arahal al este, y Utrera al oeste.

La torre de la Membrilla se alza sobre un pequeño cabezo en el denominado Cerro de la Membrillera por eso su nombre, junto al río Guaraira.

Por su planta, de unos 70 metros cuadrados, se deduce que debía poseer al menos dos plantas, lo que le daba un campo visual enorme, ya que se encuentra en una inmensa vega que domina la escasa altura del cerro.

La torre está actualmente desmochada hasta la altura del suelo de la primera planta, por lo que solo queda su base. La puerta se orienta hacia el noreste, dando al río, del que la separan pocos metros. No se aprecian restos de ranguas o escalones para acceder a ella, por lo que sus vigías debían acceder a su interior por escalas. Esto favorece su defensa dificultando a la entrada de sus posibles invasores.

La base es de cantería, para nivelar el suelo donde se asienta. Así mismo, las esquinas están reforzadas con sillería. No se aprecian marcas de cantería debido a la acusada erosión de la piedra. La rodea un pequeño barranco que se convierte en un cenagal intransitable cada vez que el río se desborda, lo que es frecuente en época de lluvias. Por ello, lo más conveniente es visitarla en la época seca o estival.

Seguimos el camino a Morón que desde la carretera de Carmona hasta el próximo viario rodado se denomina Vereda de Martinozo.

Durante buena parte de esta vereda nos acompaña la vegetación de palmitos y chaparros.

Fue a partir de aquí cuando mi compañero Nico se le notaba ya algo de menos fuelle y que tenía que respostar ya que lo tomado en el desayuno empezaba a esfumarse por la calor y sus fuerzas escaseaban. Menos mal que por aquí había buenos chaparros con sombras para ahorrar algo de sol sobre la cabeza mientras esperaba que Nico llegara y proseguir juntos.

Y justo aquí terminamos nuestro paso por la vereda.

La vereda termina en la Carretera de Écija- Jerez A394, ahora el camino a seguir deja de llamarse Vereda de Martinozo para llamarse Vereda de Morón

Entrando en esta vereda divisamos un paso elevado sobre la línea férrea y un altísimo pino piñonero, fue entonces cuando propuse a Nico parar en su sombra para descansar fuerzar y reponernos con el bocata que traíamos desde nuestra casa.

En este instante llevábamos de ruta 49 kilómetros en nuestras piernas en 3 horas 21 minutos y 06 segundos de pedaleo, según mi ciclocomputador. Y analizando estos datos no me digan que no nos merecemos un bocata. Con esa idea nos lo preparamos en casa y justo ahora vimos el lugar más apropiado para descansar y comérnoslo.

Poco nos duró, una vez terminados nuestros aperitivos para reponer nuevas fuerzas, retomamos la ruta para dirigirnos hacia Arahal, por la Vereda de Morón y subiendo el paso elevado del ferrocarril La Roda-Utrera.

A medida que avanzábamos por la vereda de Morón divisamos más de cerca la Sierra Sur de Sevilla.

Pasada esa sierra, a unos 15 kilometros aproximadamente nace el río que más veces hemos hablado en el blog de Cuaderno de Rutas, en sus distintos capítulos. El río Guadaíra, que también pasa por Morón de la Frontera y por Arahal. Por esta zona, el río lleva poco curso fluvial y tuvimos suerte de que llevara poco caudal para poder vadearlo.

Justo después de pasar este río con nuestras bicicletas a pie andando por traviesas de piedras, dejábamos la vereda de Morón, ya que proseguía hacia este lugar y giramos dirección al norte tomando la Vereda de los Puertos, que nos conduciría a su final, justo a la entrada de Arahal.

La Vereda de los Puertos es un camino de unos 20 metros de ancho que conduce desde la Vereda de Morón hasta la entrada a la localidad de Arahal. Mide ocho kilómtros de largo con un desnivel ligeramente inclinado hasta la localidad de la campiña sevillana, por lo que quedaba más terreno de pedaleo contínuo.

Nico volvió a pasar el tramo nuevamente con más apuros por lo que decidió ir a su ritmo y yo marché a otro ritmo más continuado pero sin distanciarle y parándome siempre que perdiera su visual.

El camino era una larga recta sin apenas curvas, por lo que era fácil para Nico mantener mi referencia. Justo cuando divisé la estampa del municipio de Arahal paré mi marcha para esperar a Nico y le animé indicando que ya estábamos llegando a nuestro objetivo. Siguió adelante y yo saqué mi cámara para hacer una foto del momento.

Ya el pequeño descenso nos condujo al fin de este camino para acceder a la localidad.

El acesso al Arahal estaba junto a la vía de servicio dirección Málaga de la autovía A92, saliendo al pueblo justo por la entrada de la carretera de El Coronil.

Llegamos justo en la entrada del tractor. Un monumento que evoca la actividad agricultora de este pueblo de la campiña.

La historia de este pueblo de la campiña sevillana parece remontarse a la época romana por los restos de lápidas y sarcófagos hallados con el nombre de Basilippo.

A pesar de las confusas noticias de su historia, parece claro que sus primeros pobladores ocuparon un lugar próximo a un cruce de caminos y que era originariamente un lugar donde se reunían los pastores para pernoctar, parace ser que ese es el origen del pueblo.  Ar-rahal es un término árabe, referido al lugar del camino donde parar a descansar. En el Levante español también se aplicó a una casa de campo destinada a labores agrícolas. Pero en Andalucía y Extremadura se refiere a ‘la majada’ o ‘el hato’ donde los pastores guardaban sus rebaños en la zona, que es lo que debió de ser el lugar de Arahal en época islámica.

Este término aparece documentado por primera vez para nombrar a este lugar, como una donación de Sancho IV de Castilla a la orden de Alcántara, como parte del término de Morón, en 1285. El nombre de “El Arrahal” está documentado como topónimo en 1342, un siglo después de las conquistas castellanas en la zona, y su significado debía de ser claro para los pobladores de la región. Es difícil precisar si El Arrahal era entonces poco más que el lugar donde los pastores seguían reuniendo sus rebaños, o si ya estaba habitado por un buen número de vecinos dedicados a su labores de subsistencia.

La hora de llegada a este pueblo tras 59 kilómetros de marcha fue a las 14:12 horas. Lo realizamos en 4 horas 06 minutos y 49 segundos. Fue el momento perfecto para descansar, yantar, reponer fuertzas y dedicarnos de lleno a nuestro momento gastronómico.

Para ello elegimos el restaurante situado a las afueras para estar más tranquilo. Se llama “El Verdeo”. El nombre de este restaurante evoca una labor agrícola de las zonas olivareras de España, que se lleva a cabo en el mes de septiembre con motivo de la recolección de la aceituna de mesa. En Arahal incluso hay una fiesta en honor a ello.

Unos refrescos de limón y botellas de agua hicieron apagar nuestra necesidad de hidratación. Para reponer nuestras fuerzas Nico se pidió un salmorejo y yo un plato de carne con tomates.

Se puede escribir ríos de tintas sobre este plato, como seguramente aparecerá en otras ediciones de este blog, nos ocuparemos ahora de su historia como preparación culinaria. Este alimento se remonta a los primeros instantes de la humanidad en los que se trituraban los ingredientes en un par de piedras. Esta forma primitiva de cocinado por trituración mecánica era muy popular, y se aplicaba a un gran número de alimentos. En los inicios estos salmorejos desde luego no llevaba tomate. La historia culinaria del salmorejo posee dos hitos históricos importantes, el primero es la incorporación del tomate tras la conquista de América como ingrediente capaz de proporcionar color rojo, y el segundo fue la llegada de la electricidad a los hogares y creación de electrodomésticos como la batidora eléctrica, con el que se ahorra tiempo y esfuerzo en su preparación.

Su nombre puede aludir a una especie de salmuera refrescante: salmorejo. Recuerda a una evolución lingüística de una mezcla de dos conceptos: salmoretum. El moretum fue una salsa, de origen de la época romana, que se elaboraba con mortero. Moretum es una variante de la denominación latina: mortero: mortarium. Sal-Mortarium pudo haberse transformado en el actual salmorejo. Sobre la alusión etimológica de la sal en la denominación del salmorejo, hay varios estudios lingüísticos que relacionan la palabra salmorejo con salmuera. Otras posibles derivaciones etimológicas pueden provenir de la salsa andalusí almorí.

En cuanto a la carne con tomates es una preparación culinaria que contiene carne (en mayor medida magra) y salsa de tomate. La receta con diversas variantes es conocida en la cocina española del norte, siendo su origen en la cocina aragonesa. 

Es una de las recetas más habituales en cualquier casa de Andalucía, y se puede encontrar en la lista de tapas en casi la mayoría de los bares y tascas de la geografía andaluza. Hay muchas maneras distintas de hacerla, como suele ocurrir con los platos de cocina popular. La carne magra de cerdo se usa en este plato troceada y se sofríe con otros ingredientes al gusto como cebollas, pimientos, dientes de ajo, orégano, vino blanco, hojas de laurel, sal, comino y aceite de oliva pero lo fundamental y que no falte para este plato el tomate triturado.

Pasaba el tiempo mientras comíamos, charlábamos entre nosotros para hacer tiempo y trancurran las malas horas del sol. Esperábamos en la sombra del porche antes de reanudar la marcha.

Tras hora y media de parón, digestión y descanso decidimos volver a Sevilla, recogiendo nuestras cosas y preparándonos para volver a montar de nuevo.

Para ello tuvimos que entrar en el pueblo de Arahal, donde este curioso monumento da la bienvenida al pueblo.

Debido a la actividad agrícola de este pueblo, quizás se le rinda un homenaje a este vehículo especial porque su uso ha posibilitado disminuir sustancialmente la mano de obra empleada en el trabajo agrícola, mecanizando las tareas de carga y de tracción que tradicionalmente se realizaban con el esfuerzo de animales como asnos, bueyes o mulas. El representado aquí en esta obra es un Hart Parr, perteneciente a una compañía estadounidense  de Madison, Wisconsin y que empezó a equipar sus primeros modelos en 1902. El origen de esta sociedad se debe a dos universitarios  de Wisconsin, Charles W. Hart y Charles H. Parr que desarrollaron un motor de gasolina de dos cilindros y establecieron sus negocios en Charles City, Iowa una vez finalizados sus estudios. En 1903 la empresa construyó quince “tractores”. Un término que ellos mismos acuñaron ya que su producto iba a gasolina a diferencia de otros más primitivos que funcionaban a vapor, la palabra para el novedoso prototipo de aquella época, lo tomaron del latín Trahere que significa tirar.

Tras dejar esta glorieta entramos en el núcleo urbano por la Carretera de Villamartín donde dos carteles nos iba a dar la bienvenida, el del pueblo y el otro sobre un evento del vecina localidad de Utrera pero que tiene como protagonista a un “profeta de la tierra”, Dany Torres Baena, un piloto de motocross de freestyle, nacido en esta localidad y campeón del mundo en el campeonato del Red Bull X-Fighters.

Continuamos calle al frente hasta el mercado de Abastos de La Venta, allí a la izquierda en sentido cardinal este, empezaría la Calle de la Golondrina. Justo allí un placa en cerámica que conmemora a Arahal como Municipio del Olivo y es que este pueblo de la Campiña sevillana, basa su economía en la agricultura respecto a la aceituna de mesa ya que en sus variedades de manzanilla y gordal, Arahal es el primer productor a nivel mundial.

Tomando como referencia la gasolinera de Cepsa, seguimos calle adelante para ir abandonando Arahal y buscar la vía de servicio adyacente a la autovía A92 para avanzar de vuelta a Alcalá.

Tras dejar la Calle de la Golondrina, se prolonga la ruta por la Calle del Manzanillo hasta llegar al Polígono Industrial La Cantarería. Desde aquí comienza ya el camino que ibamos a circular hasta Alcalá.

Dejado el Polígono, el cementerio nos indica que abandonamos el pueblo definitivamente. Al llegar a este punto recorrimos en ruta 61,5 kilómetros.

El camino en su inicio era alquitranado al ser una vía de servicio pero la mayor parte hasta llegar a Alcalá, de albero. Por este lugar teníamos unos 40 kilómtros para llegar a Sevilla pero como tenemos previsto pasar por Alcalá, la distancia sería más larga que esa. Aquí íbamos a probar nuestra aptitud como ciclista de rodadores, ya que cambiamos en este terreno llano a grandes desarrollos para rodar  a un paso rápido.

Dentro de las carreras ciclistas de competición, los rodadores es un tipo de ciclista de una gran envergadura y de gran musculatura y peso, de ahí que es la que mejor nos podríamos adaptar Nico y yo debido a las características físicas nuestras. Por eso los trazados llanos son los que mejor nos adaptamos.

El paisaje por el circulamos era de cultivos, tanto de regadío como de secano.

A nuestro paso nos encontrábamos paneles de información kilométrica hasta llegar a Sevilla, por lo que no teníamos problemas a la hora de preguntarnos la distancia que faltaba.

El trazado lineal cruzaba tres carreteras comarcales salidas y entradas a autovía, las carreteras de Utrera, Carmona y Mairena del Alcor. La salida a Mairena del Alcor era el último cruce de carretera comarcal.

Justo antes de alcanzar Alcalá de Guadaíra se iniciaba una pendiente, era la Subida del Cerro de San Juan, allí se encontraba el despoblado de Gandul, por donde hicimos una parada.

Gandul es una aldea, que probablemente data de la época andalusí y que en época bajomedieval se convirtió en señorío. De la antigua villa de Gandul se mantienen en pie todavía algunos edificios en aceptable estado de conservación: una torre medieval, la iglesia de San Juan Evangelista (siglos XV-XVI), el palacio de los Marqueses de Gandul (siglo XVII) y la antigua Casa del Concejo (siglo XVIII).

Gandul podría fecharse a principios del siglo IX, cuando surgió como un asentamiento agrícola andalusí en torno a una fuente conocida como Ayn al-Qandul (la Fuente de la Aulaga o de la Retama), que podría ser el nombre dado en la época al manantial donde nace el arroyo Madre de Gandul. En la Edad Media cobra especial importancia como pequeña alquería en el camino de Sevilla a Antequera. En época Almohade se construye una torre almenara en este lugar como parte del sistema defensivo articulado en torno al castillo de Alcalá de Guadaíra. La torre que actualmente permanece en pie es de factura cristiana con importantes reformas en el siglo XVII.

El palacio se trata de una casa palaciega rústica construida por los Jáuregui a principios del siglo XVII, poco después de adquirir el señorío. Fue siempre concebida como segunda residencia de sus propietarios. Es un edificio protobarroco, de la transición del manierismo al barroco propiamente dicho, en el que se combinan espacios residenciales privados, zonas de servicio, granero, corrales y jardines.

El palacio es de una sola planta, aunque al estar construido sobre una pendiente parte del edificio se apoya en un semisótano, lo cual hace que desde donde estábamos situados, el sur, parezca que el palacio tenga dos alturas. El acceso se hace a través de un patio en el que confluyen las zonas privadas y de servicio. Las estancias privadas están articuladas en torno a un gran salón desde el que tienen acceso directo.

A lo largo de la segunda mitad del siglo XVIII, al mismo tiempo que se iba acentuando la decadencia y el despoblamiento de la villa, los marqueses de Gandul dejan de frecuentar el palacio como residencia. Por consiguiente, el inmueble fue cayendo en un progresivo estado de abandono. A partir de entonces solo se siguieron utilizando algunas dependencias relacionadas con su uso como casa de labor, tales como el granero, la huerta, los corrales o la vivienda de los caseros. El lugar fue narrado por la prestigiosa pluma de Washington Irving, que gracias a sus viajes y relatos de estos lugares, la ruta de Sevilla a Granada lleva su nombre.

No fue hasta la segunda mitad del XIX cuando el palacio de Gandul fue rehabilitado y utilizado otra vez por sus propietarios. En la década de los años setenta del siglo XX sufrió una restauración en la que se eliminaron las cubiertas de teja, sustituyéndolas por azoteas planas y pretiles almenados, destruyendo así la primitiva silueta del edificio.

Una de las actividades preferentes de los habitantes de la antigua villa de Gandul,  era la elaboración y abastecimiento de pan a Sevilla. En el siglo XVI el pan proveniente de Gandul se consideró uno de los mejores que se pueden consumir en la ciudad. De hecho, algunos de los más importantes literatos de la época se encargaron de inmortalizarlo a través de sus obras, como en Rinconete y Cortadillo de Miguel de Cervantes Saavedra o Lope de Vega en Los Vargas de Castilla.

Tras este inciso continuamos por el Escarpe de los Alcores subiendo por el Cerro de San Juan, donde contemplamos vistas de la Vega y la Autovía A92.

Tras pasar este cerro, tocaba descenso hasta Alcalá, teníamos marcado en las notas de Nico como punto de referencia Autocaravanas  Hidalgo que lo pasamos y seguimos hacia delante hasta encontrar la Se-3203 la cual tomamos para llegar hasta Alcalá.

Ya en Alcalá entramos por la Avenida de Santa Lucía, y a la altura del Estadio de Fútbol, buscamos de nuevo la Avenida Tren de los Panaderos. A partir de aquí, todo era volver sobre nuestros pasos que traíamos en la ida para llegar a Sevilla. Disfrutamos de una espectacular vista del puente romamo de Carlos III.

Antes de poner rumbo a Sevilla, paramos por última vez, en una cafetería para merendar un Aquarius y reponer agua en nuestros bidones para afrontar el último tramo por el Corredor Verde de Alcalá hasta la Universidad Pablo de Olavide.

Ya nuestro ritmo era más pausado y yo notaba cansancio después de tantos y tantos kilómetros de recorrido en mis piernas. Tras la Universidad Pablo de Olavide el último tramo por recorrer era la entrada a Sevilla justo por la Avenida de la Paz, junto al Centro Comercial Alcampo el mismo donde iniciamos la ruta de esta travesía y ahora ponía el punto final de nuestra aventura.

Llegamos a la 19:34 horas de la tarde. Habíamos recorrido 108 kilometros juntos y unas 7 horas y media aproximadamente en bicicleta. Nico como tenía que que volver a la otra punta de Sevilla recorrió unos 125 kilométros ese día.

DATOS DE LA RUTA.

DISTANCIA RECORRIDA.- 108,4 KILOMETROS

TIEMPO EMPLEADO.- 7 HORAS 26 MINUTOS 46 SEGUNDOS

VELOCIDAD MAXIMA ALCANZADA.- 43,9 KM/HORAS.

VELOCIDAD MEDIA.- 14,5 KM/HORAS.

ODOMOTRO.- 321 KILOMETROS TOTALES.

asss

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

MARCHA EN BICI DISTRITO MACARENA

 

Tercera marcha de Sevilla, en esta ocasión el turno para el populoso barrio de la Macarena. Para ello el punto de convocatoria era a las 11:oo horas como siempre, en el interior del Parque Miraflores. En esta ocasión se ha diseñado un circuito de 8,800 kilómetros.

Con respecto a la semana pasada donde corrí en Gines, las temperaturas habían bajado en buena medida, incluso para el día se pronosticó la amenaza de lluvia.

Para ello, me dispuse del mismo atuendo que la anterior marcha para lucir la camiseta que se entregara para la ocasión y estrené un baggie comprado en Decathlon de color negro, gris y blanco al que le acoplé una badana de acolchado para ir más cómodo en el sillín.

Quedé con Nico sobre las 10:15 al final de la Avenida Cruz Roja y desde ahí nos dirigimos hacia el Parque Miraflores para tomar la salida.

Llegamos al lugar y nos obsequiaron con la mochila y la camiseta que en esta ocasión era blanca con filos y letras verdes. Después no pusimos en el lugar de salida para esperar el comienzo.

Comenzamos el recorrido por  Carretera de Carmona, Avda. Alcalde Manuel del Valle, Cruce Centro Civico los Carteros, Avda. Pino Montano, Ronda Pío XII, Sor Francisca Dorotea, C/ Doctor Leal Castaño, Avda.San Juan de Ribera y Muñoz León.

De todo este trayecto destacamos el paso por el antiguo Hopital de las Cinco Llagas, actual sede del Parlamento Andaluz, cuya construcción se inició en 1546 por voluntad de Don Fadrique Enríquez de Ribera, muerto en 1539. Fue diseñado por Martín de Gainza, quien dirigió las obras hasta su muerte, en 1556. Dos años más tarde se encarga la continuación de la obra a Hernán Ruiz II, inaugurándose aunque incompleto dos años más tarde.

Su planta es rectangular articulada en torno a 10 patios, de los que solo se construyeron nueve, si bien sólo se conservan en la actualidad ocho. El elemento más característico del edificio es sin duda su iglesia, situada en el patio central de los siniestros, exenta, posee planta de cruz latina y un amplio carácter renacentista. Es más alta que el resto del edificio. En su interior es donde se celebran actualmente los plenos, destaca su retablo mayor, construido por Diego López Bueno con pinturas de Alonso Vázquez según diseño de Asensio de Maeda.

El edificio funcionó como hospital hasta el año 1972. Tras años de abandono, en 1986 se redactan los proyectos para su conversión en la sede del Parlamento de Andalucía, inaugurándose el 28 de Febrero de 1992. La restauración total del edificio finalizó en el año 2003, con la conclusión de los trabajos de recuperación de los patios y estancias que no se habían acometido durante los años ochenta.

Para la construcción de la nueva fábrica presentaron sus diseños los arquitectos Luis de Villafranca, Martín de Gaínza, Francisco Rodríguez Cumplido y Luis de Vega, siendo elegido entre todos ellos el proyecto de Martín de Gaínza, quien se encarga del comienzo de las obras en 1546, dirigiéndolas hasta su muerte en el año 1556. En todo ese tiempo levantó los patios de poniente, las fachadas y las torres, sin los remates.

De un refinamiento exquisito e insuperable clasicismo, su racionalidad y mesura sirvió de exponente de una nueva arquitectura, contrapuesta a la abigarrada y caótica ciudad medieval de intramuros que existía en la Sevilla de su época; y representa una de las mejores muestras de la arquitectura renacentista en toda Andalucía.

Concebido como un gran rectángulo con torres en las esquinas y cuyas fachadas se articulan en dos pisos mediante órdenes clásicos, la inicial simetría de su planta planificada alrededor de cuatro grandes patios fue posteriormente alterada al situarse la iglesia aislada en el centro de uno de ellos.

Dejamos atrás el edificio de las Cortes Andaluzas, y viramos por Ronda de Capuchinos, y luego por la Avenida de Miraflores, nos aproximábamos al final de la marcha, en esta edición apenas hubo parones de reagrupamiento, y el el ritmo nos llevaba a unos 10 km/hora.

Las útlimas calles por recorrer fueron tres avenidas San Juan de la Salle, Mujer Trabajadora y Asociaciones de vecinos que estaba situada junto al Parque de Miraflores. Allí no cogimos una Coca cola, y esperamos el resultado del sorteo. No hubo suerte. Así que a esperar la próxima edición, la cuarta en el Casco Antiguo de Sevilla.

Terminada la fiesta dimos una vueltecita por el parque y la verdad nos gustó para hacer entrenamientos por allí, ya que tiene sus subidas y largas rectas. Bastante más grande de lo que me parecía en un principio. Así que nos lo apuntumos para variar de vez en cuando.

Acabamos el día tomando un refresco con nuestra amiga y cuñada (de Nico) Mary y su niña Adriana en un bar próximo a su casa.

DATOS DEL DIA.

TIEMPO TRANSCURRIDO. 2 HORAS 25 MINUTOS 08 SEGUNDOS

VELOCIDAD MAXIMA. 29,4 KM/HORA

VELOCIDAD MEDIA. 11,9 KM/HORA

DISTANCIA RECORRIDA.- 28,9 KILOMETROS

ODÓMETRO.- 212 KILOMETROS TOTALES

assss

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

XVIII Marcha Cicloturista 2012-Caminos del Aljarafe

Un nuevo reto, una marcha cicloturista por caminos y senderos, ese era nuestro primer desafío serio, pero para ello, había que desplazarse a Gines, punto de inicio de la cicloturista “Caminos del Aljarafe”, que este año iba a celebrar su 18ª edición. Para mí sería la primera, un bautismo de fuego.

Esta frase, es una traducción del francés “baptême de feu” en referencia a la primera experiencia de un soldado bajo fuego en batalla. Esto  ha pasado a una connotación en el sentido de hacer por primera vez algo de gran dificultad. El recorrido por contra era fácil pero lo que lo hacía más complicado, eran las altas temperaturas que registraron algunos ciclocomputadores de los bikers presentes, alguno comentó 46,2ºC de máxima, que convirtieron esta apacible marcha en una travesía bajo un sol de justicia.

Nunca imaginé que mi pequeño Miguel de dos años se iba a hacer un incondicional fan de un personaje de dibujos animandos de mis tiempos, Lucky Luke, “Ky Luk” como él le llama con su incipiente lenguaje. Suya es la frase que comienzo este blog, porque el vaquero la dice en la mayoría de las veces que comienza o acaba un capítulo de sus aventuras.

Soy un pobre cowboy solitario que está lejos de su hogar. Lucky Luke, personaje creado por Morris & Renné Goscinny.

Y esta vez como Lucky Luke, no hubo más remedio que ir solo, sin Nico, que por motivos familiares no puedo estar presente en la cicloturista de Gines. Así que solo y lejos de mi hogar.

La hora de cita era a partir de las 08:30 horas, que es la que empezarían a repartir los dorsales, y justo una hora después daría comienzo la salida. Por tanto, tocaba madrugar, levantarse temprano y salir para procurar estar en Gines sobre esa hora y dedicarle a mi insaparable compañero de rutas, Nico, el recorrido de la cicloturista.

La de Gines, era la cuarta Marcha Popular Cicloturista programada del Circuito Provincial de Sevilla organizada por la Diputación.

Para esta ocasión, la Organización, ha diseñado un circuito de 45 Km., técnicamente calificado de dificultad baja. La marcha ha sido prevista para una duración de cuatro horas y media, tiene su cota más alta en 150 metros.

El trazado  deportivo seleccionado cursaba por los municipios de Gines, Valencina, Salteras, Gerena y Salteras, para regresar de nuevo por el término de Valencina, camino de la meta, situada en el Polideportivo municipal de Gines.

Con esta carta de presentación decidí participar en esta cicloturista y de paso probar sensaciones con La Bandolera, mi nueva bici.

Para ello me preparé con mi maillot naranja, mis baggies negros y detalles en azul y una novedad en estreno, la Camelbak Lobo, una mochila de hidratación de tres litros de capacidad. Me unté crema solar por brazos, cara y piernas y me dispuse a salir rumbo a Gines.

Salí a las 7:20 de la mañana de mi hogar hacia la estación de metro de San Bernardo. Desde aquí tomé el metro hacia Mairena del Aljarafe.  Sentado en el asiento me dí cuenta que mi ciclocomputador inalámbrico marcaba la velocidad del vagón, hasta 200 km/h. Lógicamente tuve que reiniciarlo una vez bajado.  Al salir de la estación hice el mismo recorrido que descifré en el anterior blog, empleando unos 34 minutos en un trazado de 8 kilómetros aproximadamente con algunas pendientes.

Llegue en el lugar de la salida a las 08:31 minutos, según hora de mi cuentakilómetros. Justo a tiempo. El lugar es la Plaza de España de Gines, donde también se encuentran el Ayuntamiento y la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de Belén.

Gines como asentamiento poblacional está asociado a la antigua “Abgena”. En tiempos de Julio César se le cambió el nombre por el de “Vergelium”, traducido por “el sitio del vergel”.

En época árabe disminuye su importancia y se convierte en una alquería llamada “Genis Levit”. Posteriormente el  Rey Alfonso X cambia su nombre por el de “Camero”, que no arraiga, denominándose más tarde “Xines”, que evoluciona al Gines actual, nombre con el que ya se le conocía en 1412 según consta en un documento conservado en el Archivo Municipal de Sevilla.

Gines forma parte del área aljarafeño, (del árabe al-Saraf, que significa “lugar elevado de tierra fértil”) y a pesar de ubicarse en la primera corona del área metropolitana de Sevilla, se encuentra plagado de bellos rincones y parajes naturales, cuyo disfrute es realmente lo que reclama el cicloturista cuando acude a una marcha.

En la plaza de España, no había muchos corredores y me presenté en el stand para coger mi dorsal, me tocó el número 32. El número de los escaques del tablero de ajedrez o el número de los míticos jugadores de baloncesto, Magic Johnson de los Lakers y Karl Malone, el apodado cartero de los Utah Jazz.

Como quedaba una hora para que se iniciara la salida. Aguardé al fondo de la plaza para esperar el momento, allí tiré algunas fotos y  como en esta ocasión no estaba Nico presente, no tuve más remedio que hacerme la foto familia con La Bandolera, con su reluciente número 32.

Me situé junto a la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de Belén para esperar la salida, el templo es de estilo mudéjar tardío. Su interior lo preside el retablo mayor de la Virgen de Belén. Para su construcción fue apatronado con fondos de los marqueses de Leiva. Entre su patrimonio artístico destaca un cuadro de la Virgen de Guadalupe del autor mexicano Antonio Torre, de inicios del siglo XVIII; un crucificado del XVI, Cristo de la Vera Cruz de autor desconocido; un Niño Jesús de estilo montañesino y una Virgen de los Dolores. En la capilla bautismal, una pintura de la Virgen de Belén y un cuadro atruido a Zurbarán que representa el Entierro de Santa Catalina.

La torre de la Parroquia, de 1720 y restaurada por última vez en 2006, preside todo el conjunto de la Plaza de España.

Curiosamente junto a este templo también se sitúa el Ayuntamiento  y en este lugar se originó el núcleo originario de la población. Desde aquí, parten los cuatro caminos tradicionales del pueblo y que se cruzan en forma de aspas. Y desde aquí, dicho sea de paso, se iba a originar la salida de la edición número 18 de la cicloturista de Gines.

Se presentó el día con un calor sofocante, pero esta circunstancia no mermó la participación, sino todo lo contrario, pues tomaron la salida 347 cicloturistas venidos desde toda la provincia de Sevilla.

Justo antes de la salida conocí a Chema de Castilleja de la Cuesta, con el que estuve intercambiando impresiones y como también iba solo como yo a la aventura, me propuso hacer la marcha juntos. Por supuesto traía mi cámara de foto para inmortalizar momentos de este día, pero por estrictas razones de seguridad, debido al numeroso pelotón congregado, no se podía parar en una cicloturista salvo en caso de asistencia, por lo que mis instantáneas sería en los parones de reagrupamiento. Si he conseguido descargar fotos de la web del Ayuntamiento de Gines donde se hizo seguimiento de la prueba, de ella se insertará las que salgo en ellas y alguna que otra interesante para explicar el recorrido de la carrera.

A las 09:45 horas comenzamos a pedalear por las céntricas calles de Gines, para abandonar la localidad junto a una carpa en la que se celebraba la Feria de la Tapa y acceder al Cordel del Patrocinio.

En esta foto con maillot naranja al final de la prespectiva. Frente al Ayuntamiento de Gines.

Poco a poco iban llegando más cicloturistas.

Dentro del primer plano junto a Chema de Castilleja de la Cuesta de Naranja, azul marino y blanco. Momento estornudo y La Bandolera reluciente, veremos como acaba.

Junto al coche amarillo de asistencia dando las primeras pedaladas sobre suelo adoquinado.

Tras un recorrido urbano por las calles más céntricas, accedimos al Cordel del Patrocinio o Sendero de Caño Ronco, que conduce a Valencina.

Abandonamos Gines.

Tomando dirección Salteras nos fuimos a la Hacienda de Torrijos.

Parada en la curva para fotografíar la marcha.

Nos aproximamos a la Hacienda de Torrijos, donde se produjo el primer parón de reagrupamiento. La alameda que le da acceso, suavizó con su sombra el calor que comenzaba a acompañarnos durante todo el recorrido y que fue el protagonista hasta el final de la marcha.

Durante el parón la organización de la carrera estaba realizando un breve corte en la circulación de la carretera A-8077, para que la marcha siguiera su curso, continuamos por ella hasta llegar a la entrada de la localidad de Salteras.

A la entrada de Salteras, justo después del puente sobre la Vía de Ferrocarril Sevilla-Huelva, aparezco en esta imagen saliendo del ceda el paso para tomar un giro a la derecha, la ruta baja por un barranco en mal estado hasta circular en paralelo a la vía férrea Sevilla-Huelva, vamos camino a la Vía Verde de la Minas de Aznalcóllar.

La ruta que tomamos es ahora parte de la Ruta del Agua en su conexión con la Cañada Real de Medellín justo al paso bajo del puente del judío.

Tras dejar Salteras, la marcha se prepara por unos paisajes de cultivos para ir por la Cañada Real de Medellín, tras un buen tramo volvimos a descansar junto a la sombra de un gigantesco eucalipto.

Esperabamos la llegada de los últimos corredores para que el pelotón se agrupara tras este parón. Yo dediqué para un par de fotos y seguir charlando con compañeros, en ese mismo sitio coincidí con un antiguo profesor de curso llamado Paco con el que estuve charlando un tiempo e incluso en marcha.

Reanudamos marcha tras el parón junto al Gran Eucalipto. El calor empezaba hacer más mella entre nosotros, que superabamos la hora y media de ruta. El próximo destino era el Área Recreativa de La Coriana. Para ello teníamos que pasar el Camino del Agua y la Vereda del Perro.

La falta de combustible o de fuerzas hizo que algunos se fueran rezagando, incluso un error mío al subir una cuesta que puse pinón grande y plato pequeño hizo que me desfondara para subir el repecho, ya que la bicicleta no avanzaba y solo daba pedales. Cuando coroné noté que me faltaba “gasolina” y no me quedó otra que dejarme ir por el terreno para llegar a La Coriana. Por otra parte el tórrido calor hacía más larga la llegada a la zona del Avituallamiento.

Aquí la cola de la marcha cicloturista inicia el ascenso al cerro donde yo previamente sufrí un momento de pájara al terminar de subirlo, por ese error en el cambio elegido. Llegué tan desfondado y con tanta calor que tuve que hacer el resto de la marcha hasta el Avituallamiento bebiendo de la Camelbak y dejándome llevar por el ritmo de otros corredores que iban más pausado, para dosificarme mejor.

Y al final llegamos al área recreativa. Allí me esperaba Chema que llegó antes y aparqué a La Bandolera junto a su bici al lado de un árbol.

Y que bien vino encontrar este vergel de sombras para descansar del solano que llevabamos toda la marcha.

Cogimos Aquarius helado, agua, una naranja y una barrita de Twix para reparar nuestras fuerzas de cara a la segunda parte del camino, nos lo tomamos junto a nuestras bicis aparcada en este árbol. Era momento para intercambiar sensaciones y experiencias con Chema sobre el terreno recorrido y descansar junto a estas sombras que nos reguardaban del sol que ese día ardía más que unas brasas, pese a que era mediados de mayo.

Terminado del descansito reanudamos la marcha, continuamos subiendo un breve repecho circulando ahora por el Cordel de los Carboneros hacia Salteras.

Este camino era sin dudas el que estaba peor acondicionado de todos, zonas quebradas, multitud de pedruscos, mucho polvo levantado por las ruedas de los vehículos….

Nos estábamos dirigiendo hacia Salteras por el Camino de los Carboneros.

Y por supuesto dejándo mi presencia en la marcha, el cuarto de este grupo tras Chema.

Primer plano de nuestro paso. Juntos prosegimos y entramos por carretera hasta adentrarnos por otro camino junto al Carril Bici de Salteras-Olivares.

Como ven al fondo hubo otra parada de reagrupación y para cortar el tráfico por las calles de Salteras para que pudieramos pasar con normalidad. Y calor soportado cada vez más intenso. El hielo que eché por la mañana en la camelbak estaba fundido y el agua ya parecía que estaba tomando té de lo calentorra que estaba.

Tras la reanundación entramos en Salteras.

Con el pelotón agrupado y estirado los 367 ciclistas formábamos lo que muchas veces se conoce como La Serpiente Multicolor.

Tras abandonar la localidad, buscando la Cañada Real de Medellín y el Cordel del Patrocinio, pasando bajo las vías de la vía férrea Sevilla-Huelva. En este punto y debido a las altas temperaturas, la Organización decidió recortar los kilómetros a realizar, de 45 a 35.

Tras pasar la vía férrea quedaba el último repecho para afrontar la entrada a Gines, donde estaba el punto final.

Y yo por su puesto al pie del cañón.

Esta última cuesta era un repecho continuado por otro, esta vez plato y piñón medio y a mi ritmo subí las dos partes sin problemas.

Terminada la última subidita, ya nos aproximábamos a Gines y como en Salteras, aquí también hubo que hacer otra parada para preparar la entrada al pueblo. Momento que aproveché para hacer una par de fotos, una a los compañeros de la marcha situados delante mía y otra a un par de caballos que también estaban soportando estoicamente el calor de los 46 grados de temperatura.

Entramos en Gines tras recorrer las calles de su casco urbano hasta llegar al Polideportivo Municipal de Gines recorriendo unos 35 kilómetros. Era el final de la marcha.

Y aquí doy testiminio de que también llegé a meta. La verdad es que me encontraba bien pese al calor.

No me quedé a la paella, ni al gazpacho y ni al pincho de tortilla ni a la cerveza o refresco. Entregué el dorsal; me despedí de Chema, que tampoco se iba a quedar al refrescorio, deseando volver a reencotrarnos en alguna marcha como ésta o quedar para hacer una ruta por nuestra cuenta juntos y saludé a Paco, el profesor de un curso que hice hace tres años, antes de abandonar el Polideportivo de Gines. Preferí quedar con mi compañera de trabajo Manoli y conocer a su marido Francisco (también aficinados a la bicicleta) ya que a mi regreso a Sevilla iba a pasar por su pueblo. Al llegar al lugar donde nos ibamos a reunir, el cuerpo lo único que me pedía era refresco de limón. Con ellos estuve un buen ratito muy agradable charlando en una cervecería.

Después me despedí de ellos, y volví para a Sevilla usando el metro desde Mairena del Aljarafe hasta la estación de San Bernardo. Subí al exterior y poco a poco llegué a mi casa pasadas las cuatro de la tarde. Termino el blog con los datos totales del día de hoy, no solo los de la marcha sino también incluyo los realizados desde mi casa hasta Gines y desde Gines hasta la vuelta, que también los he pedaleado.

DATOS DEL DÍA.

TIEMPO DE MARCHA               3 HORAS 51 MINUTOS 13 SEGUNDOS.

DISTANCIA RECORRIDA         52,3 KILOMETROS.

VELOCIDAD MAXIMA.-           NO HA SIDO TOMADA POR EL PASO DEL METRO AUNQUE NO MIDIÓ LOS KILOMETROS SI DISPARÓ LA VELOCIDAD AL CAPTARLO EL SENSOR.

VELOCIDAD MEDIA.-             POR LA VELOCIDAD MÁXIMA ALCANZADA NO SE PUDO CALCULAR LA MEDIA.

ODOMETRO.-                           183 KILOMETROS TOTALES.

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

EXPLORACION RUTERA DE GINES

Viajar lleno de esperanzas mejor que llegar. Proverbio Japonés.

Cada salida en bici, es una historia llena de momentos. Hacemos salidas de tipo diferente que las llamamos por su nombre. Por ejemplo, las hasta ahora hechas, las catalogamos en urbanas, si visitamos una población centrándonos en su turismo monumental; entrenamientos, la que damos para ejercitarnos físicamente eligiendo un parque para rodar; ruta rural, la que vamos por caminos o vias verdes o exploración rutera, en este último caso nos referimos a un tipo de salida donde tenemos el propósito de descubrir, bien sea en un pueblo o en espacios desconocidos, nuevas vías de comunicación o rutas por motivos simplemente de mero conocimiento para realizarla en otra ocasión futura.

Por tanto, en esta ocasión en víspera de nuestra participación en la XVIII Cicloturística “Caminos del Aljarafe”, el día 12 de mayo salimos en plan de exploración rutera para conocer el punto de salida de la carrera de la localidad de Gines.

El objetivo era conocer un poco el camino que teníamos que tomar mañana desde Sevilla hasta la localidad de Gines, donde al día siguiente se iba a concentrar como punto de salida y llegada de la Cicloturista en la que nos inscribimos que anterioridad. Como eran lugares desconocidos para nosotros, decidimos desplazarnos en metro hasta Mairena del Aljarafe y desde allí tomar partida hacia Gines, por lo que vamos a compatilizar el transporte interurbano como parte de nuestra ruta, y que resultó ser un acierto y una gran ventaja.

Para ello quiero agradecer a dos compañeras de trabajo, Manoli y Rosa, quienes me ayudaron a confeccionar la ruta desde la estación de metro de Mairena hasta Gines, ya que yo desconocía el lugar.

Decidimos el traslado desde Sevilla hasta Mairena del Aljarafe en metro. Salí temprano a las 07:40 horas, en dirección hacia el ascensor del metro de la Estación Puerta Jerez, ya que era la estanción de metro más cercana de Nico. Allí quedamos para hacer el viaje e iniciar la marcha exploratoria.

El 2 de abril de 2009 se inuguró el Metro de Sevilla para convertirse en la quinta red de metro de España en cuanto al número de personas transportadas y kilómetros explotados y eso que solo tiene una línea. La línea 1 cuenta con un total de 22 estaciones repartidas por cuatro términos municipales del área metropolitana. La tipología de esta primera línea es subterránea por los núcleos urbanos por los que transcurre, y en viaducto o en superficie con plataforma en las zonas no urbanizadas del exterior de los municipios.

Todas las líneas utilizan tranvías Urbos 2 de CAF con una capacidad de 202 pasajeros (145 de pie y 57 asientos), la velocidad máxima que alcanzan estas unidades es de 70 km/h, todos los tranvías son aptos para acoplar módulos y ampliar así su capacidad.

La línea discurre entre Olivar de Quintos (Dos Hermanas) y Ciuda Expo en la localidad de Mairena del Aljarafe. A parte de Sevilla también tiene estaciones en San Juan de Aznalfarache. Consta de 18 kilómetros, 22 estaciones y 65 andenes.

Las lineas 2 (Paralela a la línea 1), 3 (transversal) y 4 (Circular) están proyectadas y tienen prevista su finalización entre 2016 y 2017.

Nosotros ibamos hacer el recorrido Puerta Jerez hasta Ciudad Expo, con un salto, porque vamos a salir a otra localidad.  La frecuencia de los trenes en sábado y domingo es cada 6 minutos, a partir de las 8 horas de la mañana.

Para usa la bicicleta en servicio de metro, siempre se deben usar los ascensores, tanto para salir como para bajar al subterráneo. Siempre debemos entrar por el coche D, así lo indican las puertas del andén y del propio tren, mediante una pegatina azul con el anagrama de la bicicleta.

En caso de gran volumen de usuarios, el transporte con bicicletas se limitará para garantizar el confort y seguridad de los viajeros.

Cuando llegó entramos el ascensor para coger el primer metro que llegara a nuestro destino.

Una vez montados tardamos unos 13 minutos en llegar a nuestro destino. Bajamos y tomamos la dirección Mairena para según se salía frente la puerta de la Estación de Metro.

Justo en esa salida a pocos metro comenzaba un carril bici que llegaba hasta la rotonda de Centro Comercial Aldi, junto a la Urbanización El Zaudín, en Bormujos, era un terreno de subidas y bajadas, el carril bici acababa en bajada. En uno de se sus tramos comienza el Cordel de Triana a Villamanrique, que es un camino muy utilizado por las hermandades rocieras, para llegar a la aldea de El Rocío y que tomamos cuenta para una próxima salida.

Un último esfuerzo para superar el repecho del puente pasarela de la A49 y luego un descenso hasta la última rotonda donde hay una fuente. Ya estamos en Gines.

Gines es una localidad con contaba con 12.600 habitantes aproximadamente. Su nombre deriva del árabe Al-Genne que en árabe significa Jardín del Edén. Al igual que otros localizaciones privilegiadas, el al-Jarafe (la altura) sevillano se usó como asentamientos de familias yemeníes y muladíes.

Tras la conquista de Isbiliya por Fernando III en 1248 se reportó un cambio de pobladores en todo el área, sustituyéndose a moros por colonos castellanos. Las familias musulmanas de Gines fueron expulsadas al reino de Granada y el pequeño Gines fue poblado por colonos castellanos que habían servido como cocineros y reposteros en el cerco de Sevilla.

Poco a poco muy dando vueltas por la localidad y fijamos el punto de referencia para entrar en el Ayuntamiento, la llamada Plaza de España que es el punto de salida de la Marcha Cicloturista que iba celebrarse al día siguiente.

Después de cumplir el objetivo, era ocasión de una parada para tomar unos churros con café. Aquí nos repartimos las tareas mientras yo iba por el café, Nico agurdaba la cola de la churrería.

En España,  la profesión de “churrero” data del año 1621, cuando durante el periodo inicial del reinado de Felipe IV un súbdito de la Villa de Madrid nombrado como: Pedro Velasco, del gremio de los alojeros, solicita un aumento de precios en los productos que fabrica.Cabe la posibilidad de que el oficio existiera antes. Otros documentos escritos solicitando aumento de precios datan del 1775. En estos documentos siempre aparece el gremio de “buñoleros” junto con el de “alojeros” (vendedores de la aloja, compuesta de agua, miel, y especias como la canela o la pimienta blanca). Es en el siglo XIX cuando aparecen las churrerías como establecimientos. Aparece por primera vez en 1887 el término “Fábrica de churros.

Mientras degustábamos este desayuno, reconocimos a una persona que coincidió con nosotros en la época dedicada a comprar una nueva bicicleta, historias que se quedan luego en meras anécdotas, de la que vamos a relatar dos, una de ellas la protagoniza esta persona conocida por nosotros con el sobrenombre de “El Menda de la Mendiz”.

La curiosa historia del Menda de la Mendiz, fue la compra más rápida que hemos visto Nico y yo de una bicicleta. Entramos en una tienda para ver otras de las marcas Mondraker, ya que era una de las más vistas por Sevilla, y entró esta persona acompañada de su hijo, para mirar bicicletas y se fijó en la bici de marca Mendiz y le gustó, que no dejaba de hablar de ella, al principio de pensamos que era de la tienda y que nos la quería vender, nos decía… ¡es una bici barata para lo que trae! ¡mira ruedas Michelin, el cuadro no tiene que envidiar a las más caras, el cambio Deore xt, uh eso es una maravilla, y mira, sillín antiprostático, que eso ya vale una pasta!, (ufff pensamos qué significa eso de antiprostático, que te hace polvo la próstata, la verdad nos quedamos a cuadro…), la quería probar y se montó , yo la verdad, es que se la veía demasiado alta, porque iba muy inclinado, como en una de carreras. Después la probé yo también, mido más que él y también me pasaba lo mismo… El hecho es que nosotros que aún no nos decidimos todavía por comprar, él no se lo pensó, lo pagó hasta con la tarjeta y a esto que el niño que para probar si era buena, le daba sacudidas a la bici y patadas a las cubiertas. Eso sí es una compra impulsiva.

Otro de los personajes legendarios y anecdóticos que nos encotramos mientras buscabamos bici, es el Chiquinino de la Cannondale, un hombre de apenas metro sesenta que le gustó la primera que vió en exposición, se montó, y le recolgaban tanto los pies que ni siquiera llegaba a los pedales….

Terminado el desayuno nos fuimos a la plaza de España, lugar de salida de la Cicloturista Caminos del Aljarafe, allí nos encotramos con David, un aficionado lugareño que nos dió detalle de la prueba. Incluso nos enseñó un camino para hacer rutas a la salida del pueblo, siguiendo el carril bici de Valencina.

Este punto es el camino de Caño Ronco que es un sendero de tránsito de ganado. Este sendero se le conoce también como Cordel de los Carboneros que es el lugar de paso de la cicloturista.

No entramos en este camino, preferimos seguir por el carril bici hasta Valencina. Y ví una bici en el suelo y decidí probarla….

Al ver que no avanzaba volví a coger la mía y tomamos rumbo Valencina para volver de nuevo a Gines y de ahí hasta Sevilla. Ya estaba empezando hacer mucha calor con lo que no es conveniente seguir con la bicicleta a altas temperaturas ya que empezaba a rondar los 35ºC.

En el camino de vuelta sólo paramos en el puente que cruza la A49, para descansar unos minutos, divisar y hacernos la foto de familia con la que terminamos esta publicación preludio de la marcha de Gines del día siguiente.

DATOS DE LA RUTA.

DISTANCIA RECORRIDA 32,5 KILOMETROS

VELOCIDAD MAXIMA 40,4 KM/HORA

TIEMPO TRANSCURRIDO  2 HORAS: 36 MINUTOS : 22 SEGUNDOS

VELOCIDAD MEDIA 12,5 KM/HORA

ODOMETRO  124 KILOMETROS TOTALES

ass

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

MARCHA EN BICI DE NERVION

El primer domingo de mayo tuvo lugar, la segunda marcha en bici de Sevilla 2012, en esta ocasión la concentración iba a tener lugar en Nervión.

Con un sol radiante, para la ocasión según cifras del Instituto Municipal de Deportes, la cifra de participantes volvió a superar los 1500 ciclistas de todas las edades de ambos. Con los mismas actividades en cuanto sorteo de bicicletas al final de la marcha y refrigerio una vez acabada la participación.

Extraido de la página quiquecicle, organizadora del evento. Este fue el perfil del recorrido con una longitud de 6.300 kilómetros.

Mientras me dirigía al lugar de salida, me encontré con un autobús de un club de fútbol, así que se me ocurrió la idea de hacer una tamática sobre los autobuses que nos encontremos apostados en los hoteles, ya que como salimos los fines de semanas es muy habitual encontrarlos. En esta ocasión con el turno es el del Rayo Vallecano de Madrid.

La salida iba a tener lugar en la explanda Oscus frente al Complejo Deportivo de San Pablo, allí me aproximé con Nico y nuestras Trek a las 11:00 horas de la mañana, cogimos nuestras mochilas de participación con el obsequio de una camiseta blanca con filos rojos y una botella de agua. Allí esperamos la salida de la marcha.

En la explanada del OSCUS frente al Centro Deportivo San Pablo, en la Calle Dr. Laffón Soto es donde se ubicaba la salida. El trayecto continuaba por las calles Éfeso, Ada y Avda. Utrera Molina que forman parte de la Barriada Polígono San Pablo.

En los Arcos, donde se encuentra el centro comercial se hizo la primera parada de reagrupamiento, aquí aprovechamos para hacernos la foto famila de la ruta.

Tras reanudar la marcha torcimos por la Avenida de Andalucía donde se encuentra el punto más interesante de la marcha, La Cruz del Campo.

La Cruz del Campo es un templete que forma parte del único Vía Crucis de tipo callejero que existe en España. La fecha de construcción de este humilladero es dudosa siendo datado por unos el año 1380, cuando lo edificaron los hermanos de la cofradía o hermandad de negros llamada Nuestra Señora de los Ángeles (existente desde el siglo XIV y fundada por el arzobispo Gonzalo de Mena) situando en su interior una modesta cruz de madera y otros indican que fue en 1482 siendo responsable de tal hecho el corregidor de Sevilla Don Diego de Merlo (según indica en la cúpula del Templete) que cambió la cruz de madera por una de piedra y la cubrió con el templete mudéjar. La actual cruz de mármol se atribuye a Juan Bautista Vázquez “el viejo”, tallada con las imágenes de Cristo y María en el año 1571. La fecha de restauración definitiva parece que fue el año 1521. Desde el año 1630 se convirtió en punto de finalización del Vía Crucis.

Fue en el año 1536 cuando el Marqués de Tarifa compró el Humilladero, desplazándolo para que el vía crucis coincidiera con la distancia recorrida por Jesús durante la pasión. Este hecho fue el primer paso para constituir lo que posteriormente fuera conocida como Semana Santa ya que varias hermandades de Sevilla hacían la Estación de Penitencia al Humilladero de la Cruz del Campo. Pocos años después, en 1604, el Cardenal Niño de Guevara decide que la Estación de Penitencia de las Hermandades se trasladen a la Catedral de Sevilla y las situadas en Triana a la iglesia de Santa Ana.

La marcha continuaba por la calle Luis Montoto hasta Avenida Kansas City donde a la altura del centro comercial Mirador se estableció la segunda parada de reagrupación.

La tercera y última discurría por la larga avenida Kansas City, giraría por la Calle Tesalónica hasta volver al punto de salida. El recorrido apenas superó la hora, y apenas superamos los 8 km/hora de media, fue un magnifico paseo para disfrutar en familia con los niños.

Tras terminar la marcha tomamos el regalo de la bebida y pero no nos quedamos al sorteo de las bicis ya que nos interesaban mucho. Nos hicimos un entrenamiento por nuestra cuenta hacia Bellavista y volvimos a nuestra casa.

En total hicimos este día 30 kilómetros. La Bandolera tiene ya realizados al término de la jornada una marca en el odómetro de 91 kilómetros totales.

Y antes de finalizar anunciamos que la próxima cita de las Marchas en bici de Sevilla será el día 20 de mayo en el Distrito Macarena.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

VIA VERDE DE ITALICA

“Cuando te quedes contemplando un lugar por su belleza… recuerda el camino”.

Comienzo esta historia desde el pasado 25 abril. Ese día llegó mi nueva bicicleta, que realizó un largo periplo de miles de millas desde el Lejano Oriente pero que comenzó con un primer paso, el de mi primera pedalada.

Mi primera pedalada hizo que aprendiera a mantenerme en bici, a mantenerme en equilibirio sin caer, a avanzar y llegar a un lugar, una meta. De la primera pedalada progresé a realizar paseos en ese nuevo vehículo sintiendo una sensación de dominio y poder alcanzar el lugar que quisiera.  Nada se anteponía a esas pedaladas de ímpetu por aquella novedad. Iba recorriendo cada tipo de camino a medida que me hacía más mayor. La calle, el barrio, el pueblo, la carretera…., sus llanos, sus cuestas, su bajadas. Nunca pensé que esta forma de trasladarme de un sitio a otro iba a darme nuevas sensaciones aventureras: exploraba, me orientaba, encontraba y descubría…

Ese era el comienzo de esa práctica, un flash back, que ha hecho que me decida a volver a coger la bicicleta que tenía abandonada y rememorar aquella sensaciones del mountain bike.

El mountain bike es una actividad muy igualitaria para todo el que la practique, y recomendable para todo tipo de personas, desde los más jóvenes hasta los más mayores. Es una forma sana, divertida y segura de practicar una modalidad de ciclismo. Nos permite huir del ruido,  del humo de los coches, nos evita ese miedo de pedalear por carretera. Es una práctica con las que divisas nuevos lugares que antes no habías visto y además compartes con compañeros, rutas y experiencias, o al menos, el rato que dura la excursión, porque eso, entendido con esta filosofía, es mucho más importante que llegar primero en una competición.

El mountain bike no es sólo ir en bici, es desmontar de ella, andar a pie con ella, disfrutar del entorno del que formamos parte, de su belleza, sus sonidos, sus colores. Sentir los efectos del tiempo mientras ruedas: el calor, el frío, salpicarte de barro, rodar montaña abajo a ritmo vertiginoso, luchar contra la debilidad de nuestro cuerpo cuando una cota nos exige un sobreesfuerzo al que no estamos acostumbrados a realizar… Esta práctica deportiva es eso y mucho más, es aquello que queramos que sea.

Y como es aquello que quiero que sea, tomé la decisión de buscar una nueva bicicleta que se adapte lo mejor a mi propia práctica de este ejercicio deportivo y que me ofreciera todo lo que yo busco, buscar esas sensaciones que he descrito con anterioridad. Era hora de cambiar al viejo Moscardón, por una bici más adaptada a nuevos retos y a los nuevos recorridos que busco realizar. Era el momento de elegir una nueva máquina.

Desde que la ví tenía el presentimiento que podía ser mi bici, es la Trek 6000, una bicicleta de suspensión delantera rígida con los colores azul, negro y blanco. Era como un flechazo, aunque fui a ver más bicis por aquello de mirar más modelos y marcas. Muchas veces esta no es la mejor opción porque elegir una bici puede resultar un poco desalentador debido al amplio abanico de marcas y ofertas que hay en este mundillo. Pero mi opción no me dio lugar a dudas, ninguna de las vistas con posterioridad me convencía como ésta. Su estética, componentes, su relación calidad precio hizo que tuviera muy clara la elección. Para ello me ofrecieron una buena oferta de precio en Bicicletas Astolfi, por lo que la encargué el 17 de febrero fecha en la que he ido ahorrando un dinero semanalmente para poder pagarla en cuanto aterrizara. Y aterrizó…

La recogí el mismo día que me avisaron desde la tienda, por la tarde. Solicité previamente que le incluyeran unos acoples Ritchey, una marca de accesorios de bicicletas creado por uno de los considerados pioneros del Mountain Bike, Tom Ritchey y un ciclocomputador Bontrager para medir las distancias y tiempos empleados y hacer sus medias. El bidón serigrafíado con publicidad de la casa, portabidón e inflador de mano. Yo mismo adosé una bolsa de herramientas en el sillín para casos de emergencia mecánica. Con estos mimbres y con los que vaya poniendo poco a poco con el tiempo, ya tengo la nueva “burra”.

Ya entregada, le hice su primer rodaje, unos 10 kilómetros por vias urbanas, por el carril bici sevillano. Las sensaciones eran totalmente novedosas. Por postura mucho más alto, mucho más ancho debido a la amplitud de su manillar. Los cambios con mayor comodidad desplazan la cadena a su antojo. En cuanto a los frenos hidráulicos noté mucho la diferencia, con respecto a la antigua Bh,  ya no hace falta apretar como antes, con solo darle un poquito frena. Y luego la ruedas de 26 pulgadas que tienen una capacidad de 2,2. Por tanto unas buenas ruedas para andar por el campo. Un todoterreno traducido en bicicleta.

Otra de las cosas es el peso. Todas las bicicletas actuales pesan bastante menos que las de hace 20 años debido al material con el que están hechos, así que mayor comodidad a la hora de transportarla o cegerlas en peso.

Durante el fin de semana el mal tiempo impidió una salida para su estreno, tuve que esperar otro día. Todo quedó postpuesto al Primero de Mayo, día festivo por ser la fiesta del Trabajo, porque fue el día más indicado para salir de ruta con Nico. Decidimos estrenarla recorriendo la vía Verde de Itálica que parte desde la localidad de Santiponce.

La hora de quedar era a las 10:30 horas, el lugar el Puente de la Barqueta. De nuevo me prepararé para la ocasión. Como novedades además de la novedosa bicicleta Trek intercambié los cristales de gafas antireflectantes y con mayor protección del sol. Estrené el maillot naranja y unos baggies Rockrider.

Partí hacia el punto de encuentro tomando Ciudad Jardín, Gran Plaza y los barrios de Nervión, Santa Justa y Macarena hasta llegar al puente de la Barqueta. Allí juntamos por primera vez nuestras Trek, la 4900 de Nico y mi 6000.

Y claro, por supuesto mi primera foto con la nueva máquina.

Con los puntos de interés de la ruta anotados  y guardados en el portamapas, iniciamos el camino a una nueva aventura en dirección al Puente del Alamillo,  para pasar al otro margen del río, allí buscamos el carril bici que pasa por las proximidades del Estadio Olímpico de La Cartuja.

El Estadio Olímpico de La Cartuja es un estadio de tipo multiuso y ubicado en parte en terrenos del colindante municipio de Santiponce. Por capacidad se sitúa como el tercero más grande de España después del Camp Nou de Barcelona y el Santiago Bernabeu de Madrid.

Se ubica en la Isla de La Cartuja, de la que toma su nombre, lugar de emplazamiento del Monasterio de la Cartuja. El Estadio de la Cartuja se diseñó siguiendo todos los criterios del Comité Olímpico Internacional  con vistas a acoger los Juegos Olímpicos de 2004, cosa que nunca sucedió. Aún así la administración sigue denominándolo “Olímpico”

El estadio es gestionado por la Sociedad Estadio Olímpico de Sevilla S.A., compuesta por la Junta de Andalucía (40% de la propiedad), el Gobierno de España (25%); el Ayuntamiento de Sevilla (19%), la Diputación Provincial de Sevilla (13%) y un 3% repartido a prorrata entre los dos clubes de fútbol de la ciudad: el Real Betis el Sevilla FC.

El coste total de la construcción del Estadio de la Cartuja ascendió a 120 millones de euros.

Diseñado por el equipo de arquitectos Antonio Cruz Villalón y Antonio Ortiz García, el estadio fue inaugurado por los Reyes de España el 5 de mayo de 1999 en un partido de fútbol que enfrentó a las selecciones de España y Croacia, con resultado de 3-1. A partir del 20 de agosto de 1999 albergó el 7º Campeonato Mundial de Atletismo de la IAAF, evento que motivó su construcción. En la actualidad el estadio se explota como sede de grandes espectáculos escénicos y deportivos además de ser sede de numerosas empresas y organismos.

Dejamos atrás el Estadio por una pasarela que conduce a un carril de uso peatonal y ciclista del Viaducto de la Ronda de Circunvalación SE-30 y que conduce a la parte baja del Aljarafe.

Salimos de esta vía peatonal que daba paso a una vía pecuaria  que nos conduciría a una vía de servicio próxima a la entrada a Santiponce. Justo a la entrada de este pueblo una indicación del Camino de Santiago.

El Camino de Santiago es una ruta que recorren los peregrinos procedentes de toda España y de Europa para llegar a la ciudad de Santiago de Compostela, lugar de veneración y donde se hallan  las reliquias del apóstol Santiago el Mayor. Durante toda la Edad Media fue muy concurrido, después fue ligeramente olvidado y en la época actual ha vuelto a tomar un nuevo auge. Los caminos por los que llegan los fieles a Santiago son muy numerosos, parten desde distintos puntos no sólo de la geografía española sin también europea. El que parte desde Sevilla es la Ruta Jacobea de la Vía de la Plata.

La Ruta Jacobea de la Vía de la Plata fue utilizada por los conquistadores musulmanes desde la ciudad andaluza de Sevilla hasta la leonesa de Astorga, desde donde se toma el Camino de Santiago Francés hasta llegar a destino.

Aunque como ruta jacobea no cuenta con la antigüedad de otras rutas históricas de peregrinación a Compostela, este recorrido sigue el trazado de una de las vías de penetración de mayor importancia histórica de la Península Ibérica: la Vía de la Plata.

Pero a pesar de no contar con el legado histórico de otras vías de peregrinación compostelana, ésta es una de las más notorias entre las que recorren España, puesto que en ella confluyen todos los caminos procedentes del sur y muchos de los que lo hacen desde el este.

En la actualidad, la mayoría de los tramos de este camino, están dotados de infraestructuras suficientes para la peregrinación a quienes proceden del sur.

Seguimos por la vía, hasta buscar una entrada al pueblo, mientras dejábamos el Monasterio de San Isidoro del Campo, del que ya tratamos parte de su historia en el capítulo dedicado a la Ruta Camas Santiponce. Hasta que por fín, dimos con la entrada que pasa justo por debajo de la Carretera N-630.

Entramos en la localidad ponciana rodeándola, e intentando memorizar todo el camino que hicimos por la ciudad hace unas semanas  en sentido contrario. Hasta llegar a la otra punta a las afueras del pueblo, tuvimos que emplearnos un poco a fondo ya que el terreno picaba un poquito cuesta arriba, no era muy empinado pero siempre se ascendía.

A la salida del pueblo encontramos la vía verde de Itálica en cuya foto aparece trazada en color verde claro.

La ruta en sí parte desde Camas hasta el Puente de Judío. Aunque en esta edición partimos desde Santiponce, a la altura de las ruinas de Itálica. Es apta para otras actividades como el senderismo o las rutas ecuestres. Sus primeros tramos discurren por estepas de cereales.

Para investigar el origen de esta vía tenemos que remontarnos hasta la década de los 60. Las cercanas minas de Aznalcóllar, al noroeste de Sevilla, estaban unidas al río Guadalquivir a través de un ferrocarril de 27 kilómetros de largo, que hoy se ha convertido en la Vía Verde de Itálica. Dicha vía entre Camas y Sevilla, la ruta se denomina Vía Verde de Camas, que se convierte en la Vía Verde de Camas y Santiponce, hasta llegar a Santiponce y el tercer sector entre Santiponce y el Puente del Arroyo del Judío en Vía Verde de Itálica, ya que solo esa parte está condicionada como vía verde ya que el resto se sigue considerando como antigua trazado ferroviario.

La vía verde se le llama de Itálica por cruzar el yacimiento arqueológico romano que da su nombre y continúa al noroeste de Gerena, por otro tramo. El último tramo del ferrocarril, de 5 kilómetros, desde Gerena hasta las minas de Aznalcóllar, no ha sido reacondicionada para esta vía.

El primer punto de interés es el llamado puente de los Vinateros. Un vinatero es la persona que produce o comercia vino.

Este puente de principios de siglo XX, en realidad se trata de un paso elevado. Por debajo del cual, donde transitamos nosotros discurría el Ferrocarril de Aznalcóllar. Está emplazado  en el término municipal de Santiponce; su estado de conservación no es demasiado bueno porque presenta numerosas grietas, eso no quita que todavía hay quienes se atreven a cruzarlo con vehículos ligeros.

El puente fue construido por la Compañía Gaditana de Minas, porque el ferrocarril en esa zona atravesaba un camino muy antiguo, que comunicaba Santiponce con Valencina y con otros pueblos limítrofes del Aljarafe, y  era frecuentado por los numerosos carruajes de tracción animal que se empleaban en el campo por aquella época.

Desde nuestro punto de vista hacemos mención de esta foto denuncia sobre la situación del estado de esta obra civil, ya que presenta numerosas grietas de gran abertura que pueden suponer un peligro de derrumbe. Lo malo es que el puente sigue siendo transitado y utilizado.

Tras dejar el puente, nos recreabamos con los paisajes de este entorno, su contorno cromático del color de la tierra y del verde de los cultivos era espectacular y en medio un camino compacto color albero regado por las últimas lluvias, serpenteaba hacia el horizonte.

Siguiendo este camino nos aproximamos a una arboleda de eucaliptos flanqueado a su derecha por un cortijo andaluz. Se trata del Cortijo de Villadiego, en el término de Valencina de la Concepción.

En las zonas sureñas de España debido a la actividad agropecuaria, es muy común un tipo de hábitat rural disperso, alejado del núcleo urbano, llamado Cortijo. Consta de zonas de vivienda y otras dependencias propias para la explotación agrícola de un extenso territorio alrededor, compuestos de cuadras, graneros, molinos, corrales o huertas. Su tiempo de apogeo se dio en el siglo XVIII, sobretodo en las regiones de Andalucía, Extremadura y La Mancha.

Estos edificios en su mayor o menor magnitud va dependiendo del tipo de explotación, pero lo más característico es que se encuentran aislados en el campo, muy alejados de las localidades donde se concentra la población. El gran tamaño de las propiedades agrícolas las sitúa en el ámbito del latifundio, y explica buena parte de las características socioeconómicas que se desarrollaron durante los siglos XIX y XX oponiendo el status de un lado a los jornaleros sin tierras y al otro,  los señoritos o caciques  que se abstenían al trabajo de la tierra.

La palabra puede provenir del bajo latín cohorticulum, que es diminutivo de cohors, que significa Cohorte. Esta palabra tiene varios significado como “séquito” o “agrupación”. El Diccionario de la Real Academia lo testifica como derivación de la palabra Corte.

El cortijo es, en su origen, una edificación muy habitual en grandes explotaciones en las que, se va combinando como dedicación principal un sistema de rotación de cultivos con el objeto de aprovechar mejor los nutrientes de la tierra, junto con un aprovechamiento ganadero complementario, que suministraba animales para la labor, posibilitando el estercolado de los suelos para un mejor abono de la tierra, y que aportaba una renta adicional para el propietario. Por tanto el cortijo en sí cumplía una necesidad para muchas personas, posibilitando el alojamiento de trabajadores, estables o jornaleros temporales, y a los propietarios cuando estaban de manera ocasional, pues poco trabajaban su tierra con el sudor de sus manos. Otras dependencias servían para el acomodo del ganado y el almacenamiento de los aperos y productos agrícolas, todo ello en edificios amplios, organizados en torno a uno o más patios de distribución.

El antecedente del cortijo, lo tenemos en la  alquería de la España musulmana y en la villa romana, que también son construcciones propia de las explotaciones agrarias pero según su época.

Tras el pequeño parón y la sesión de fotos de la cortijada, cojimos como el nombre del cortijo, las de Villadiego, para terminar nuestra ruta del día.  Ya estamos cerca por lo que solo con avanzar terminamos la ruta de la Vía de Itálica porque el camino confluía en otros.

Al fin llegamos, justo en el punto de termina la vía verde de Itálica y comienza el antiguo trazado ferroviario de Aznalcóllar, pero eso si Dios quiere será en otro momento.

Nosotros aprovechando que estábamos en un bello paraje y con panorámicas espectaculares, decidimos apostar nuestras bicis que ya bastante trabajo han tenido y recrearnos con el entorno de este lugar.

Polvo y barro, es el color que han tomado hoy el estreno de mi bici y la Poderosa. Qué más se puede pedir, en este tipo de terrenos se sienten como pez en el agua y prueba de ello, será el trabajo que vamos a tener cuando lleguemos a casa, solo hay que ver estas dos fotos para comprobarlo.

El área libre donde estamos situados es un espacio donde confluyen varios caminos como el traíamos con nosotros, la llamada Vía verde de Itálica, la antigua línea de ferrocarril de Aznalcóllar, la Ruta del Agua y la Cañada Real de Medellín.

La Cañada Real de Medellín a Isla Mayor, es un antiguo camino para ganado transhumante ya en desuso que conducía desde León hasta las inmediaciones de Doñana. En la actualidad,  forma parte de actividades de recreo, donde conviven en armonía flora y fauna.

Perdices, cordonices, alondras, mirlos o carboneros junto con otras aves ponen el sonido a este espacio de cañaverales, chopos y álamos. Quisimos hacer el papel de reporteros biólogos y este fue nuestro experimento. Esperemos que puedan disfrutar de él.

Y como no, como habíamos terminado la ruta, turno para nuestra ya tradicional foto familia que nos acemos al acabar.

El puente del Arroyo del Judío era lo que marcaba el fin de nuestro trayecto y al menos punto de paso para otras tres más que hemos descubierto y que haremos en próximas ediciones.

Este puente fue construido por la Red Ferroviaria para salvar el curso del Arroyo del Judío o Arroyo Pie de Palo como también es conocido el cauce, y que permitiese el paso del tren. El puente ferroviario está construido con ladrillos de fábrica prensados y posee el sistema de reforzamiento de arcos con raíles, tiene tres arcos de medio punto iguales y espaciados uniformemente; pero su planta es ligeramente curva, debido al segmento semicircular que existe entre la donde esta ubicada la casi desaparecida Estación de Valencina y la recta que se inicia que conduce a las proximidades del “Cortijo de Villadiego”.

Su coronación está resuelta con los mismos ladrillos de fábrica que se utilizaron para su construcción unos macilentos sillares de granito. Sus arcos se inician casi a ras de suelo, ya que la depresión del terreno en esa zona no resulta tan impresionante y ni tan profunda.

Sobre el estado de conservación hay que avisar de la rotura o del expolio de uno de los zunchos de reforzamiento de los arcos; así como el “descarnamiento” que va sufriendo de uno de los pilares de cimentación del puente en el lecho del Arroyo, a consecuencia de las fuertes lluvias. Si el agua sigue socavando la base arcillosa donde se cimenta este pilar, este puente de Valencina podría fracturarse o agrietearse seriamente. por lo que es conveniente que debiera ser restaurado, aunque se vea mas fuerte que el anterior de los Vinateros. Nosotros quisimos hacernos una sesión fotográfica en él y damos constancia una vez probado su paso de la precaución a tener cuando pasemos por él, por la gran cantidad de piedras sueltas que dificultan el paso y que pueden hacer que patinen las ruedas y el no tener barandas de protección, pueden suponer peligro si no se pasa muy despacio.

Tras dar por acabada la ruta era hora de retornar,  a la carrena por los caminos que traíamos a la ida, en pos, a la vez o por delante de La Poderosa de Nico. Por cierto, había que buscarle un nombre a la compañera de La Poderosa.

Y no iba a tardar mucho, en esta ocasión, la musa de la ocurrencia en poner nombres a las bicis me inspiró al acordarme mientras iba pedaleando,  de aquella figura de la literatura del romanticismo y de la realidad histórica que merodeaba y hacía sus correrías por los campos y sierras de Andalucía. Hoy en día los vemos como auténticos héroes de la sociedad y a la vez como bandidos o forajidos de las leyes, una especie de Robin Hood a la española. Se trata del Bandolero. Mi bici como le ha tocado ese destino  tras venir desde lo más remoto del mundo para correr por estos mismos tipos de caminos que recorrieron con anterioridad y por citar algunos de esos forajidos como; El Tempranillo y El Guapo de Lucena, El Vivillo y El Pernales de Estepa, El Cencerrito de Coripe, El Barquero de Cantillana, El Tragabuches de Arcos de la Frontera, El Cristo de Zahara de la Sierra, Pasos Largos de El Burgo, Diego Corrientes de Utrera o la cuadrilla formada por Los Siete Niños de Écija. Esa fue la inspiración para personificar a la nueva bici como La Bandolera.

Así que, tenemos a La Poderosa y La Bandolera dispuestas a protagonizar nuestras nuevas aventuras del mountain bike.

Volvimos a Santiponce, por lo tanto era la hora y el lugar para hacer parada obligada y reponer fuerzas y de paso también para ocuparnos de nuestra sección gastronómica que hacemos en cada ruta.

Esta vez volvimos  para saludar a Miguel de la Cervecería Enreda2, a quién le dedicamos ahora este espacio de esta parte del blog. Nos gustó tanto  la vez anterior, que decidimos repetir, y además le estamos muy agradecido por su atención y el tiempo dedicado hacia nosotros para compartir un rato y charlar sobre nuestras experiencias con la bicicleta. Por este pequeño detalle, hemos decidido que cada vez que pasemos por el pueblo, nos vamos a acercar a su local de negocio para verlo y de paso dar a conocer las originales tapas de su cervecería situada junto al Parque de Santiponce. Su cervecería se llama Enreda2.

Y vaya si nos sorprendió, dedidimos pedir algo para nosotros por previa recomendación suya, para acompañar a nuestro tradicional par de cervezas, esa si que nos las perdonamos,  pedimos a gañote, una ensaladilla  y unas croquetas que como platos son muy comunes pero que llevan unos ingredientes que al menos para mí eran algo novedosos.

La ensaladilla es un plato originario de Rusia, por este motivo muchas veces se le conoce como ensaladilla rusa,  lo más característico es que se elabora con papas y puede combinarse con otras verduras, atún o pollo. Lo principal es que lleva mucha mayonesa. En este caso Miguel, nos la combinó con pollo y piña que por mi parte nunca he probado algo así y os lo puedo recomendar, por su sabor, tiene una sensación que al tomar es menos pesada que las comunes. Este plato fue inventado en  el año 1860 por Lucien Olivier, chef del restaurante Hermitage, uno de los restaurantes más conocidos de Moscú.

La versión original se servía fría y llevaba una especie de vinagreta, y es por esta razón por la que esta receta la denominan en otros países como ensalada Olivier, en honor a su inventor. Los ingredientes que empleaba la receta original de Olivier eran caros (por ejemplo empleaba carne de venado) y su composición así como su preparación eran un secreto oculto tanto por Olivier como por la familia que regentaba el Hermitage. Cuando el Hermitage cerró en el año 1905, la receta original se perdió, siendo imposible reproducirla hoy en día debido a la inexistencia de documento o receta que describa su elaboración exacta.

El plato trascendió más allá de los Urales, y llegó a Ucrania donde se le agregaron ingredientes más baratos tales como guisantes tiernos y pepinillos, y el venado fue sustituido por pollo. Actualmente es uno de los platos que más se consumen en Rusia, quizás por no ser un plato laborioso y del cual se puede saciar suficientes comensales en las festividades familiares. El plato tiene diferentes variantes. En las ciudades cercanas al extremo oriente de Rusia le agregan arenque y también pepinos no encurtidos. En el sur de Rusia,  le añaden vinagreta y zanahoria.

Es de la importaciones rusas más aceptadas en nuestro país  ya que el plato es tan popular que casi no hay bar que no lo presente entre sus “tapas” más populares o como aperitivo, siempre en su propia versión.  En España se toma, bien como ración o como una tapa. Suele servirse fría, recién salida de la nevera o refrigerador.

En cuanto a la otra petición, la croqueta, contar que este alimento tiene su origen en Francia. La propia palabra  croqueta es un galicismo que proviene del francés “Croquette” y la voz proviene del verbo croquer que significa “crujir”, ya que el bocado del alimento cruje al morderlo.  El plato es una porción de masa hecha con un picadillo de diversos ingredientes que ligado con bechamel, se reboza en huevo y pan rallado y se fríe en aceite abundante y bien caliente. Suele tener forma redonda u ovalada. En este caso, la idea de Miguel añadirle roquefort mezclándolo los ingredientes de la espinaca y los piñones, estuvo muy espectacular por a los dos nos encantó.

No se sabe con exactitud cual sería el origen de este manjar, podemos apostar que ese honor puede corresponder a Francia, aunque otros datos nos dice que puede provenir de los Países Bajos donde también son muy populares. En cualquiera de estos países, las croquetas forman parte de su alimentación como acompañante de otros platos o como plato principal o incluso como aperitivo. No obstante, hay datos demostrados que se remontan a principios del S.XIX cuando un conocido Chef francés de nombre Antonin Cáreme apostó por este plato para introducirlo dentro de la cocina de los inglesa. En un banquete especial, Antonin, preparó para el príncipe regente de Inglaterra y el Gran Duque Nicolás de Rusia, este alimento elaborado.

En otros idioma esta este plato se conoce tanto en inglés como en francés como croquette, krokette en alemán, croquete en portugués o crocchetta en italiano.

Terminado con este entremés dentro del blog, recomendamos si tienen oportunidad de visitar Santiponce para ver las Ruinas de Itálica o como punto de paso por este pueblo o mismamente si hacen el camino de Santiago desde Sevilla, o si deciden viajar a Sevilla, sepan que en la Cervecería Enreda2 disponen de una amplia variedad de platos a probar con un toque muy detallista.

A parte de dedicarle a Miguel este pequeño apartado, quisieramos agradercerles el  ya comentado rato de compañía que nos obsequió para charlar con él y compartiendo impresiones sobre el mundo de las bicis, este deporte y sitios cercanos para practicarlo.

Ya era hora de partir y regresar a Sevilla, por lo que tras terminar este homenaje gastronómico nos despedimos de Miguel y esperemos que hasta otra ocasión.

Nos dirijimos de Santiponce a Sevilla hasta el Estadio Olímpico, después entramos por el Parque del Alamillo para pasar por San Jerónimo, y Nico me acompañó hasta el Puente de la Barqueta, después vuelta a casa acabando así el primer viaje con la nueva bicicleta.

Al termino del día había completado una distancia de 49,8 kilometros, marcando en el odómetro de mi cuentakilómetros un total de 60 desde que estrené esta nueva bicicleta a partit de mi primera pedalada, una primera pedalada que ahora con este nuevo vehículo buscará otro tipo de aventuras. Aventuras que van a recordarme mucho,  aquellas iniciadas con mis primeros pasos en esta práctica hace mucho tiempo y que con los que encontré las sensaciones de todo aventurero: explorar nuevos recorridos, orientarse por los caminos, encontrar otros lugares y descubrir el maravilloso mundo en que vivimos. Sentir ese espíritu de aventura toca ahora vivirlo con la Trek 6000, con La Bandolera.

Publicado en Uncategorized | 4 comentarios

MOUNTAIN BIKE PARA LA MUJER

El mountain bike ha crecido tanto de la misma forma que las mujeres también lo practican que más adopción. Antiguamente si una mujer quería salir a realizar este ejercicio se le buscaba una bicicleta pequeña de hombre, se le reducía la potencia y se le adaptaba un sillín más ancho, y se enfundaba ropas con los colores más apropiados de la mujer.

Afortunadamente este mercado va dando pasos al frente en beneficio de ellas donde ya la mujer dispone de varias gamas específicas para la mujer.

Bicicletas con cuadros más pequeños, zapatillas más estrechas porque sus pies son de menor tamaño que los del hombre, manillares y guantes más pequeños, ropa que se ajuste más al cuerpo femenino…

En cuanto a los maillot, los fabricantes disponen de una línea femenina más pequeño y estrecho en tallas, algunas disponen de sujetadores deportivos integrados. La mejor recomendación es que la mujer debe elegir un maillot que se adapte al cuerpo evitando que le apriete las axilas y el pecho. Muchas mujeres optan camisetas sin mangas o de tirantes para evitar el moreno ciclista, pero es mejor llevar los hombros cubiertos, como protección en caso de caida. Para evitar las marcas de sol, lo mejor es usar protección solar. Además el día que una mujer elija llevar mochila de hidratación con unas tirantas se sentirá incómoda por el roce de los tirantes.

Los pantalones es una parte muy importante para que la mujer practiquen mountain bike, én este caso la mujer debe adquirir los mejores que puedan conseguir en el mercado. En este caso con badana y siempre que los compre a pares porque los modelos van mejorando de calidad con el tiempo. Si tiene que elegir entre baggies (pantanlón que se la adapta una badana) y unas mallas de licra, problamente el primero sea más cómodo y más fresco.

Las zapatillas está diseñadas especialmente para la mujer. Suelen ser más estrechas que las de los hombres. Lo recomendables es que sea un calzado que se ajuste al pie evitando las que el quede holgado.

Los guantes está diseñados en su mayoría propios para la mujer en cuanto a talla.

Los cascos son más ligeros y pequeños, algunos presentan huecos en las correas traseras para las coletas.

Las gafas deben ser de montura pequeña mejor que de talla única.

Para elegir la bicicletas más adecuada, debe tener en cuenta que el cuerpo de los hombres difiere del de las mujeres, evite comproar una bicicleta de talla del hombre, el resultado de esta mal asesoramiento es el sentimiento de dolor que podría coger sus brazos y hombros, esto es producido porque el tubo horizontal es demasiado largo para el torso de una mujer.

En cuanto al sillín, las mujeres en cuanto tiene las piernas más largas que las de un hombre mueven replegándolo para compensarlo y conseguir la máxima potencia de pedaleo.

Por tanto una mujer que monte una bicicleta de hombre irá demasiado inclinada en el manillar y no podrá pedalear correctamente. La solución es comprar un bicicleta diseñada específicamente para la mujer, que se caracterizan por tener tubulares horizontales más cortos y ángulos más abiertos, pipas de dirección más verticales.

También estas bicicletas para mujeres permiten adoptar una posición más erguida y más correcta sobre el sillín, si se inclina mucho sobre el manillar, le resultará incómodo y doloroso el poder practicar este ejercicio con más asiduidad. Al sentarse la mujer lo hace sobre los huesos de la pelvis. La pelvis de la mujer es mucho más ancha que la del hombre y por esa razón las mujeres deben de sillín más ancho que los diseñados para el hombre y sobretodo que tenga acolchado de gel. Es conveniente además que presente un surco en la zona central que minimice el contato con el trasero y el asiento.  Al principio de la práctica ciclista el sillín será una especie de tortura, pero también para los hombres, pero eligiendo un modelo adecuado se podrá acostumbrar.

Lo último, los manillares y los puños, hay que asegurarse que podrá conseguir los recambios que necesite, lo que sí es aconsejable que unas manetas de freno deben estar más cercanas al manillar, esto al perder más recorrido hay que ajustar más los cables.

Bibliografía (c) Tim Brink. Complete mountain biking manual. New Holland Publisher, Ltd.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

RUTA A GELVES

Domingo 22 abril , el mismo día en que se celebra el Día Internacional de la Tierra desde 1970 a iniciativa de los norteamericanos y con el objetivo de tomar conciencia de los recursos naturales de la Tierra y su aprovechamiento y uso logrando un mundo mejor para los nuestross, íba a participar junto con Nico en otra nueva incursión rutera por el Aljarafe.

Si primero fue Camas, posteriormente San Juan de Aznalfarache y luego Santiponce, el turno en esta ocasión iba a ser el más acorde para este marco reivindicativo de conciencia mundial gracias a este día de la Tierra, iba a ser el pueblo de Gelves, sobretodo por sus parajes naturales y parques de alrededor, para reivindicar esa conciencia del Día de la Tierra.

La verdad es que sería una casualidad que coincidiera estos dos aspectos, ya que teníamos previsto ir a Gelves con más antelación, pero entre lluvias y fiestas de Semana Santa no pudiemos ir hasta hoy, precisamente hoy.

El punto de encuentro lo fijamos para las 11:00 horas, con un sol estupendo durante la mañana, salí desde mi barrio en dirección Cardenal Ilundain hasta el Muelle de las Delicias, allí esperaba Nico. Una vez reunido, tomamos la dirección del puente que estaba cerca hacia el Barrio de Los Remedios, continuamos por la ahora Avenida Presidente Adolfo Suarez pasando justo al lado de la Feria de Abril.

La feria es una fiesta de carácter religioso o civil y surgió  a partir de la Edad Media con el auge de las ciudades gracias a la actividad de los negocios y venta de mercaderías de todo tipo de artículos. Se daban en la mayoría de ciudades con una asiduidad semanal o diaria cuando se concertaba el mercado, o la reunión de comerciantes, lo que sí indicar que estos encuentros siempre tenían más un marcado tipo comercial más que festivo. En un principio surgieron para que los comerciantes que no podían proveerse de mercancías en las cercanías pudieran hacerlo en un sitio específico y en una fecha señalada, sobre todo al por mayor.

Al ser tan numerosos los mercados y con el fin de que éstos pudiesen desarrollarse con tranquilidad, hubo de hacerse un código de respeto.

Con el tiempo se fijaron fecha de celebraciones, siendo por costumbre de duración semanal, se organizaron para evitar coincidencias con otras ciudades cercanas y así poder desplazarse de un mercado a otro estos vendedores. Tomaban como inicio para estas ferias, las fechas que mejor coincidían con el buen tiempo.

Alfonso X, “el Sabio”, constituyó para Sevilla a mediados del siglo XIII, dos ferias al año (en abril y en septiembre) con una duración cada una de 30 días.

Los orígenes de la Feria de Abril tal y como la conocemos actualmente datan de 1846 cuando Narciso Bonaplata y José María de Ybarra redactaron una propuesta que llevaron al Cabildo Municipal pidiendo que le autorizaran durante los días 19, 20 y 21 de Abril la celebración de una feria anual.  En marzo de 1847, la reina Isabel II concedió a Sevilla el privilegio de feria, celebrándose un mes más tarde la primera de la ciudad con la duración de los tres días expresados.

El Cabildo Municipal vio que la idea era buena y además estaba secundada por numerosos ganaderos y agricultores. Ahí es cuando comienza la primera Feria de Abril sevillana.

La primera feria ganadera se ubicó en el Prado San Sebastián. Contaba con un total de 19 casetas y fue tan grande el éxito obtenido que pocos años más tarde, en 1850, hubo que separarse lo que era la mercadería del ganado y el espacio para la diversión.

Mientras avanzabamos se notaban muchos preparativos de organización, incluso la portada ya está preparada, nos paramos para contemplarla detenidamente ya que es uno de los símbolos que dan más identidad a esta fiesta sevillana.

Para ver el origen más exacto del Arco de la Feria, hay que remontarse a 1896, aquel año se ubicó en la zona la denominada Pasarela, una estructura de hierro, que servía de paso elevado sobre el recinto ferial, tenía cuatro escaleras de acceso y un quiosco central en la confluencia de las mismas que era adornada con globos de luz blanca durante los días que duraba la fiesta. Esta estructura se desmontó en 1921 con motivo del ensanche de la calle San Fernando. A partir de entonces como recuerdo de la pasarela se comenzó a instalarse anualmente una portada de entrada a la Feria.

Otro de los datos curiosos se da en el año 1914 cuando los tres días se convierten en cinco. La suma de otro día de feria, más el sexto se produciría en 1952.

A partir de la década de 1920, la feria se empieza a parecer a lo que es ahora, muy similar a una ciudad artificial de sólo unos días de duración donde se instalan casetas puestos de vendedores o atracciones.

Durante años el recinto de la feria se conoció como “la Pasarela”, debido a una estructura existente que era utilizada para cruzar la calle, hasta el año 1973 que fue necesario cambiar el recinto ferial por las distintas demandas, de feriantes y organismos públicos. El espacio se quedó pequeño y su lugar de asentamiento se trasladó al barrio de Los Remedios, una zona con una medida de 1,5 km por 600 m, con nombre propio el “Real de la Feria”, con calles que fueron bautizadas con nombres de toreros de todas las épocas y adornadas de farolillos.

La primera portada que se levanta en la Feria data del año 1949. Cada año la portada está dedicada a algún acontecimiento importante, monumento o edificio de la ciudad, pudiendo alcanzar una altura cercana a los 50 metros de arcos y torres con cierto toque de arquitectura regionalista, y puede ser observada tanto de día como de noche gracias a los varios miles de bombillas que la iluminan, pero, el origen de estas portadas en la Feria se remonta casi a sus orígenes, pues llegó a convivir hasta 1868 con la llamada Puerta de San Fernando de la antigua muralla. Posteriormente ejerció como portada la propia Pasarela que fue eliminada en 1921.

La portada de la Feria 2012 estará inspirada en la fachada de la iglesia de El  Salvador como homenaje del 300 aniversario de su construcción, la portada recuerda también el 200 aniversario de la Constitución firmada en  Cádiz en 1812 con la inscrpción de la fecha en la parte superior de la portada,  así como el 20 aniversario de la celebración de la Expo ’92 que acogió Sevilla,  recogido en cada una de las columnas con el símbolo de la Exposición.
La portada, respeta las medidas  de otros años, con una altura de 40 metros y una anchura de 50.

Al reunudar la marcha, nos topamos aparcada junto a un árbol, una bicicleta igualita que “El Moscardón”, mi Bh Force de 23 años. La verdad es que hay gente que conserva toda una vida este tipo de bicicletas, imagino el mimo y el cariño que debe tener este dueño de un modelo de bici que data de 1988.

La mía es de un año posterior y claro en ese momento en que ahora todo el mundo tiene bicicletas con cuadros de aluminio, horquillas de suspensión, frenos hidraúlicos, bujes, pedales automáticos y otra serie de tecnología innovadora , El Moscardón y esta bici de Los Remedios, sigue añorando las primeras pedaladas que se dieron en España en el mundo de la Mountain Bike, su estructura de acero que la hace más pesada que las actuales de aluminio, frenos V-break con presión de pinzado, horquilla fija cuya única suspensión son la resistencia de las ruedas que amortigüan las saltos, tuercas de fijación de las ruedas en vez de bujes… Así rindo homenaje a este tipo de bicis pioneras en este mundo del Mountain Bike, quién sabe si encontraré alguna otra como la mía.

Dejamos atrás la vistas de la Feria y giramos por calle Santa Fe y continuamos por López de Gomara, abandonamos Sevilla por la Avenida de Coria, iniciando una subidita hasta salir al Charco de la Pava, que lo tenían tomado con vallas para aparcamientos. Abandomanos aquel lugar por una vía de servicio que conduce al Puente Basculante de San Juan conectando con el pueblo del Aljarafe.

Una vez en San Juan seguimos la acera hasta dar en la parte izquierda por un descampado contiguo al Río Guadalquivir, desde allí comienza el paseo fluvial que enlaza con otro tramo del Corredor Verde Metropolitano.

En este caso sólo íbamos a tomar un tramo, ya que el Corredor está segmentado en varias partes. Éste por el que llegamos para intentar llegar iba a ser con unas vistas espectaculares junto al Río.

Guadalquivir proviene del árabe “wadi” que significa Río y “al Kabir” que significa Grande, es el quinto fluvio más importante de la Penísula Ibérica

La primera civilización que lo conoció fue la fenicia que la denominó Betis y dio nombre al territorio próximo Beturia y tras la conquista romana el área que riega este río pasó denominarse Bética.

Dentro de este área notamos la vida bucólica que otorga un río, árboles y plantas ribereñas, el cantar melódicos de los pájaros, y pescadores con su cañas de pescar que echan su tiempo y paciencia disfrutando de este arte. Pero nuestro camino continuaba hacia delante, y ya faltaba menos para llegar. Pero qué ve Nico con tanta solemnidad…

…Pues una gran superficie, el Centro Comercial Decathlon Alavera,  una compañía y cadena francesa de distribución de material deportivo vinculada al grupo Auchan. Vende productos al por menor en sus hipermercados, vende en sus tiendas un gran número de productos fabricados en países asiáticos con salarios bajos. La empresa ha sido criticada por haber recurrido a proveedores que no respetan los derechos de sus trabajadores. Con respecto al deporte del ciclismo tiene la marca propia de bt’win y rockrider.

Pasado el Decathlon a unos metros más adelante nos encontramos con la primeras casas de Gelves.

Gelves es una localidad sevillana situada a orillas del Guadalquivir, y cuyos orígenes se remonta a Gelduba, vocablo que proviene del pueblo Celtibérico, que fuera contemporáneo de los Turdetanos y descendiente del pueblo Tartesso. Gelves, como núcleo poblacional desde la época romana, estaría enclavado en el “fundus Olbensis”, o lo que es lo mismo, en una o varias explotaciones agrícolas, como lo demuestra la visita que nos hizo el arqueólogo francés Michel Ponsich, en 1974, quien encontró, tanto en las haciendas del Cañuelo, como en la del Pandero y Simón Verde, o en el mismo casco antiguo del pueblo, restos arqueológicos de época romana. Más tarde, con la llegada de los árabes a la Península la llamaron “Ge-Bal”, que según la desafortunada traducción que realizan como siempre, significa“monte de recreo”.

Una vez entrados en Gelves llegamos a la travesía, dirección Coria. Encarrilamos por un vericueto de la cuneta hasta aproximarnos al residencial del puerto de Gelves, allí accedimos para ver el Puerto fluvial.

Este puerto fluvial gracias a su proximidad al Parque de Doñana y a sus aguas calmas y abundantes hacen un lugar formidable para el recreo y las actividades deportivas y aquellas de carácter naturista. Debido a su situación es uno de los puertos más seguros del Sur de Europa, ya que apenas tiene ambiente salino.

Gelves, es una población que ha vivido tradicionalmente de la agricultura. Muy próximo al Guadalquivir, el puerto de Gelves permite las prácticas deportivas fluviales y se considera como el único puerto deportivo fluvial del sur de Europa.  Además, cuenta con una amplia oferta de servicios técnicos y materiales para la reparación de embarcaciones.

La tradición marinera de Gelves favoreció con la construcción de este puerto, tanto es así que desde 1995 celebran una feria náutica de gran importancia y promueven diversas competiciones deportivas acuáticas, tales como el remo, la vela o el piragüismo. Así mismo cuenta con una Academia de enseñanzas náuticas.

Visto el puerto, lo abandonamos dando marcha para hacer un trayecto por el Camino de las Huertas, camino recién arreglado y próximo al curso del río.  La vía mejora considerablemente la comunicación entre el casco urbano de Gelves y las parcelas de uso agrícola que se ubican en la Vega próxima al río, que responde a la insistente demanda de sus usuarios habituales, como propietarios de fincas, practicantes de deportes, paseantes  o caballistas, ya que durante nuestra marcha vimos todos estos usuarios del trayecto.

Toda la zona andada son áreas de cultivos, el camino tiene fin, cuando llegamos a él dimos vuelta hacia atrás para llegar de nuevo a Gelves y hacer un poco de visita turística por el pueblo.

Llegados al casco urbano gelveño, hicimos parada en la Plaza Joselito el Gallo, para tomar una cerveza de la Peña Bética Cultural Rogelio.

En la plaza se erige un monumento dedicado a este torero nacido en Gelves.

Joselito El Gallo, es el nombre más conocido del matador José Gómez Ortega que nació en 1895 dentro de una familia de artistas y toreros, vivió sus primero años en la llamada Huerta del Algarrobo, allí su padre Fernando Gómez García, también matador de toros, construyó un pequeño coso para transmitir a su hijo y a su hermano Rafael Gómez apodado como su hermano El Gallo, su amor y arte por el toreo.

Junto a su amigo y rival Juan Belmonte formaron las bases de la actual tauromaquia, cuya época fue considerada como la Edad de Oro del Toreo.

La tarde del 16 de mayo de 1920 en Talavera de la Reina, una plaza de tercera categoría, fue incluido a última hora para el festejo, en un mano a mano con su cuñado Ignacio Sánchez Mejías casado con una de sus tres hermanas. El quinto toro, Bailador, de la ganadería de la señora viuda de Ortega, pequeño y burriciego porque sólo veía de lejos, lo empitonó, causándole una cornada en el vientre que le produjo la muerte. Tenía solo 25 años.

Este momumento preside la Plaza en honor a este ilustre matador y es obra del escultor Lorenzo Collaut Valera, proyecto para cumplir el 50 aniversario de la toma de alternativa de manos de su hermano Rafael. La escultura fue financiada en parte por suscripción popular. La fecha inaugural fue el 26 de abril de 1964. La obra realizada en metal representa al diestro en postura altiva y victoriosa tras dar la estocada al toro de lidia.

Tras tomar nuestro refrigerio nos acercamos al Parque de El Cañuelo. Un parque que aprovecha la situación de una antigua mina de agua. Es un parque que ofrece espacios para el paseo, el reposo, la charla o la lectura en algún banco. Es un parque que puebla la llamada Cornisa de Simón Verde y las aguas de sus manantiales recorren hacia fuentes y aljibes y se aprovechan para el riego de árboles y arriates que trazan los pequeños caminos que surcan el área.

Para la construcción de este parque se conservaron algunos signos de identidad, como las de un antiguo cortijo llamado El Cañuelo, cuya primera referencia histórica data de 1558. Para ubicar este parque decimos que está al sur de la Cornisa del Aljarafe, próximo al recinto ferial del pueblo y la piscina municipal.

Y justamente aquí, a la salida de este parque nos encontramos con el nirvana de todo biker, una trialera, un camino lo suficientemente ancho para que pueda circular un solo ciclista. La trialera que conecta dos parques de la Cornisa, el Parque del Cañuelo con el Parque de los Manantiales. Todo este entorno natural forma parte de la Cornisa de Gelves que es por donde estamos surcando los senderos.

El parque en sí está en la falda de la Cornisa y representa casi la totalidad de su superficie. La mayor parte de la vegetación está ocupada por cultivos arbóreos de olivar en distintos grados de conservación y tiempo cultivado. El área es muy abierta, aunque está siendo colonizada en parte por retama y, en menor grado, por hinojo, así como por algunos ejemplares aislados de especies exóticas, como la Acacia.

Desde la trialera podíamos divisar a nuestra derecha el pueblo de Gelves y más senderos paralelos y perpendiculares, tanto monte arriba como monte abajo.

A través de su historia Gelves ha destacado por los manatiales de aguas cristalinas. El punto de llegada de este parque es la zona de Los Manantiales. La enorme pendiente del terreno favoreció la construcción de una cascada alimentada por bombas de agua para la cantidad de albercas, acequias o canales del lugar.

Salimos del Parque por la urbanización del Virgen del Rocío, para adentrarnos nuevamente en el pueblo, esta vez como Nico ya llevaba consigo un bocadillo desde casa, compré uno en una tienda de salami, porque sentíamos que la hora nos marcaba alimentarnos. Y nos fuimos al Parque del Redondel para parar y comer antes de afrontar la subida a la Cornisa de Simón Verde.

Mientras nos sentamos en un banco del parque tomándonos los bocadillos acompañados de cerveza, observabamos uno de los monumentos más representativos de Gelves, la Iglesia de Santa María de Gracia. Es un edificio de estilo barroco, que presenta en su interior planta de cruz latina con capilla en un lateral. Para el que la quiera visitar presenta un retablo Mayor de mediados del siglo XVIII, junto con las esculturas que se encuentran en este de San Joaquín y Santa Ana que son del siglo XVII. También hay otras obras de escultura, lienzos y piezas de orfebrería de estilo barroco que se realizaron en los siglos XVII y XVIII.

Terminado el bocata reanudamos la marcha para subir la Cornisa de Simón Verde, parte de una vía verde que conecta Gelves con la parte alta de San Juan de Aznalfarache.

Cuando el terreno estaba más empinado y dificil de escalar dejamos la montura para realizar el “walk with bike” (caminar con la bici), un remedio para aquellos ciclistas no preparados para subir grandes cuestas. Con un poco de paciencia volvimos a montar por tramos más suaves hasta llegar al alto. En ese momento la inspiración de Nico para bautizar a su bici surgió llamándola “La Poderosa”.

No quedamos un poco para ver las espectaculares vistas desde este sitio hacia Sevilla, un verdedero mirador donde se llegar a divisar la Sierra Sur. Aprovechamos para hacer una sesión de fotos antes de volver desde este punto para casa, incluyendo nuestra tradicional foto familia de la ruta.

Tras recrearnos con estas vistas,  salimos para realizar la vuelta a casa hacia la urbanización, y buscamos la salida hacia San Juan de Aznalfarache. Descendimos la Cuesta de Cross ya carretera de travesía, donde Nico alcanzó una media de 52 km/hora, yo fui más comedido solo alcancé los 40 aproximadamente y en la curva entramos a la izquierda según el sentido que llevábamos por camino que conducía al Parque de los Pitufos. Ya todo era conocido, realizamos el mismo recorrido que el publicado en la ruta que con anterioridad dedicamos por San Juan de Aznalfarache y salimos de esta población  por el Puente Basculante de San Juan.

Llegamos a Sevilla y transitamos hasta el Puente de la Barqueta donde nos despedimos para otra ocasión y cada uno volvió para su casa completando su particular ruta. Por mi parte con la de este día, desde que empecé esta práctica en Septiembre de 2011, ya he alcanzado los 1000 kilómetros, dejando mi odómetro en 1021,9 kilómetros totales.

DATOS DE LA RUTA

DISTANCIA RECORRIDAVELOCIDAD MÁXIMA

VELOCIDAD MEDIA

TIEMPO EMPLEADO

TEMPERATURA

CALORIAS

GRASA

39,826 KM41,9 KM/HORA

13,1 KM/HORA

3 H 02 MIN 05 S

25,1ºC

9972,2

342,01

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

MARCHA EN BICI SEVILLA ESTE

Mes de abril, comienza la temporada de las marchas en bici por los barrios de Sevilla.

En 2012 hay programadas a lo largo del año un total de seis. La primera cita es la de Sevilla Este.

Las marchas en bici por distritos son fomentadas por el Instituto Municipal de Deportes  que es el organismo responsable del deporte municipal en la ciudad de Sevilla y desarrolla sus competencias dentro del Área de Cultura, Educación, Juventud y Deporte del Ayuntamiento de Sevilla.

En esta marcha no sólo participan adultos también niños, debiendo los menores de edad ir acompañados de un familiar responsable. El objetivo que se pretende   es el disfrute de las calles por la familia de forma divertidaque la familia.

La única obligación es acudir con casco y ropa deportiva.

Nico y yo como buenos cicloturistas que nos estamos haciendo no podíamos faltar a esta cita y quedamos a las 10 de la mañana en Avenida Kansas City frente a la Estación de Santa Justa. Allí nos encaminamos hacia la barriada de Sevilla Este pasando por San Pablo, Avenida Montesierra y antes de llegar al Palacio de Congresos FIBES, giramos a la derecha donde estaba ubicado el punto de concentración.

La convocatoria de presentación en el lugar para participar  es media hora antes de efectuarse la salida, allí al pasar por el control instalado al efecto se hacía entrega de una camiseta de recuerdo y un ticket para el sorteo posterior de bicicletas. Con el frío que hacía me vino hasta bien ponerme la camiseta de recuerdo que era esta de color blanca y gris.

La salida estaba situada en la calle Doctor Ríos Sarmientos, junto al Centro de Tecnificación de Tenis Blas Intante. Allí poco a poco iban a llegar los participantes para esta marcha dominical.

El paseo por las calles se hacía a ritmo lento, un grupo de bicicletas que circulaban por delante abriendo la marcha. Recorrimos por el moderno barrio de Sevilla Este por las  calles Urbano Orad, Avenida de las Ciencias, Avenida Alcalde Luis Uruñuela  tomamos las Rotonda Palacio de Congresos, Calle Secoya y entramos por el Barrio Parque Alcosa por Avenida de Chivas.

En la Calle Turia hicimos la primera parada de reagrupación, para que no se dispersara tanto la marcha.

Mientras esperabamos la reanudación de la marcha Nico luce sus guantes cortos color rojo del Lidl.

Y yo mis llaamativos guantes amarillos…

Reanudada la marcha continuó el pelotón por la calle Almendralejo, Birmania, Avenida del Deporte, Rotonda avenida del Deporte hasta salir a las afueras de la Barriada de Torreblanca, contuamos por la Vía auxiliar Torreblanca hasta el Paseo del Canal de los Presos que fue el siguiente punto de reagrupamiento.

Fue edificado durante los años del antiguo régimen por presos políticos (como otras obras realizadas en distintos puntos del país en esos momentos), como el canal del Bajo Guadalquivir, antes llamado “de los presos”, que divide el barrio en dos partes.

La de Torreblanca era la última parada de reagrupamiento porque ya quedaba poco para llegar la lugar de partida. El último trayecto de la marcha era salir de Torreblanca por la Avenida de Pero Mingo y continuar de nuevo entrando por Sevilla Este por Avenida del Deporte, Avenida de la Aeronáutica para llegar de nuevo a la calle Doctor Ríos Sarmiento que es donde estaba ubicada la llegada.

En la zona de llegada y una vez llegados todos los participantes, se realizó un fin de Fiesta con exhibiciones de trial bike, avituallamiento de bebidas y un sorteos de bicicletas de la marca italiana MBM, distribuidas en Sevilla por Quiquecicle.

Este que sostiene Nico es mi número para el sorteo de estas bicicletas holandesas. No hubo suerte otra vez será.

Una vez terminado el sorteo nos volvimos para casa. Trazando el mismo camino que en la ida. Al final la mañana del domingo ha dado para hacer unos 29 kilómetros, un buen ejercicio para mantener el tono.

La próxima cita, Nervión día 6 de mayo.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario